Caso Gordillo, del Poder Judicial: SEP

Condición de Elba Esther no es asunto educativo, afirma Nuño
La diputada queretana Guadalupe Murguía asumió ayer la presidencia de los legisladores federales de San Lázaro (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
01/03/2017
03:19
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, señaló que el otorgamiento del beneficio de prisión domiciliaria para la ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, es un asunto que corresponde únicamente al Poder Judicial.

“Es un tema estrictamente judicial la condición de Elba Esther Gordillo y, por lo tanto, es un asunto que no tiene nada que ver con lo educativo.

“Es un asunto estrictamente del Poder Judicial y de una determinación de un tribunal sobre la cual no tengo ninguna opinión más que el respeto a las decisiones de otro poder”, dijo.

Entrevistado al término del foro Diálogos por la Educación, cuando se le preguntó si no se daría marcha atrás a la reforma educativa contesto que “no, por supuesto que no. Al contrario, creo que estamos en un momento clave. Ustedes lo saben, este año va a ser clave para seguir consolidando la reforma educativa. Estaremos próximamente presentando el nuevo modelo educativo”, afirmó.

La semana pasada, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México concedió un amparo a Elba Esther Gordillo Morales para que se revise la solicitud de prisión domiciliaria.

La defensa de la ex líder sindical ha señalado un departamento ubicado en la zona de Santa Fe como el que se ha acreditado ante juzgados federales para que pueda continuar con el proceso que se le sigue.

En 2013, antes de ser arrestada, la ex presidenta del SNTE se opuso abiertamente a la aprobación de la reforma educativa por considerar que atentaba contra los derechos del magisterio y que era un intento de privatizar el sistema educativo nacional.

En su momento, señaló que el sindicato estaba a favor de la calidad de la educación y la excelencia, “pero no a la privatización de la educación”.

Se pronunció después de que la reforma educativa fue aprobada en la Cámara de Diputados: “esta organización no va a permitir que se atropelle el mínimo derecho o mínimo agravio de los profesores”, dijo en relación a la vinculación de la permanencia de las plazas con la evaluación del desempeño.

Durante la sesión de preguntas y respuestas con los asistentes del foro realizado en las instalaciones de El Colegio Nacional, Nuño Mayer señaló que la oposición a la reforma educativa se ha dado entre quienes “no quieren perder sus privilegios” y porque les quita el control de la educación a las organizaciones gremiales.

“Antes de esta reforma lo que dominaba en el sistema educativo era una relación clientelar y corporativa que tenía vicios como la venta y la herencia de plazas, el influyentismo para poder obtener posiciones dentro del sistema educativo. Eso es un hecho y está documentado.

“Mucha de la oposición hacia esta reforma educativa es de quienes no quieren perder los privilegios del control y la herencia de plazas, del control para decidir el futuro de un maestro. Es parte de la oposición a que exista un examen para seleccionar a los maestros a partir de su mérito”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS