“La crisis con EU nos debe unir como mexicanos”: Rosas Aispuro

Pide a fuerzas políticas, económicas y sociales apoyar al Presidente; en el estado nos estamos preparando ante posibles deportaciones, dice
José Rosas Aispuro (PAN), Gobernador de Durango (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
26/01/2017
02:04
Ariadna García
-A +A

[email protected]

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro (PAN), considera que México vive una situación de emergencia ante las decisiones que toma el gobierno de Estados Unidos. Por ello, hace un llamado para que las fuerzas políticas, económicas y sociales respalden al presidente Enrique Peña Nieto en sus decisiones que permitan defender los intereses del país.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Aispuro —quien hace cuatro meses tomó la administración de Durango— considera que no se le debe regatear el respaldo a Peña Nieto, quien a su vez debe hacer un gran llamado a la unidad, para así enfrentar las decisiones del gobierno estadounidense que afectan a México.

Para el gobernador de Durango el Presidente debe analizar muy bien si viaja a Washington la semana próxima para reunirse con Donald Trump.

Ante los anuncios que hizo Trump, dice, México está en franca desventaja, por ello es que se debe valorar el viaje.

Si bien la elaboración y aplicación de la política exterior mexicana es facultad exclusiva del Ejecutivo federal y el Senado es el órgano que la revisa, el duranguense considera que Peña Nieto debe escuchar a los gobernadores, entre otros actores.

No hay que regatear el respaldo al Presidente, exalta, y nadie debe sacar raja política del momento.

¿Cuál es su análisis de lo que se vive en el contexto internacional, particularmente con Estados Unidos?

—El escenario que vivimos hoy trae consecuencias. Lo que priva es la incertidumbre, eso es lo que a toda la sociedad la tiene en el que no sabemos qué va a pasar. Nos debe llevar a que los mexicanos nos unamos.

Podemos decir que vivimos una situación de emergencia y en esta situación de emergencia me parece que nada debe estar por encima del interés nacional, más allá de las cuestiones de carácter ideológico o partidario.

El presidente Peña Nieto debe hacer un llamado a las fuerzas políticas, económicas, sociales, artísticas, culturales, a la sociedad a unirnos para que podamos darle. Yo he platicado con algunos gobernadores y hoy estamos conscientes y necesitamos respaldar, darle todo el apoyo al Presidente.

En este momento, Peña Nieto tiene que valorar si es conveniente participar o no en la reunión del próximo martes.

¿Debe ir o no a Washington el presidente Peña Nieto?

—Creo que ante los anuncios que se han hecho, cualquier diálogo que se tenga posterior vamos en desventaja, porque si el presidente de Estados Unidos hubiera hecho estos anuncios derivado de un encuentro con el Presidente de México, sería otra cosa.

El Presidente debe valorar lo que el equipo encabezado por el canciller Luis Videgaray le informe del resultado que haya tenido con los funcionarios del gobierno de EU. Creo que en función de eso y del anuncio que hizo hoy [ayer] Trump, tendrá que decidir.

Hay que respaldar al Presidente en la decisión que él considere. Hoy vamos en una situación de desventaja por el anuncio que ha hecho el gobierno de Estados Unidos, pero hay que valorar no sólo esto, los negociadores son los que tendrán que dar los detalles de si es conveniente o no asistir a esa reunión.

¿Hay que cambiar el discurso de ‘no sumisión y no confrontación’?

—Lo grave es que hoy [ayer], antes de tener ese diálogo formal con el Presidente de México, el gobierno de Estados Unidos hace estos anuncios. ¿En qué condiciones llegamos al diálogo? Primero, debe haber respeto a México y esa palabra la llevará el titular del Ejecutivo federal, porque es el responsable de la conducción de la política exterior de nuestro país.

¿A quién debe escuchar el presidente Peña Nieto?

—En el caso de las estructuras de la burocracia política es muy fácil que se pueda tener diálogo, comunicación. Los gobernadores tenemos el pulso de lo que está sucediendo en nuestros estados. Quienes estamos viviendo, quienes podremos sentir de manera más directa los efectos de una política internacional decidida unilateralmente por el gobierno de Estados Unidos que lastime a México, los que vamos a percibir primero somos nosotros.

Es el momento en el que no hay que regatear el respaldo al Presidente de la República, los gobernadores debemos estar en total diálogo, respaldando las decisiones que se tomen, esperando que sean las mejores.

¿Cómo prepara a su estado ante eventual retorno de migrantes?

—Saqué un manifiesto en donde expongo los compromisos que el gobierno de Durango asumiría. Entre otros, señalo primero el establecer a las empresas que se instalen en el estado, las que den empleo a los compatriotas que regresen, buscar un esquema de estímulos donde no sólo sean del ámbito local. Lo hemos platicado con el secretario de Hacienda federal y hay la disposición para que podamos generar esas condiciones para apoyar a las empresas que le den trabajo a los connacionales que regresen.

En los próximos días voy a hacer gira de trabajo por las principales ciudades que tienen el mayor número de duranguenses en Illinois, en California, en Texas, en Colorado, las principales ciudades de Estados Unidos. Empezaremos por las ciudades más pobladas y vamos a comprometernos a que junto con los consulados en Estados Unidos podamos poner un equipo de abogados para apoyar a nuestros connacionales, primero para que se les respeten sus derechos humanos y civiles. Lo vamos a hacer con las asociaciones.

Otro tema es que vamos a apoyar a los mexicanos que puedan ser deportados y que tengan un espíritu empresarial. Hay mucha gente que ha hecho capital en Estados Unidos y eso les va a permitir abrir sus negocios. La gente que trabaja allá habla inglés y eso es un plus.

También planteamos abrir a los jóvenes que estudian allá, reconocerles la primaria y secundaria, tenemos un programa que le vamos a llamar “Revalidar es fácil” y vamos a hacerlo mediante la Secretaría de Educación Pública.

Vamos a respaldar la política que el presidente Peña Nieto ha anunciado. Nosotros, dentro de esta política que estamos planteando de respaldo a connacionales, es apoyar las propuestas que está haciendo el Presidente.

¿Cuándo se va de gira a EU?

—Yo creo que en la primera quincena de febrero. Estamos contemplando ir a Chicago entre el 10 y 11 de febrero. Estamos empezando por las ciudades con el mayor número de duranguenses.

¿Ha hecho cuentas de cuántos recursos necesita para hacer frente a esta situación?

—Estamos hablando con algunas de las instituciones financieras; vamos a tocar la puerta de las secretarías de Hacienda y de Economía, para que a través de la Banca de Desarrollo, si uno aporta un peso lo podemos multiplicar hasta por ocho o 10 pesos ese recurso.

Por eso digo que es situación de emergencia la que estamos viviendo y si no sumamos esfuerzos y sólo tomamos decisiones de carácter partidario no vamos a tener posibilidad de mandar mensaje de que los mexicanos estamos dispuestos a defender los derechos que nos corresponden. Por otro lado, tenemos que darle la fuerza a quien debe ser ese interlocutor, porque no vamos hablar todos.

Gasolinazo

¿Cómo enfrenta el gasolinazo?

—Hemos anunciado, en el caso de Durango, medidas de austeridad como las placas, que este gobierno estaba obligado a partir del 1 de enero a llevar a cabo el cambio, las estamos dando sin costo alguno. Debemos tener la sensibilidad de ayudamos a atemperar los efectos del incremento a los combustibles.

Cero cobro a la tenencia. Tomamos otras medidas en donde a los funcionarios no se les apoyará con la gasolina. A los servidores de primer nivel no se les va a pagar el teléfono celular, empezando por el gobernador. Desde que entré (al gobierno) sigo con el mismo celular, lo pago con mi tarjeta.

Esta semana que viene vamos a hacer nuevos anuncios de austeridad que van a ir posiblemente desde la venta de una parte del parque vehicular, que no es indispensable. Vamos a tomar otras medidas que posiblemente sea la disminución de los salarios, sin que esto nos lleve a una acción populista o demagógica, porque también a un funcionario si no le pagamos lo que necesita para tener esa libertad para dedicarse a esa actividad, nos puede generar otros problemas.

Además, vamos a presentar una propuesta de reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado, para compactar algunas áreas de la administración pública y también disminuiremos la renta que se tiene de oficinas, sin que vayamos a afectar la función de cada dependencia.

Ese recurso que vamos a ahorrar no se irá a recursos generales, lo vamos a aplicar, en este caso por la emergencia que se vive, para atender a las familias que tengan que regresar de EU.

¿Terminó la revisión de cómo le dejaron la administración?

—Primero: una deuda alta, que nos genera el pago de 300 millones de pesos al año de intereses, si ese dinero nosotros lo destináramos a otro tipo de obras de carácter social sería un beneficio para la gente.

Encontramos un déficit de 2 mil 200 millones de pesos para cerrar el año.

En el caso de la revisión que estamos haciendo a cómo se ejerció el recurso, algunas áreas concluyeron y otras siguen revisando. Están a punto de concluir las auditorías en donde a través de la contraloría del estado se van a dar a conocer en dónde hay situaciones que pueden ser aspectos que son sólo observaciones que no se llevaron a cabo los procedimientos que se necesitaban, y en dónde hay desviación de fondos.

¿Cómo está el estado en seguridad?

—En el tema de seguridad avanzamos, a tal grado que en la última encuesta que publicó la semana pasada el Inegi: La Laguna, Gómez Palacio y Lerdo, que de 2009 a 2012 fueron las ciudades más violentas del país junto con Torreón, hoy La Laguna, Gómez Palacio y Lerdo es considerada la tercera región más segura.

La capital se considera que es la tercera ciudad más segura del país después de Mérida y Vallarta.

En el tema de seguridad tenemos el apoyo del Ejército, hemos trabajado de manera permanente con apoyo de los gobernadores vecinos. Hemos dado pasos importantes, no quiere decir que hemos de echar las campanas al vuelo.

En materia de seguridad nada se hace de una vez y para siempre, hay que estar todos los días atentos. En un día, en un instante, se puede perder todo lo que se ha ganado. Nos falta mucho por hacer, pero creemos que sí ha habido una mejoría sustancial, no sólo lo dicen las estadísticas oficiales, sino también es la percepción de los ciudadanos.

PAN no puede confiar

¿Cómo ve a su partido, el PAN? A Ricardo Anaya lo acusan de traidor.

—El PAN, como todos los partidos, viven momentos en los que hay análisis, discusión al interior. Desde mi punto de vista, Ricardo Anaya debe tener todo el respaldo de la militancia para llevar la voz de los panistas a los foros que se requiera, para tomar las decisiones que se necesiten, las más sensatas para el momento que se vive.

Lo que requiere Anaya es el respaldo de los panistas. Si queremos un partido competitivo, que se siga ganando la confianza de los ciudadanos. El PAN en los últimos tiempos, particularmente en las elecciones del año pasado, tuvo buenos resultados, pero no podemos confiarnos que con eso ya hicimos las cosas. En el ámbito político la confianza se tiene que ganar a diario.

La mayor parte de los gobernadores, lo que he platicado, lo que he percibido, es que estamos listos para respaldar a Ricardo Anaya. El tema que venga en 2018 no es momento ahorita para hablar de él, ahorita lo que necesitamos es un presidente del CEN del PAN fuerte, un presidente que tenga la confianza de a quiénes representa, no sólo para ganar las elecciones de este año, sino para que el PAN se prepare para ser nuevamente una opción como lo fue en el año 2000 y también 2006.

Si tenemos un presidente que tiene la confianza de su militancia, tenemos más posibilidades de crecer. Si tenemos presidente debilitado, confrontado, al partido no le ayuda.

Los panistas tenemos que cerrar filas, como los mexicanos tenemos que hacerlo con Peña Nieto más allá de los temas de carácter partidario. Ahorita sería lamentable que alguien sólo quiera sacar una raja política en esto cuando lo que el país requiere es unidad para enfrentar a una potencia de carácter mundial como lo es Estados Unidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS