PRD plantea prohibir bonos a los diputados

Proponen que la dieta mensual sea la misma para todos; con ajuste a Reglamento de la Cámara se busca transparencia
La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados ha tomado decisiones en materia de austeridad en el ejercicio de su presupuesto (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/01/2017
02:12
JUAN ARVIZU
-A +A

[email protected]

El PRD en San Lázaro propuso una adición al Reglamento de la Cámara de Diputados para prohibir que a los legisladores se les asignen sobresueldos, bonos o compensaciones extraordinarias, al igual que se suprima la prestación de seguro de gastos médicos mayores.

El diputado Julio Saldaña Morán, secretario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, planteó que en el ordenamiento interno se establezca que los legisladores “percibirán una dieta que será igual para todos; el monto y composición de la misma será pública y transparente”.

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara Baja ha tomado medidas en materia de austeridad y transparencia en el ejercicio de su presupuesto y de las partidas que toca manejarlas a los grupos parlamentarios.

Dichos acuerdos, dijo Saldaña Morán, “no deben ser medidas reactivas y coyunturales en respuesta a la crisis económica del país o por el enojo de la población, debido al escándalo en torno al ‘bono secreto’ para los legisladores, sino una medida legal en la normatividad del Congreso de Unión”, propuso el perredista.

Con el fin de sumar a la norma la prohibición en San Lázaro del “bono secreto”, Saldaña Morán planteó una adición en ese sentido en la fracción VI y agregar un segundo párrafo al artículo sexto del Reglamento de la Cámara de Diputados.

Las disposiciones de dieta igual para todos, con base en la propuesta del legislador del PRD, incluirían medidas candado en el Presupuesto de Egresos de la Federación, a fin de que no haya modificaciones en el transcurso del ejercicio anual de que se trate.

Desde luego que “la dieta debe permitir [a los diputados federales] desempeñar con eficacia y dignidad su encargo”, además de que “la seguridad social y los servicios médicos que reciban deberán ser los que presten las instituciones públicas de seguridad social y las instituciones del Sistema Nacional de Ahorro para el Retiro”.

Lamentó que “en la Cámara de Diputados se han asumido prácticas respecto a ingresos o prestaciones para los legisladores que ofenden a la ciudadanía, pues se asignan de forma discrecional y poco clara, como el caso de las pólizas para gastos médicos mayores y otras subvenciones extraordinarias con cargo a los recursos públicos”.

Respaldó las medidas de la Jucopo, entre ellas, la de terminar con las “partidas extraordinarias [bonos], y que se cancele la entrega de vales de combustible y viajes internacionales, salvo aquellos que sean indispensables, y que se disminuya 25% gastos en alimentos”.

El pasado 1 de diciembre, EL UNIVERSAL publicó que el Congreso de la Unión alistaba una bolsa de 419.6 millones de pesos para cubrir las dietas, aguinaldos, compensaciones y un “bono secreto” a los 500 diputados.

En una primera instancia estaba programado que cada legislador recibiría alrededor de 718 mil pesos, de los cuales 357 mil son de lo que se les paga por ley, oficial y transparente, más un bono discrecional, llamado “navideño”, y que al menos tiene cinco años entregándose, en el que cada diputado recibe 361 mil pesos.

Después de la información publicada por este diario, en la Cámara Baja admitieron que este año el “bono secreto” se reduciría a 150 mil pesos.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah, informó que el monto que recibirán los legisladores no sería de 718 mil pesos; sin embargo, sí se les depositarán más de 500 mil pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS