Barrales quiso suspender interna del PRD: Javier Salinas

Señala al precandidato Juan Zepeda de hacer gastos excesivos; acusa al presidente del partido en la entidad de respaldarlo
Javier Salinas Precandidato del PRD al Edomex (CORTESÍA)
17/02/2017
03:40
Joel Ruiz
-A +A

joel.ruiz@eluniversal.com.mx

La disputa interna en el PRD por definir al candidato al gobierno del Estado de México se intensifica. El precandidato Javier Salinas asegura que ahora la dirigente nacional del partido, Alejandra Barrales, advirtió sobre la posibilidad de suspender los comicios si no se llega a un acuerdo entre los aspirantes para sacar un candidato de unidad. 

El abanderado de Nueva Izquierda advierte que no va a ceder a ese planteamiento y que irá hasta el final con la elección: “Si el PRD saca un candidato elegido por la sociedad, por la gente, con vocación de poder y de gobierno y con propuestas que generen confianza a la gente, vamos a meternos a la pelea y podemos ganar la gubernatura”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, asegura que el proceso se ha caracterizado por jugar con dados cargados en favor de Juan Zepeda, quien, dice, ha realizado un gasto desmedido de recursos para gastos entre los que destaca la entrega de más de 100 mil relojes con el logotipo del PRD, de material de construcción —varilla y cemento—, así como despensas.

En el caso de la logística para la instalación de las casillas, Javier Salinas acusa que se incrementó en más de 100 el número de centros de votación en Nezahualcóyotl, municipio de donde es originario Zepeda, pero a pesar de ello afirma que puede darle la vuelta e, incluso, ganar la elección estatal.

¿Ve dados cargados?

—Están los dados cargados y no hay piso parejo. Hasta el martes en la tarde quien era coordinador de campaña en los hechos de Juan Zepeda, Omar Ortega, el presidente del partido en la entidad, operó en su favor con todos los recursos; pero ante los cuestionamientos que hay y la inexplicable forma de cómo están derrochando dinero, cambiaron de estrategia, aunque usan el mismo método, son las mismas prácticas que estamos señalando.

¿Qué le han dicho al respecto en la dirigencia nacional del partido?

—Hemos pedido la intervención de Alejandra Barrales. Omar Ortega es parte de este problema y han señalado que lo van a revisar, pero hay omisión, no hay mucho interés en que las cosas se compongan, como si ellos estuvieran tomando partido.

¿Le han pedido que decline en favor de Juan Zepeda?

—Lo señalaron en una conferencia, pero estamos…

¿Se lo ha pedido la presidenta del partido abiertamente?

—No que renunciemos o que declinemos, nos ha dicho que existe la intención de parar la elección y eso no es posible, porque sólo se puede parar si hay acuerdo de los cinco precandidatos y no lo habrá.

Otro dato importante es que las encuestas que se han dado a conocer arrojan que estamos parejos, estamos en un empate, sin importar que Juan Zepeda lleva muchísimo dinero gastado con un despliegue de espectaculares. A pesar de eso estamos en un empate y estamos creciendo con el trabajo que estamos haciendo.

¿Pero Barrales no le ha pedido abiertamente que decline en favor de uno de los contendientes?

—Lo que ha pedido es que el proceso no se lleve a cabo, que valoremos esa posibilidad tomando como argumento que el PT se saldría de la coalición si no hay acuerdo y el PRD se divide. Pero eso está muy lejos de suceder, no vamos a declinar, vamos a ir a la contienda interna y estamos seguros que aunque no haya piso parejo y los dados estén cargados en favor de Juan Zepeda, podemos ganar la elección interna si se corrigen algunas anomalías. Vamos a ir hasta el final y a ganar este proceso.

¿Está en riesgo la coalición con el Partido del Trabajo?

—Desde hace algunos días comenzó a vislumbrarse la posibilidad de que se rompa. Los propios dirigentes del PRD lo señalaron en el Estado de México y hay un esfuerzo de la dirección nacional del PRD porque se conserve.

¿Ante las diferencias que hay al interior no prevén una debacle del PRD en las elecciones?

—No creo porque nosotros estamos señalando o cuestionando. No se trata de un ataque a las personas, es un señalamiento a las prácticas de inequidad y también, dicho sea de paso, es un cuestionamiento a la línea política de ADN, que no tiene principios ni valores porque traen un acuerdo muy estrecho con el Estado de México para estar sufragando los gastos de campaña de Juan Zepeda a cambio de aparecer como una oposición dócil y sumisa que acuerda debajo de la mesa y a espaldas de la gente.

Traen 10 puntos abajo, ¿una división interna los hundiría más?

—La gente quiere ver un PRD constructivo, crítico, que señale el camino para resolver los problemas. No hay una división porque no hay un ataque a las personas, es un cuestionamiento a las prácticas y a las formas de hacer política al lado del gobierno.

El PRD no puede aceptar un candidato del gobernador, un candidato dócil, un candidato que le esté aprobando todo al gobernador en el Congreso local. Eso es lo que la gente no quiere.

Por primera vez el PRD se abre a un proceso y va a tener un candidato que lo elija la sociedad.

¿Qué escenario ven si se frena el proceso de selección?

—Se va a judicializar el proceso y será el Tribunal Electoral el que determine la reposición y vamos a esperar qué sucede, pero eso sí sería grave para el PRD en el Estado de México.

De acuerdo con la última encuesta de EL UNIVERSAL, el PRD se ubica en el cuarto lugar. ¿Tienen tiempo para repuntar?

—La encuesta que publicaron hace unos días señala un empate técnico entre Morena y PRD. Hay 0.5% de diferencia y el PRD está creciendo igual que Morena, pero el PRD un poco más. Los que caen son el PRI y el PAN. Si el PRD saca un candidato elegido por la sociedad, vamos a meternos a la pelea y podemos ganar.

Por el otro lado vemos un candidato impuesto por el primo, una candidata que se acordó en Los Pinos o una candidata que el dedo purificador señaló. Y si le agregamos el descontento de la gente por el incremento del costo de la canasta básica y que subieron los precios de los energéticos, creo que hay posibilidades de meterse a la pelea.

¿Ve posibilidades de ganar?

—Todavía. Con la alianza estábamos claros, no se dio, ahora hay que convocar a la gente y construir.

 

Comentarios