Alfonso Romo: AMLO no es tan horroroso, es honesto

Andrés Manuel López Obrador es honesto, afirma el empresario Alfonso Romo Garza, creador del concepto de los Oxxo; es un mito que Carlos Salinas sea el jefe de la mafia en el poder, asegura
Alfonso Romo Garza, coordinador del proyecto de nación 2018-2024 de AMLO. (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
27/02/2017
02:30
Jorge Ramos Pérez
-A +A

Video

Alfonso Romo: AMLO no es tan horroroso, es honesto

Andrés Manuel López Obrador es honesto, afirma el empresario Alfonso Romo Garza, creador del concepto de los Oxxo

 

[email protected]

El empresario Alfonso Romo Garza vio a Andrés Manuel López Obrador como un negocio. Lo analizó como una empresa y se dio cuenta que su diagnóstico del país era certero, aunque las vías de solución no permitirían al enfermo llegar siquiera a la ambulancia.

“Revísalo”, le pidió López Obrador. Y ahora el hombre aficionado a los caballos —quien inició como pastelero, pasó por los seguros y creó el concepto de los Oxxo— es el coordinador de su proyecto de nación 2018-2024.

Romo se ha embarcado antes en otras aventuras políticas. Pero en esta cifra ahora su apuesta. Anticipa que López Obrador va a encabezar un gobierno fuerte, pero no autoritario. “¿Qué queremos, un hombre fuerte o un hombre débil? No se va a dejar”, dice. En entrevista con EL UNIVERSAL, Romo Garza admite que es amigo del ex presidente Carlos Salinas, pero responde que es un mito que él sea el jefe de la mafia, como afirma el presidente nacional de Morena

“Andrés Manuel no es tan horroroso; en su esencia es honesto”, describe.

“Yo lo conocí en 2011. Me invitó Dante Delgado a conocerlo. Comí con él en su casa. [Fue] muy amable, conocí a su esposa, su familia y me causó una extraordinaria impresión. Al final de la plática me dijo: ‘¿Y por qué no me ayudas a revisar el plan de nación?’. Le contesté que su diagnóstico se me hace perfecto, pero muchas de las medicinas que quiere aplicar no van a sacar adelante al país. En pocas palabras, el enfermo no va a llegar ni siquiera a la ambulancia”, comenta el empresario.

Recuerda cómo justificó el tabasqueño el plantón de Reforma en 2006: “La gente estaba tan incandescente, tan enojada por todo el proceso del desafuero que no me puedo echar a cuestas una gota de sangre, no lo puedo aceptar. Puse carpas, con todo lo que eso costó, pero aquí estamos”, detalla Romo que más o menos le explicó.

“Salí de esa reunión muy impresionado. Encontré a un líder social profundamente conocedor de México, muy enamorado de los Méxicos, muy culto y muy preparado. Fue una gran sorpresa”, relata.

Artículo

Reprocha AMLO a MAM cese de Torruco

López Obrador: “pre potente” el cese de Miguel Torruco; Mancera evita polémica; le desea suerte al tabasqueño
Reprocha AMLO a MAM cese de TorrucoReprocha AMLO a MAM cese de Torruco

A su equipo, Romo le pidió analizar a Andrés Manuel López Obrador “como si fuéramos a comprar un negocio: vamos a ver cómo gobernó, qué pasó con el presupuesto, qué pasó con la deuda, índices de robo a las casas, de autos, asaltos a mano armada y secuestros. También cómo ejerció el Estado de derecho. Hicimos lo mismo con Marcelo Ebrard y con el presidente Enrique Peña Nieto. Tratamos de hacer un análisis de Manlio Fabio Beltrones, por quien tengo un gran respeto, pero no encontramos tanta información”.

El resultado fue: “Excelente. Y agrego que es, de la gente que yo conozco, el mayor operador”.

 

¿Y la marchota de 2004 contra la inseguridad?

—Pero los índices iban abajo, creo que la marcha era de muy buena intención, pero ahí con tanto ataque no se sabe cuánto es ataque amigo y cuándo es ataque enemigo. Puede haber muchos errores, digo, en esta Ciudad de México hay que ver el bosque, no los árboles. Lo que rodea a Andrés es la congruencia, puedes estar de acuerdo con él o no, pero hay congruencia. No hay mentiras, es derecho, te dice lo que piensa y oye, cuando dicen “es terco”, yo también soy terco, pero cuando hay datos duros, no veo eso, por eso es que estoy con Andrés Manuel López Obrador.

Artículo
El proselitismo de TorrucoEl proselitismo de Torruco

¿En qué no está de acuerdo con López Obrador?

—Son más bien matices en los que no estamos de acuerdo, pero no son un problema para sacar adelante al país. El caso mas sensible siempre sale a relucir: la reforma energética. En los contratos, por ejemeplo. Otro tema es la reforma educativa.

 

¿Cuál es la estrategia para convencer al empresariado? Él se ha cansado de decir que hay una mafia del poder y enlista empresarios.

—Yo no estuve en 2006, pero de 2011, 2012 para acá, hay un cambio brutal en la percepción de Andrés Manuel López Obrador. Si antes 80% de los empresarios decía “qué horror”, hoy yo creo que sólo es 20% al que todavía no convencemos. Hemos sido claros en decir: ‘Cuando Andrés Manuel gobernó, ¿qué les hizo? ¿Le subió el precio a las Lomas de Chapultepec y se lo bajó a Xochimilco? ¿Subió el predial a la clase socioeconómica más alta? ¿Cuál es la evidencia? Él está en contra de la riqueza malhabida, de los contratos especiales como indica, pero 98% de los empresarios que trabajamos por el bien del país no tienen conflicto.

Ahora necesitamos sembrar confianza para que todo mundo se atreva a invertir y esa es una de las labores. ¿Qué voy a hacer, a tu pregunta? Estamos revisando incentivos fiscales. Necesitamos un sistema financiero que esté diseñado para crear más riqueza, necesitamos crear miles de empresas, necesitamos dar flexibilidad y crear herramientas para que muchos que no tienen activos —porque es un país pobre— tengan acceso a capital. Vamos a crear mecanismos para generar miles de empresarios. Que el sistema financiero dé acceso a capital sin caer en irresponsabilidades.

El equipo está conformado por mucha gente de todos, de Morena, hay panistas que vienen a ayudar, no es sólo una visión nuestra.

 

¿Qué otros empresarios han cambiado su visión respecto a Andrés Manuel López Obrador?

—Muchos, sin caer en nombres porque muchos de ellos son más discretos. Hoy mi chamba es mucho más fácil que en 2012.

 

¿Andrés Manuel López Obrador ya no es o nunca fue un peligro para México?

—Por supuesto que no. Nunca lo fue porque en el Gobierno del Distrito Federal, ¿que hizo de peligro? Nada, fue toda una campaña que debería ganar el premio Nobel de creatividad. Fui a Washington con unos amigos para preguntar sobre sus nexos con Hugo Chávez. Ninguno, puras mentiras.

 

Quizá no tiene nexos con Chávez ¿pero, mucho se le parece, no?

—No, ¿en qué? En la capital, ¿a poco vino y castigó a las Lomas o a San Ángel? No, gobernó para todos y bien. Entonces, no veo ninguna similitud. Es ridículo todo ese invento. También me preguntan qué va a hacer con el sector financiero. Respuesta: más competencia, no vamos a regular ni intervenir nada. Se parece más —voy a decir una barbaridad— a Álvaro Uribe [ex presidente de Colombia].

 

Y es de derecha...

Son estigmas. Me llevo muy bien con Uribe, lo he traído a México y he estado en su casa, montando a caballo. Uribe es de derecha, paramilitar, ¿horroroso, no? Pues ninguno de los dos es tan horroroso. A Mandela, a José Mujica... a muchos que se inconforman del establishment los satanizan.

 

¿Entonces satanizaron a AMLO?

—Totalmente.

 

¿Por qué?

—Él escribió un libro sobre el Fobaproa, en el que hace una descripción muy fuerte sobre ese [rescate de la banca] y causó mucho nerviosismo.

 

Y también verlo quemando pozos petroleros, ¿no?

—Mira...

 

El mismo plantón de 2006.

—Mira, del plantón ya te dije. Lo de los pozos, cuando tú tienes un ejido, una comunidad y llegan a abrir brecha para perforar e insultan a tu esposa, vejan a los niños, violan, es un relajo, pues alguien defiende. Si nosotros hubiéramos estado ahí, quizá hubiéramos sido peores. No lo justifico, sólo digo que hay que ponerlo todo en perspectiva. De un joven de 20 años a un hombre de 60 o 65 cambia todo, esa parte de la juventud de todos nosotros... a todos nos pueden tachar de todo.

 

¿Es parte de lo que ha cambiado Andrés? ¿Es más maduro?

—Yo lo veo sumamente maduro y equilibrado. Es un hombre que señala lo que no le gusta, algunas veces tendrá toda la razón; en otras, un poco menos, pero de eso a que esté levantando a México, nunca lo he visto.

 

¿Y no se parece a Donald Trump?

—No. Ahorita le van a decir que se parece a todo mundo. En todas estas historias hay que equilibrar. Andrés es un hombre fuerte, Trump es un hombre fuerte. ¿Qué queremos, un hombre fuerte o uno débil? Necesitamos un gobierno fuerte.

 

¿Cree que Andrés Manuel va a tener un gobierno fuerte?

—No tengo duda, no tengo duda. El país no puede tener líder fuerte con equipo débil ni tampoco un presidente débil sin orientación.

 

¿Y no podemos, en un momento, rebasar la línea del autoritarismo? Porque es parte del temor...

—No lo veo. Andrés Manuel, no es cierto que se rodee de, como se llama, gente baja...

 

Ha habido casos: René Bejarano.

—No conozco a Bejarano ni me quiero meter. Cuando compras un negocio que tiene 100 años te encuentras de todo en la viña del señor.

 

¿Y usted sólo va a ser head hunter o va a estar en el gabinete?

—Head hunter, no. Y no voy a estar en el gabinete, tengo muchos conflictos de interés, tengo muchos negocios y aunque no los mezcle, no me lo van a creer y no puedo dañar la figura de honestidad de Andrés Manuel.

 

Usted estuvo cerca de Carlos Salinas, es cercano a quien fue su secretario de Hacienda, Pedro Aspe, y AMLO dice que Salinas es el jefe de la mafia del poder.

—Él tiene muchos amigos y yo tengo los míos.

 

¿Se lleva bien con él?

—¡Claro! Me llevo muy bien con él.

 

¿No se mandan saludos Salinas y López Obrador con usted?

—No, digo, no me meto porque soy muy respetuoso de los dos.

 

¿Cree que Carlos Salinas es el jefe de la mafia en el poder?

—Yo creo que hay mitos en todo esto, yo no creo que haya jefes de mafia. No me gusta esa palabra, te lo digo honestamente, él la describe muy bien, él es el ex candidato, yo no.

 

Dice que vio a AMLO como empresario y cuando va a comprar un negocio se evalúa. Me imagino que hasta su FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas le ha de haber hecho . ¿Está convencido de este negocio llamado López Obrador? En varias ocasiones se ha visto en problemas de negocios que no han prosperado.

—Es incorrecto. Mis negocios fueron un éxito. Tengo tres casos en la Escuela de Negocios de Harvard.

 

Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, es quien lo acerca con López Obrador. ¿Vería usted a Dante sumándose?

—No sé.

 

¿Qué pasó con el caso Miguel Torruco, despedido por Miguel Ángel Mancera de su gobierno por apoyar a AMLO?

—Es un hombre extraordinario, me encanta Torruco, ¿qué pasó ahí? No sé. Yo nunca lo habría quitado.

 

Hablando en términos de negocios, ¿fue una mala decisión la del jefe de gobierno?

—No sé.

 

Se lo pregunto al empresario, el empresario cuando emprende un negocio es para obtener una rentabilidad.

—Así es...

 

¿Cuál es la rentabilidad de apoyar a López Obrador?

—En lo personal, nada. Para mi familia. Pero me encantaría vivir en un México libre, sin guaruras, en un país próspero, la rentabilidad es que nos vaya bien a todos.

 

¿Por qué votar por AMLO?

—No hay otro que conozca todos los Méxicos, que tenga la ascendencia, liderazgo y autoridad moral.

 

A Miguel Ángel Osorio Chong…

—No lo conozco.

 

¿Margarita Zavala?

—A Margarita la conozco muy poco, no veo que tenga esa experiencia. Ojalá México tenga tres súper candidatos, yo no los veo, pero para mucha gente quizá sí. Yo creo que hoy a Andrés Manuel esa madurez y ese conocimiento le funciona mejor.

 

Ese es su candidato.

—Ese es mi candidato. Estoy totalmente avocado a hacer lo mejor, inspirado en la visión de su libro, entregarle un documento y gente para que él decida lo que quiera.

 

¿En qué no puede equivocarse López Obrador?

—No puede fallar a México. Tiene que hacer lo que dice cada ciudadano.

En lo personal se ha señalado que Romo tuvo vínculos con los Legionarios de Cristo y con el fallecido padre Marcial Maciel. Lo niega.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

DESTACADAS

Comentarios