“Dudamos que AMLO llegue por salud a 2018”

Hilda Flores Escalera, titular del organismo de mujeres del PRI, afirma que el presidente de Morena opaca a su abanderada en Edomex; candidaturas no dependen del sexo, sino de competitividad, dice
Hilda Flores Escalera, titular del organismo de mujeres del PRI. (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
13/03/2017
02:14
Alejandra Canchola
-A +A

[email protected]

La senadora del PRI y titular del organismo de mujeres de ese partido, Hilda Flores Escalera, pone en duda que la salud de Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena, le permita contender de forma adecuada por la Presidencia de la República en 2018.

Ella es uno de los rostros que sobresalen en los nuevos cambios al interior del tricolor. Legisladora por Coahuila, es la nueva dirigente del Organismo Nacional de Mujeres Priístas (ONMPRI) y desde la toma de protesta tiene bien definido su objetivo: hacer ganar al PRI con las mejores candidatas.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Hilda Flores celebra el principio de paridad de género, pero reconoce que aún quedan pendientes; sospecha que Andrés Manuel López Obrador no llegará a 2018 por cuestiones de salud y lamenta que la candidata de Morena al Estado de México, Delfina Gómez, quede a la sombra del personaje que ha competido en dos sexenios por la Presidencia de la República.

Para la coahuilense, el camino de cualquier partido político rumbo a las elecciones de 2018 será difícil; sin embargo, el PRI está empeñado en llevar al mejor candidato a la carrera por la Presidencia de la República.

Asegura que el resto de los partidos políticos deben preocuparse por ellos mismos y ver en el candidato o candidata del Revolucionario Institucional un riesgo importante.

 

El camino rumbo al 2018

Sobre el Estado de México, ¿Delfina Gómez, de Morena, y Josefina Vázquez Mota, del PAN, representan un riesgo para Alfredo del Mazo?

—Me parece que una cosa es buscar la participación política de las mujeres porque tenemos el derecho y otra es su desempeño en el campo electoral, en el campo de batalla.

Lo que va a buscar el PRI en todo momento es generar liderazgos muy competitivos. Para nosotros, en el Estado de México la mejor opción en este momento es Alfredo del Mazo, un candidato absolutamente competitivo, independientemente del género.

 

¿La propuesta que hizo Morena con Delfina Gómez para la candidatura en el Estado de México fue acertada? ¿Compite con la del PRI y la del PAN?

—Yo lo que quisiera es ver que la candidata tuviera una mayor participación en el proceso electoral. Hoy hemos visto que ella ha estado sometida a la presencia de López Obrador a lo largo de estos días en que se han llevado a cabo actividades para este periodo electoral. En el PRI quisiéramos ver su desempeño como candidata, auténtica, dejando a un lado la figura de Andrés Manuel. Será muy lamentable que requiera la figura de un hombre para poder aspirar o para poder llegar al cargo.

 

Si Delfina gana, ¿será por Andrés Manuel López Obrador?

—Qué lamentable sería que fuera ese el caso. La hemos visto, en la mayoría de las participaciones, que está totalmente vinculada a la figura de Andrés Manuel López Obrador; para nosotras como mujeres es muy lamentable y como partido político también, que una candidata requiera de la imagen, en este caso de un hombre, o de un personaje para poderse fortalecer o para llegar a cumplir sus propósitos y sus objetivos. Me parece que la candidata debe demostrar en esta campaña quién es ella, qué es lo que está buscando, qué es lo que le ofrece a la gente, porque si no, difícilmente pudiéramos apreciar en ella a una candidata auténtica, genuina, que está realmente buscando gobernar ese estado.

 

¿A Vázquez Mota no la ve sometida a la figura de alguna persona masculina dentro del PAN?

—Pues no, nunca lo he visto. En el caso de Delfina, pues ha sido absolutamente evidente.

 

¿Qué opina de Andrés Manuel López Obrador?

—Está haciendo su trabajo, veremos si esta ocasión sigue participando porque tenemos dudas si en términos de salud podrá llegar a 2018.

 

¿Ve el riesgo de que AMLO no llegue a la candidatura de 2018?

—Pues hemos visto que a lo largo de estos años ha venido recayendo en algunas ocasiones. Por eso digo que si su salud se lo permite, lo veremos ahí. Realmente no hemos conocido nunca su estado de salud a través de un parte médico, pero si su salud se lo permite, ya veremos qué opinamos sobre si participa o no en 2018 y qué estaríamos pensando sobre eso.

 

¿Cómo ve al PRI rumbo las elecciones en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, y antes de 2018 con los cambios que ha tenido?

—En el PRI estamos inmersos en un proceso de autocrítica, de reflexión constante; somos un partido que está buscando siempre tener mayor cercanía con la gente, corresponder a las causas sociales y en la medida en la que nosotros podamos brindar las mejores respuestas, las mejores soluciones a lo que le inquieta a la gente, en esa medida la gente va a estar buscando como alternativa política al PRI.

En ese tenor, a lo largo y ancho del país se ha generado una serie de actividades de encuentro con la sociedad para fortalecer esta presencia del PRI. En el caso de las tres entidades federativas en las que se habrán de renovar los gobiernos, se ha trabajado de manera muy intensa. Es un partido que está en constante transformación y buscando siempre estar cerca de la gente, porque esa es la única manera en que podemos darle solución a la problemática social y que podamos transformarlo en política pública.

 

¿Ve al PRI con una candidata, por ejemplo, Ivonne Ortega?

—Hay grandes cuadros, hombres y mujeres que se reflejan constantemente en encuestas de opinión como preferencia electoral, así que ahí están los nombres, ahí estarán las oportunidades y en su momento eso llegará para quien sea más competitivo.

 

¿Puede perder el PRI en 2018?

—Yo creo que cualquier partido político gana o pierde, el PRI se está preparando para ganar.

 

¿Y Margarita Zavala es un riesgo para el PRI en 2018?

—En cualquier proceso, y hoy más que nunca en nuestro país, las elecciones cada vez son más competidas, cada vez son más cerradas, así es que para cualquier partido político, para cualquiera, todos los otros se convierten en una alta competencia.

Nosotros nos estamos dedicando a buscar una consolidación, en términos de identidad ciudadana, como partido político. Después llevaremos al mejor hombre o mujer a la candidatura por la Presidencia de la República. En eso estaremos empeñados, en que nuestro candidato o candidata sea el mejor y que tenga los elementos suficientes para poder ganar la elección; el resto que se preocupe por ellos mismos y que vean en el candidato o candidata del PRI un riesgo importante.

 

¿Qué viene en la agenda de las mujeres priístas con su dirigencia?

—Hay un tema que se impulsó de manera persistente, vinculado específicamente a la participación política de las mujeres. En el PRI avanzamos en esta lucha de las mujeres porque mi partido estuvo siempre presente, se sumaron voces de mujeres priístas que estuvieron abanderando esta causa a lo largo de los últimos años, se ha transitado de cuotas a listas y ahora en paridad se ha modificado la Constitución.

Hoy ningún partido político podrá registrar sus candidaturas a diputados y senadores si no cumple con el principio de paridad; es decir, la mitad en sus listas y de sus candidaturas deben ser mujeres y la mitad hombres. Ante este escenario, uno de los retos más importantes es cumplir con este requisito, pero cumplir con un grupo de mujeres que además de ser candidatas sean mujeres ganadoras y exitosas en las campañas y en la elección. El objetivo del PRI es promover la capacitación, para que puedan tener éxito en la campaña y en su desempeño.

 

¿Ustedes se comprometerían a postular a más mujeres en 2018?

—No se trata de hacer un compromiso, sino de cumplir con lo que la ley marca. Hoy la ley le demanda a los partidos políticos que para poder participar en los procesos electorales deben inscribir la mitad de sus candidaturas de hombres y la mitad mujeres. Hoy es por obligación, pero lo que el PRI está buscando es ir más allá; es decir, ya logramos el tema de paridad, que ha sido, de manera particular, una lucha de las mujeres priístas.

Lo que buscamos es que lleguen las mejores mujeres a ocupar esas candidaturas, porque nos interesa como partido, a todos los militantes, es que el PRI salga triunfante, que gane las elecciones. Postularemos mujeres que sean competitivas, que tengan todos los elementos para poder llegar con solidez al momento de la jornada electoral y que una vez que ellas triunfen en los procesos electorales, tengan también un eficaz desempeño público.

 

¿Se van a acabar las Juanitas?

—Sin duda, eso es parte de lo que motiva esta constitucionalización de los cargos legislativos en términos de paridad, porque hoy las mujeres deben llevar como suplente a una mujer y estos son temas en los que se ha venido acotando para que no haya duda de que deben de participar en la política, con los derechos que les asiste la ley.

 

¿El voto de las mujeres no le garantiza el triunfo a ningún partido?

—Las mujeres son no solamente quienes tienen una mayor participación, en el caso específico del PRI, también son las mujeres quienes debieran llamarle a cualquier candidato o candidata, por su presencia, su participación, su compromiso; porque ellas son las que influyen en el resto de la población a la hora de votar, son las mujeres, las jefas de familia, promoviendo el voto y dando a conocer sus motivos por los cuales un candidato o candidata de cualquier partido político es el mejor. Así que es evidente que cualquier partido que desee ganar tiene que llegar a convencer particularmente a las mujeres en sus diferentes distritos o en sus diferentes espacios de representación.

 

Comentarios