Cofepris: no hay pruebas de quimios falsas en Veracruz

El gobierno estatal tiene cinco días para probar su dicho; se detectaron más 46 mil pruebas para VIH sin certificar
El titular de la Cofepris, Julio Sánchez y Tepoz, solicitará al gobierno de Veracruz datos sobre la atención médica que reciben los pacientes con cáncer (JENIFER NAVA.EL UNIVERSAL)
02/02/2017
04:30
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

El gobierno de Veracruz tendrá cinco días hábiles, como mínimo, para presentar pruebas sobre la denuncia pública que hizo de quimioterapias falsas, luego de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) indicó que no hay evidencia de que se aplicara agua destilada a pacientes con cáncer.

A 14 días de iniciadas las investigaciones, la Cofepris anunció que se detectaron 46 mil 984 pruebas rápidas Kit de Detección VIH 1&2 VIH Test, las cuales son de origen chino; no tienen registro sanitario y entraron de manera ilegal al país al no contar con el permiso de importación emitido por esa comisión; las casi 47 mil pruebas forman parte de un bloque de 70 mil que la Secretaría de Salud adquirió en 2011, de las cuales aún se desconoce el origen de las 23 mil 16 restantes.

Mientras que 16.8 toneladas de medicamentos caducos fueron asegurados y no representan un riesgo sanitario porque están resguardados. El mayor periodo de caducidad que se encontró fue de 36 meses, aunque continuarán las investigaciones para determinar los periodos exactos de término de vida útil de los fármacos.

Al presentar los resultados de la investigación, el titular de la Cofepris, Julio Sánchez y Tepoz, detalló que hasta el momento se han revisado 151 expedientes clínicos del periodo 2011 a 2016, de los cuales 36 son pediátricos y 115 son adultos.

“No tenemos pruebas de que hayan sido aplicados medicamentos oncológicos falsos, no tenemos hoy un solo dato de que haya sido aplicada agua destilada o medicamentos falsos a niños o adultos. Hasta el momento no tenemos evidencia de dónde salieron las acusaciones del agua destilada”.

El titular de la Cofepris destacó que la Secretaría de Salud de Veracruz deberá presentar la información que sostengan sus declaraciones. Detalló que el miércoles al mediodía se le notificó al gobierno estatal, de Miguel Ángel Yunes, sobre el requerimiento de información, por lo que a partir de ese día cuenta con cinco días hábiles como mínimo para la presentación de pruebas, aunque el gobierno estatal podría pedir otro periodo para aportar sus pruebas; en ese caso la Cofepris deberá supervisar que la información se recabe.

“Los requerimientos realizados a la Secretaría de Salud del estado de Veracruz están en el marco de nuestra regulación legal administrativa, el menor tiempo en el que se podría cumplir con este requerimiento es de cinco días hábiles y, en caso de no ser presentado, podríamos nosotros requerir adicionalmente que nos lo entregaran en un segundo requerimiento. Nosotros estimamos que este tiempo es suficiente para que se pudiera reunir la información con la que cuenta el estado de Veracruz, para efecto de demostrar las declaraciones que han sido referidas”.

La Secretaría de Salud del estado de Veracruz adquirió 70 mil pruebas rápidas de Kit de Detección VIH 1&2 VIH Test en 2011, las cuales fueron distribuidas a las 11 jurisdicciones sanitarias de la entidad desde ese año, por lo que la Cofepris solicitó al gobierno información que permita identificar y localizar las 23 mil 16 pruebas restantes.

Aclaró que la adquisición de éstas la hizo de manera directa la administración local, aunque aún están en proceso de identificar las fechas.

Hasta el momento se ha ubicado a las empresas que realizaron la venta de las pruebas rápidas de detección de VIH, las cuales son Almacén MaxBec S. A de C. V, Especialidades Médicas del Sureste y Labssa S. A de C. V, así como Almacén de Distribución, Comercio y Servicios Administrativos Integrales del Golfo.

El funcionario destacó que la Cofepris requerirá oficialmente a las autoridades de salud del estado información de la atención médica otorgada a los pacientes con cáncer, así como a las personas a las que se haya aplicado la prueba rápida para VIH referida, con la finalidad de realizar las acciones de protección a la salud de los pacientes.

El gobierno del panista Miguel Ángel Yunes denunció el 17 de enero la supuesta aplicación de agua destilada a enfermos de cáncer y la presunta muerte de ocho niños, aunque fue dos días después cuando se interpuso la denuncia penal para que se investigara el caso.

El secretario de Salud, José Narro Robles, aseguró que no hay registro del caso de los menores que recibieron agua en lugar de quimioterapias.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS