Busca STPS garantizar justicia laboral

Crea Unidad de Enlace para la reforma en la materia; diseñará el marco normativo de nuevas instituciones
“Nuevas leyes”. Ángela Quiroga, titular de la Unidad de Enlace, afirma que se creará legislación procesal, que estará en manos de los poderes judiciales del fuero común y la Federación (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
10/02/2017
02:03
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

A fin de coordinar el proceso de transición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, federal y locales, con los poderes judiciales, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) creó la Unidad de Enlace de la reforma de justicia laboral.

Ángela Quiroga Quiroga, titular de esta unidad, explicó que una primera tarea será diseñar el marco normativo de las nuevas instituciones que regirán en el ámbito de la justicia laboral; es decir, una nueva legislación procesal en la materia, cuya operación estará en manos de los poderes judiciales del fuero común y de la Federación.

“Se tomó la determinación que, dada la importancia que este proyecto tiene para la Secretaría del Trabajo, para el gobierno federal y, desde luego, para nuestro país, era necesario crear una unidad que tuviera como única responsabilidad fungir como enlace para otras instituciones que están involucradas dentro de la reforma de justicia laboral”, explicó.

Informó que se trabaja en la creación del Código Nacional de Procedimientos Laborales, a efecto de presentarlo ante la Cámara de Diputados y el Senado de la República. Su objetivo, dijo, es unificar el marco normativo en la materia en todo el país.

Un segundo instrumento será la ley del órgano descentralizado, autónomo y con presupuesto propio, que define la reforma constitucional como “responsable del servicio de conciliación”, que operará el Registro Nacional de Organizaciones Sindicales y de Contratos Colectivos de Trabajo, así como los reglamentos internos de trabajo.

La titular de la Unidad de Enlace agregó que las tareas de este nuevo órgano se distribuyen en distintas instituciones: por un lado, los poderes judiciales de manera autónoma determinarán qué modelo de gestión deciden llevar a cabo; unas vez que lo hayan definido deberán hacer un presupuesto y considerar los costos, así como un plan específico de implementación en sus propios tribunales, incluyendo el Poder Judicial de la Federación.

“Este nuevo sistema significa, primero, la vigencia de un Estado de derecho que trae consigo confianza, orden, la posibilidad de planear en el largo plazo y da certeza de las reglas del juego dentro de una sociedad”, destacó Quiroga.

Comentó que la justicia laboral cuenta con una función específica que tiene que ver con el derecho al trabajo digno, además de garantizar que los derechos de los trabajadores consagrados en la Constitución y en la Ley Federal del Trabajo “tengan certeza de poder ser exigidos cuando un empleado considera que su derecho ha sido violado”.

Dijo que en la compleja tarea transición, la Unidad de Enlace hará un acompañamiento permanente a todas las instituciones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS