AMLO no me quita el sueño; voy a ganar: Vázquez Mota

Asegura que López Obrador no le quita el sueño por la contienda; los tres rivales a vencer: corrupción, impunidad e inseguridad
Josefina Vázquez Mota, precandidata del PAN a la gubernatura del Estado de México. (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
19/02/2017
03:00
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

Han pasado casi cinco años desde aquella campaña con la que buscó la Presidencia de la República en 2012, frente a Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. Este domingo, Josefina Vázquez Mota decidió volver a la arena política y se registra como precandidata del PAN a la gubernatura del Estado de México.

Después de darse un tiempo para ir a comer, de manera tranquila y relajada, con su familia, antes de enrolarse en giras, mítines y encuentros con los mexiquenses, Vázquez Mota asegura que no le quita el sueño López Obrador en su búsqueda por la gubernatura mexiquense. Incluso adelanta que ella, junto con los ciudadanos, le va a ganar al Grupo Atlacomulco.

Con el ánimo renovado y dejando atrás la derrota del pasado, dice que son lecciones que te hacen más fuerte. Hoy, afirma, sólo ve el presente y el futuro. Adelanta que sus tres principales adversarios y rivales a vencer son: corrupción, impunidad y la inseguridad que a diario viven los mexiquenses.

Más que hablar de sus posibles adversarios: Alfredo del Mazo (PRI) y Delfina Gómez (Morena), prefiere conversar sobre su experiencia en la SEP, en el Congreso y como aspirante presidencial que, afirma, le va a ayudar a instrumentar políticas públicas por el bien de los ciudadanos.

Reconoce que enfrentará una campaña cerrada, como lo publicó EL UNIVERSAL en una reciente encuesta, en la que están empatados los tres principales aspirantes. Detalla que irá por una alianza con la ciudadanía porque casi ocho de cada 10 mexiquenses están apostando por la alternancia y ella, afirma, representa el cambio.

Dice que platicó con los liderazgos del Estado de México, incluso con uno de sus principales opositores, el diputado Ulises Ramírez, y adelanta que todo el PAN se volcará a su campaña. Sobre las críticas que ha recibido por el financiamiento a Juntos Podemos, niega que haya recibido recursos.

 

¿Va por el Estado de México y se registra hoy?

—Así es, me registro obedeciendo al proceso que ha marcado mi partido a esta convocatoria, y realmente lo estoy haciendo con una gran determinación y con una gran convicción de que vamos a construir esta victoria, vamos a lograr una alternancia después de casi 90 años en el Estado de México.

 

Después de perder la Presidencia de la República, ¿qué motiva a Josefina para volver a ser candidata, ahora a gobernadora?

—Hoy estoy dando este paso al frente, fundamentalmente por los desafíos que se viven en el país, de manera muy particular por las familias mexiquenses. Reconozco la importancia del Estado de México: es el estado más habitado del país, poco más de 16 millones vivimos en el Estado de México y he tenido el privilegio de conocerlo desde muy pequeña y he visto transformaciones en todos los sentidos, pero hoy hay tres grandes retos y problemas que estamos enfrentando los mexiquenses y que son el grado de corrupción, uno de los estados donde se cometen más actos de corrupción, y está documentado, un estado con una gran impunidad y un estado también en el que la inseguridad ha provocado vivir con miedo a miles y miles de ciudadanos. Estas son las razones fundamentales para tomar esta decisión y convocar no solamente a todos los panistas, que afortunadamente aquí están y me están acompañando, sino hacer una campaña donde los ciudadanos sean y serán los protagonistas.

 

¿Quién es el rival a vencer?

—Son los tres rivales: la corrupción, la impunidad y la inseguridad, y no solamente a nivel estatal. Estos tres adversarios están en cada rincón del estado, esté gobernando quien esté gobernando; sabemos que el Estado de México tiene 125 municipios, tiene una gran complejidad, son la suma de muchas y diversas realidades, y hay que acabar con estos tres adversarios para regresarlo a una historia de orden, paz y de posibilidades para las familias mexiquenses. A uno de cada dos habitantes les es difícil resolver su día a día y estos son mis adversarios a vencer.

 

López Obrador está haciendo campaña en el Estado de México y encabeza encuestas para 2018, ¿no lo ve como un rival a vencer?

—No, reconozco quiénes están en cada partido político, la manera en que se está desempeñando esta contienda, hay que reconocer que en este momento y de cara a 2018, la contienda del Estado de México se convierte en la contienda más relevante que hemos tenido en los últimos años. Tengo la convicción de que tenemos la mejor propuesta y de que representamos esta alternativa de un cambio profundo y un cambio con certeza para todas las familias, casi ocho de cada 10 mexiquenses están apostando por el cambio y nosotros estamos ahí.

 

¿Andrés Manuel le quita el sueño?

—No, lo que me quita el sueño realmente es el dolor de las familias mexiquenses y al mismo tiempo también me quita el sueño los logros que han construido las familias mexiquenses, que sería faltar a la verdad no reconocerlos: son familias como la gran mayoría en el país, pero en el Estado de México muchas han migrado de otros estados, otros han nacido, ha sido un estado generoso que ha abierto muchísimas oportunidades y donde ves desde muy temprano las familias, las mujeres, los hombres, viajando desde madrugada a sus trabajos, escuelas; el tema de la movilidad es otro de los grandes retos que vamos a resolver gobernando. Se estima que hasta cinco o seis horas puede hacer de traslado un mexiquense. Hay una cultura del trabajo y del esfuerzo que está esperando las mejores condiciones para soñar.

 

¿Qué opina de Delfina Gómez y Alfredo del Mazo?

—Son las decisiones que han tomado cada uno de sus partidos, para mí en la contienda son mis adversarios políticos, y en todo caso más que hablar de ellos, prefiero hablar de lo que yo puedo aportar: es la experiencia que he tenido en mis responsabilidades en la SEP, en el Congreso y en la propia contienda a la Presidencia. Es una experiencia que me ha permitido caminar cientos de municipios, no una vez, sino muchas, y tocar de cerca el sentir de los mexiquenses, y el instrumentar políticas públicas y enfrentar, en su momento, poderes fácticos y salir adelante. Sé que deberé enfrentar a mis adversarios y lo haré con la realidad misma que hoy nos pone el Estado de México.

 

¿Cómo prevé está campaña? Publicamos una encuesta en la que hay un empate técnico...

—Prefiero partir de una encuesta como la de EL UNIVERSAL, nosotros tenemos encuestas en las que tenemos una ventaja que es significativa, pero prefiero partir de la publicada por EL UNIVERSAL, porque esto hará que el equipo de trabajo nos esforcemos mucho más. He tenido manifestaciones muy positivas de la clase política del PAN en el Estado de México, de alcaldes, diputados, pero también a nivel nacional. Esta contienda es muy significativa y es diferente a otro momento. Vendrán senadores y compañeros de otros estados, que ven en el Estado de México no sólo la antesala de 2018, sino que lo que está en juego es el proyecto de nación; me siento muy acompañada y con una gran voluntad de participación, y los vamos a ver en la campaña.

 

¿La prevé muy cerrada y peleada?

—Las contiendas cada día son más peleadas y cerradas, y cada día nos plantean mucho más el reto de ir a conquistar esta voluntad ciudadana, a los ciudadanos; y yo los veo y los respeto en su libertad e inteligencia, hay quienes no los ven así, yo sí, y ese es el gran desafío: ir, escuchar e incorporar esas voces a nuestra propuesta, que será de una gran alianza con la ciudadanía, pero también tengo la confianza de que tenemos esta experiencia y que los mexiquenses están por la alternancia.

 

¿Josefina le puede ganar al Grupo Atlacomulco?

—Los ciudadanos le vamos a ganar al Grupo Atlacomulco.

 

¿Se siente acompañada, arropada? ¿Ya platicó con Ulises Ramírez?

—Hemos dialogado, ya hemos dialogado con todos los liderazgos del Estado de México y estoy convencida de que en un partido democrático como en el que estamos tomará sus decisiones, pero no tengo duda de que frente a la tarea que hoy nos significa, en esta campaña estaremos todos juntos.

 

¿Ve a todo el panismo volcado en su campaña?

—Veo a todo el panismo volcado en mi campaña, pero más que en mi campaña o en mi persona, veo al panismo volcado a responder a los mexiquenses a este reclamo de alternancia.

 

Hoy se registra y sabemos que la van a acompañar varios liderazgos...

—Sí, claro. Me van a acompañar liderazgos del Estado de México, estoy segura, y así es como he recibido muchas llamadas de liderazgos a nivel nacional cuando en la Comisión Permanente, de acuerdo al método que ha establecido el propio partido, se dé esta designación.

 

¿Quiénes vendrían? ¿Margarita?

—En la designación seguramente tendremos a liderazgos a nivel nacional, y claro, Margarita, su equipo en la campaña, Ricardo Anaya, Santiago Creel, y en el mismo equipo estamos contemplando tener lo mejor de cada uno, y esta no es una campaña que pretenda (...) algo más que no sea ir al encuentro con los mexiquenses y lograr esta gubernatura para transformar la historia del Estado de México.

 

¿Qué pasó con la fundación Juntos Podemos? Acusan corrupción, desvío de recursos...

—No existe ninguna fundación, Juntos Podemos no es una figura jurídica, por lo tanto no hay fundación, no hay asociación y no hay ningún mecanismo que te permita recibir recursos; para mí la causa de la comunidad mexicana en Estados Unidos está presente, son cerca de 20 años trabajando con la comunidad, he tenido el privilegio de impulsar iniciativas como el 3X1, conocer los clubes y plazas comunitarios y, muy recientemente, publicar un libro sobre las historias de los dreamers cuando eran desconocidos. Yo he acreditado un trabajo que para mí ha sido una causa de vida. Es una infamia, particularmente en un momento como este donde la comunidad está enfrentando el periodo más adverso de discriminación, odio, racismo y persecución, que se intente [cuestionar] una iniciativa como esta. La Auditoría Superior de la Federación dio cuenta puntual de los resultados y es concreta y contundente: el modelo de gestión ha acompañado e impulsado a la comunidad y hay cero observaciones.

 

¿Es moralmente aceptable recibir recursos de un partido distinto al que milita?

—Estamos en un país democrático, yo no recibí esos recursos, yo ayudé a gestionar y lo hice también con gobiernos estatales y municipales, y lo hice también con las fundaciones en Estados Unidos que, por cierto, se multiplicaron estos recursos porque muchas de estas fundaciones por cada tanto que recibían daban otros dos o tres tantos más, así que me siento muy orgullosa de haber intervenido de alguna manera por el conocimiento y el contacto con las comunidades, en construir puentes de interlocución y apoyo, cuando muchos otros ni siquiera habían ido jamás a ver a las comunidades. Recuerdo que hace seis años había un precandidato a la Presidencia que presumía que jamás había salido del país; hoy que ya se puso de moda la comunidad, afortunadamente todos corren a tomarse la foto y muchos no saben los nombres de los líderes comunitarios.

 

¿Hay condiciones para ganar?

—Por supuesto, hay una condición, para nosotros, histórica, para ganar en el Estado de México.

 

¿No es un impedimento que no haya alianza PAN-PRD para ganar?

—Tenemos la mejor alianza, que es la alianza con las mujeres, los hombres y los jóvenes mexiquenses, esa es la alianza a la que nosotros vamos, y en la elección intermedia se lograron triunfos muy importantes, algunos con alianzas, otros el PAN, así que me siento con la fortaleza y la certeza de que haciendo este trabajo bien, como estamos en este propósito, también los ciudadanos nos van a acompañar.

 

¿Platicó con Vicente Fox después de que decidió no apoyarla en 2012?

—Lo encontré recientemente y nos saludamos, pero no he tenido la oportunidad de conversar. Fue, por supuesto, como siempre vivimos momentos buenos y otros difíciles, pero para mí todo ha sido lecciones y aprendizajes y hoy estoy aquí sólo viendo de frente, el pasado lo veo como las lecciones que te hacen más fuerte y te ayudan a tomar mejores decisiones, yo solamente estoy hoy en el presente y en el futuro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS