Quedó atrás venta de plazas: Aurelio Nuño

En la imagen, de izquierda a derecha: Juan Díaz, presidente del SNTE; Aurelio Nuño, titular de la SEP; Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, y Carol Spreen, profesora de la Universidad de Nueva York, al inaugurar el encuentro internacional Por la Educación y la Escuela Pública.
08/02/2017
02:17
Notimex
-A +A

Al entregar plazas de docentes a maestros de primaria de la Ciudad de México, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, dijo que finalmente queda atrás un viejo modelo en el que había prácticas como la venta y herencia de plazas o el influyentismo.

En el patio de trabajo de la SEP, afirmó que “hoy vimos una transformación extraordinaria de nuestro sistema educativo, hecho que, de la mano de las maestras y los maestros de México y gracias a su participación y compromiso, hoy estamos juntos rompiendo paradigmas”.

Destacó que lo que antes era un proceso oscuro, opaco y absolutamente discrecional hoy tiene reglas claras, basado y sustentado en el mérito. “Podemos ver que se asignan plazas a partir del esfuerzo, el mérito y el resultado de lo que se obtiene en el examen”.

Insistió en que “ahora sepultamos un viejo sistema en donde lo que existía era la opacidad y el influyentismo y está naciendo un nuevo sistema en el que predomina el mérito y la absoluta transparencia”.

A los 233 profesores que resultaron idóneos en el concurso de oposición extraordinaria 2016-2017, en una convocatoria para 248 plazas, se les entregó su lugar uno por uno y por lista de prelación.

El primero se sentaba ante una computadora y elegía la escuela a la que quería ingresar. A partir de mañana estarán en clases y cobrarán la próxima quincena. Lo más importante, expuso el secretario, es que “obtuvieron la plaza porque se la ganaron”.

Luego del primero, seguía el segundo, el tercero; cada decisión que tomaban es recogida en una computadora que, de inmediato, saca un papel en el que firman su nombramiento.

Nuño Mayer indicó que se hace lo necesario para que este sistema pueda replicarse en todo el país.

Manifestó que hace 15 días estuvo en un evento en Acapulco, uno que hace algunos meses hubiera sido absolutamente imposible, muchos de los maestros de Guerrero, después de muchas resistencias, decidieron hacer esta evaluación para el ingreso.

“A los que resultaron idóneos, incluyendo a estudiantes de la Escuela Rural de Ayotzinapa, les entregamos las plazas que se ganaron con un concurso”, resaltó Nuño.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS