Moreno Valle exige que voto azul defina candidato a Presidencia

López Obrador, un riesgo para el país, pues sus propuestas llevarían a una crisis, asegura
Rafael Moreno Valle Presidente de la Comisión Política del PAN y ex gobernador de Puebla (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
12/03/2017
03:10
Alberto Morales
-A +A

 

Video

Moreno Valle exige que voto azul defina candidato a la Presidencia

López Obrador, un riesgo para el país, pues sus propuestas llevarían a una crisis, asegura

 

[email protected]

El ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, se pronunció por un método de elección ordinario, de consulta a la militancia, para elegir al candidato a la Presidencia de la República del PAN rumbo a 2018.

En entrevista con EL UNIVERSAL exigió que se respete el derecho de los militantes a ejercer el voto para elegir a su candidato a la Presidencia. 

“Siempre es bueno fomentar la democracia interna, para ello se necesita un gran acuerdo. No se trata en la política de ganar todo sino de buscar compartir proyecto y asignar responsabilidades a los distintos actores para lograr que ese plan sea el ganador, por ello es importante tomar en cuenta a la militancia, porque se corre el riesgo de que muchos, que son los que cuidan las casillas y tocan puertas, no participen”, dice.

Sobre aspirantes de los demás partidos, Moreno Valle afirma que el proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador es un riesgo porque sus propuestas, en un eventual triunfo del tabasqueño en las elecciones de 2018, podrían llevar a México a una crisis similar a la que vive Venezuela.

“Más que como persona, porque no podemos satanizar a las personas, sino sus proyectos y propuestas. En el caso de Andrés Manuel bastaría en sacar una calculadora y empezar a sumar las cosas que ofrece y comparar esa cantidad con los ingresos disponibles, y te darás cuenta de que no hay forma de poder atender esos compromisos y que obviamente convierte su proyecto en inviable y riesgoso”.

El panista aseguró que Acción Nacional debe contrastar con una propuesta que refleje las necesidades y aspiraciones de la gente, pero que sí sea viable: “El presupuesto es una partida suma cero, para darle más a una partida le tienes que quitar a otra, de lo contrario tendrían que aumentar los ingresos [vía impuestos] o la deuda. Eso nos podría llevar a una situación tipo Venezuela, esa es nuestra preocupación y eso no queremos para México.

“Me parece el riesgo del populismo es que sobresimplifica los problemas y las soluciones y el PAN debe ser la opción de cambio que México necesita, soportada en un proyecto que sea viable técnicamente, financieramente, que tenga una visión de largo alcance, pero también objetivos concretos y medibles en el corto y mediano plazo, una estrategia que atienda las necesidades de la gente, que detone el potencial de las distintas regiones, pero sobre todo, de los mexicanos”, insistió.

El político poblano rechazó que la elección de Josefina Vázquez Mota como abanderada de Acción Nacional al gobierno del Estado de México sea una derrota para su proyecto, ya que fue público su respaldo a su ex compañero de escaño Ulises Ramírez.

Moreno Valle adelantó que como panista apoyará la ex candidata presidencial para ganar la gubernatura mexiquense, porque en estos momentos el PAN necesita de unidad. “Se puede lograr la alternancia en el Estado de México”.

De cara la elección del candidato presidencial de su partido, Moreno Valle aseguró que el mantiene su aspiración, pero cita a Jesús Reyes Heroles al señalar que “primero el proyecto y luego el candidato”.

El PAN sí puede

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dice que la derecha no sabe gobernar...

—Puebla es un ejemplo de que el cambio es posible y de que el PAN sabe gobernar y gobierna bien, pueden revisar los indicadores en educación, salud, combate a la pobreza, generación de empleos, atracción de inversiones, con datos oficiales, con organismos autónomos e independientes.

A nivel nacional hay que reconocer, hay ciertos factores internos y retos externos. Internamente tenemos retos financieros y económicos, la deuda pública llegó por encima de 50% del PIB, lo que ha hecho que las calificadoras cambien a negativa su perspectiva del país, además que se ha devaluado nuestra moneda, que implica que la deuda indexada a dólares o euros requiera más pesos para pagarse.

¿El Presidente de la República tiene un mal diagnóstico?

—Yo sólo hablo da datos duros, no podemos hoy pensar que México está en una buena circunstancia económica. Los datos duros señalan que tenemos un reto a nivel estructural en el país, que además de las cuestiones internas tenemos cuestiones externas que nos están impactando de manera negativa, que escapan del control del Presidente, pero son elementos reales y retos que enfrentamos como nación, como nuestra vinculación con Estados Unidos y el hecho de que Donald Trump plantee políticas proteccionistas desde el punto de vista comercial. Entendiendo el impacto que podría tener su política de deportaciones masivas, en términos de asimilar a todos esas mujeres y hombres que podrían regresar a México.

¿El PAN sabe gobernar?

—Insisto, en Puebla, ahí están los resultados. Ha habido gobiernos exitosos de los distintos partidos, me parecer que nunca es bueno generalizar, debemos reconocer las virtudes y los defectos de las políticas públicas exitosas y de aquellas que han fracasado.

Yo considero que para el futuro, México necesita un cambio, y que ese cambio implicará la apertura de un gobierno de coalición que pueda tomar las mejores prácticas que hayan dado resultados favorables en distintas entidades, independientemente del origen partidario que las haya implementado.

¿Qué sigue ahora para Rafael Moreno Valle?

—Soy presidente de la Comisión Política del Partido Acción Nacional, y en esa responsabilidad estamos recorriendo el país y estamos planteando la necesidad de que el partido blanquiazul se convierta en la opción de cambio que México necesita. Considero que debe contrastarse la indignación social que busca convertirse en plataforma de gobierno.

Hemos observado en otros países como el populismo no trae buenos resultados, un caso reciente es Venezuela, cuando tú gastas más de lo que ingresas, eventualmente eso se convierte en un proyecto que fracasa, que es insostenible y que genera deuda, inflación, desabasto de productos básicos como lo vemos en Venezuela.

¿Es decir, primero el proyecto y luego el candidato?

—Totalmente, me parece que el PAN debe presentar un proyecto y una ruta de cambio para México que sea responsable, que sea viable y que pueda, con argumentos y soporte técnico, contrastar con las propuestas populistas que está haciendo Andrés Manuel López Obrador.

¿Pero usted no se descarta en su aspiración presidencial para 2018?

—¡Por supuesto que no! En su momento, cuando se den los tiempos legales, para no entrar en controversias con el Instituto Nacional Electoral (INE), vamos a buscar con un proyecto ganador y de cambio para México enarbolado por el PAN, que se defina quien puede encabezarlo. Yo no entraré en descalificaciones con mis compañeros sino en mi trayectoria y mi preparación académica.

Fui el primer panista en ganar de mayoría el Senado, fui el primer panista que por medio de una coalición pudo ganar la gubernatura de Puebla, el quinto más poblado del país, con resultados que nos permitieron pasar en los indicadores de los últimos lugares a los primeros.

¿Ve más equidad en el PAN?

—Hemos estado trabajando y garantizando que se de un piso parejo, un avance es el hecho de que el presidente del partido [Ricardo Anaya Cortés] haya ofrecido repartir los spots, estamos esperando que eso se materialice, nos parece un paso importante que queremos dar a la brevedad. Hay una buena comunicación en los procesos de reafiliación que se están dando en distintos estados para evitar la exclusión de grupos con base en simpatías de proyectos nacionales.

¿Qué método le gustaría para que el PAN elija a su candidato a la Presidencia de la República en 2018?

—Siempre es bueno fomentar la democracia interna, para ello se necesita un gran acuerdo. No se trata en la política de ganar todo, sino de buscar compartir proyecto y asignar responsabilidades a los distintos actores para lograr que ese proyecto sea el ganador, por ello es importante tomar en cuenta a la militancia, porque se corre el riesgo de que muchos panistas, que son los que cuidan las casillas y tocan puertas, no participen”.

¿A qué riesgos se refiere?

—Vemos experiencias como en 2006, en donde el PAN estaba muy rezagado de Andrés Manuel López Obrador, en donde Santiago Creel aparece arriba en todas las encuestas; sin embargo, tras un proceso interno lo terminó ganando Felipe Calderón y posteriormente fue presidente a la República. Tenemos ejemplos como el de Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero, en donde después del proceso interno, el PAN estaba a 5 puntos de Enrique Peña Nieto, y después desgraciadamente las cosas no se dieron de manera adecuada y acabó el tercero.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS