Se encuentra usted aquí

Ni un peso al muro: Congreso

Bancadas avalan acuerdo para que el Ejecutivo mantenga relación bilateral
El presidente de la Comisión Permanente, Javier Bolaños (PAN), leyó el acuerdo en el que se rechazan las amenazas de Trump a México (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
18/01/2017
02:13
Misael Zavala y Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

Ante la inminente toma de protesta de Donald Trump como presidente de Estados Unidos el viernes 20 de enero, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó un acuerdo en el que rechaza la construcción de un muro en la frontera entre México y la Unión Americana, y acordó no asignar recurso alguno para su edificación.

“La Comisión Permanente del Congreso de la Unión rechaza la construcción de un muro en la frontera entre México y Estados Unidos, y exhorta al Ejecutivo federal a continuar manteniéndose firme a la oposición a dicha obra. La Cámara de Diputados hace suya la decisión de no asignar recurso alguno para su financiamiento”, describe el documento avalado por las bancadas.

En el acuerdo leído por el presidente de la Comisión Permanente, el diputado Javier Bolaños (PAN), se manifestó su enérgico rechazo a las múltiples declaraciones y amenazas hechas por Trump en contra de México y los mexicanos. Los legisladores se pronunciaron por una relación bilateral basada en el beneficio, respeto, cooperación, prosperidad, seguridad y el desarrollo de ambas naciones.

En el documento de siete puntos, los legisladores también exhortan al Ejecutivo federal para que, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), emita un pronunciamiento oficial respecto de las posturas de política exterior contra nuestro país que ha manifestado Trump, y para que diseñe y dé a conocer las estrategias de protección del interés nacional ante las políticas antimexicanas anunciadas, que contengan las acciones necesarias para prevenir las consecuencias de su implementación.

Recordaron que desde que inició su campaña Trump ha utilizado un discurso y una postura antimexicana, xenófoba, amenazante y de menosprecio a la buena relación y vecindad que han mantenido México y Estados Unidos, y sus reiteradas manifestaciones han incitado al odio y desprecio a los migrantes, al exacerbar un ánimo discriminatorio y racista que atenta contra su integridad y sus derechos humanos.

Asimismo, los legisladores exigieron al próximo gobierno de Estados Unidos respeto a los derechos humanos de los mexicanos en esa nación, incluido el de la libre disposición y envío de las remesas sin gravamen alguno, y demanda del cumplimiento irrestricto del derecho internacional, en particular del humanitario y consular y de los acuerdos y convenios bilaterales, suscritos por ambas naciones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS