18 | MAY | 2019
120
En sesión extraordinaria, el CPN ratificó a Enrique Ochoa como presidente nacional para concluir el periodo 2015-2019 (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)

Ochoa va contra gobernadores corruptos de PRI

13/07/2016
03:00
Ariadna García
-A +A
Fiscalización y destitución, plantea nuevo líder; propone acercar el partido al gobierno federal

[email protected]

Para ganar la confianza de la ciudadanía y romper con prácticas ilegales, el nuevo presidente nacional sustituto del PRI, Enrique Ochoa Reza, propuso a la militancia crear un órgano anticorrupción al interior del organismo político, fiscalizar a sus gobernantes y, de ser necesario, pedir su destitución.

En su primer discurso como dirigente nacional ante el Consejo Político Nacional (CPN) priísta, Ochoa Reza propuso romper con la “sana distancia”, y acercar al gobierno al partido para que rinda cuentas de su actuar.

En sesión extraordinaria, el CPN ratificó a Ochoa Reza como presidente nacional para concluir el periodo 2015-2019 que dejó Manlio Fabio Beltrones.

Al arrancar la sesión, la ex presidenta nacional del tricolor, María de los Ángeles Moreno, pidió apoyo a Ochoa Reza por la unidad del PRI. Aunque solicitó que el partido debe ser congruente con lo que dice y hace; respetar a las bases y pedir cuentas a sus gobernantes.

La sesión del CPN albergó a secretarios de Estado, ex dirigentes nacionales, legisladores, gobernadores y mandatarios electos, que avalaron la llegada de Enrique Ochoa al partido.

Al iniciar su discurso, el ex director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) envió un saludo a quienes siguieron el acto por redes sociales y medios; hizo —además— un reconocimiento a Beltrones Rivera, quien renunció a la dirigencia el pasado 20 de junio.

Fue un discurso de 30 minutos en donde resaltó el honor que siente por llegar al más alto lugar que existe en el partido. Señaló que en el PRI se han acumulado viejos y nuevos problemas que deben tener soluciones democráticas.

Llamó a abrir las puertas del partido, ser críticos y autocríticos, pero sobre todo analizar los errores cometidos.

Enrique Ochoa dedicó gran parte de su discurso a hablar del presidente, a quien llamó “el mayor activo del PRI”.

Hizo un recuento de lo que la actual administración ha realizado en materia económica, generación de empleos, atracción de inversiones, turismo y seguridad, entre otros. Lo comparó con las administraciones del PAN, que encabezaron Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012).

Ochoa advirtió que el elemento más adverso de la política actual son las acusaciones de corrupción e impunidad, razón por la cual los partidos políticos son cada vez menos el canal para que la ciudadanía se exprese.

“Cuando uno de nuestros militantes le falla a la sociedad y se corrompe, lastima profundamente al partido y a todo el resto de sus militantes y simpatizantes, nos lastima a todos”.

Es inaceptable, dijo, tapar el sol con un dedo, se debe reaccionar y el PRI tiene que ser garante de la honestidad de sus gobiernos.

“Tenemos que ser un partido que señale la corrupción de los gobiernos emanados de nuestras filas, que exija su fiscalización e incluso destitución”.

El dirigente nacional priísta subrayó que su militancia debe adoptar las mejores prácticas en transparencia y rendición de cuentas, impedir el acceso a candidaturas en todos los niveles de gobierno, de personas que tengan algún antecedente de corrupción.

“Con la misma firmeza con la que debemos limpiar la casa y contribuir a crear un nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, seremos exigentes para señalar actos de corrupción de los otros partidos políticos, sea este el caso de gobernadores en funciones o ex mandatarios, candidatos electos o aspirantes en competencia. Vigilaremos a los otros partidos políticos”, advirtió.

Ochoa Reza propuso crear un órgano anticorrupción dentro del PRI; convocó a discutir el tema y conformar el mejor sistema en la materia de todos los partidos políticos.

Mayor acercamiento. El presidente nacional sustituto del PRI expuso la necesidad de que la comunicación entre el gobierno y el partido cambie, que ambos se acerquen.

“Necesitamos construir una nueva y moderna relación entre el gobierno y el partido, en donde el gobierno venga a rendirle cuentas al partido y ser el partido el defensor de la ciudadanía frente al gobierno”, manifestó.

Propuso una nueva relación en donde los funcionarios del gobierno se reúnan con los funcionarios del partido en toda la República, que informen y expliquen los logros alcanzados.

“En pleno respeto a las leyes electorales vigentes en nuestro país, propongo que el gobierno le rinda cuentas al partido para que juntos sirvamos mejor a la sociedad.

“Propongo que los compañeros del gobierno, desde secretarios de Estado, los directores generales y altos funcionarios, asistan a reuniones de trabajo en entidades de la República con la estructura del partido”, manifestó.

Consideró que las comisiones internas del Consejo Político Nacional son las que pueden organizar los foros entre gobierno y estructura del partido.

Enrique Ochoa se comprometió, entre otros, a conformar un Comité Ejecutivo Nacional equitativo, donde haya equidad de género; con representatividad regional y generacional.

Todos los integrantes del actual Comité Ejecutivo Nacional presentaron ya su renuncia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios