19 | FEB | 2019

Alarma imagen del país: corresponsales

02/06/2016
02:11
Natalia Gómez y Ariadna García
-A +A

[email protected]

México no es el único país que tiene una obsesión por proyectar una buena imagen a nivel internacional, coincidieron corresponsales extranjeros reunidos en el segundo y último día del seminario “Periodismo, Libertad de Expresión, 100 años del periódico EL UNIVERSAL”.

En esta última mesa del foro, titulada “Periodismo sobre México desde los Medios Internacionales”, participaron Elizabeth Malkin, de The New York Times; Pablo Ferri, de El País; Laura Woldenberg, de Vice México; Adam Barnes, de The Economist; el senador del PRD Zoé Robledo y Carlos Bravo, de la Maestría en Periodismo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), como moderador.

Los corresponsales extranjeros concordaron en que temas relacionados con la violencia y el crimen organizado, como los de Ayotzinapa y Tlatlaya, han sido los que han ocupado mayor espacio en la prensa internacional. Barnes explicó que los asuntos informativos que hoy los ingleses relacionan con México son tres: Donald Trump, Joaquín El Chapo Guzmán y Ayotzinapa.

Malkin refirió que el presidente Enrique Peña Nieto intentó vender una imagen a raíz de las reformas estructurales, y lo hizo con éxito. “Cuando la realidad cambió nos supo manejar su imagen en el extranjero. Hay un poco de silencio”, comentó.

Pablo Ferri consideró que el gobierno federal estará marcado por Ayotzinapa y la crisis de derechos humanos, a pesar de que pudiera tener aciertos en lo económico y educativo. “Los fallos a la hora de enfrentar crisis de derechos humanos han sido tremendos”, declaró.

Woldenberg puso sobre la mesa el tema de las agresiones contra periodistas en México y advirtió que como corresponsales quedan salvaguardados de este tipo de peligro. “Los medios internacionales cuentan con un respaldo que les otorga un poco más de seguridad a los periodistas y hace más difícil el hostigamiento. Al no tener compromiso con empresas privadas o con gobiernos no comprometemos nuestro contenido”, refirió.

El senador Robledo dijo que pareciera que lo que preocupa a los políticos es lo que se dice en la prensa extranjera porque es a lo que reaccionan.

Financiamiento. En la mesa previa denominada “Sostenibilidad y el Futuro del Periodismo”, se puso a debate la desaparición de medios de comunicación por no tener los recursos que le permitan mantenerse.

Se aseguró que la sobrevivencia de los medios en México depende más del financiamiento gubernamental que reciben, que de los contenidos y los recursos que puedan obtener desde el ámbito privado, criticaron periodistas y académicos.

Ignacio Rodríguez Reyna, director de Emeequis, comentó que los medios de comunicación han dejado de lado a la sociedad; generan productos que no interesan y simplemente funcionan como altavoz del poder político, por el tema del financiamiento.

Guillermo Osorno, del proyecto Horizontal, coincidió en que la crisis de los medios se agudiza con la llegada del internet, lugar en donde el financiamiento se complica aún más.

Mireya Márquez, de la Universidad Iberoamericana, advirtió que uno de los principales retos para el periodismo es cómo financiarlo en una era digital. “En México, el gobierno, los partidos políticos son los clientes y patrones más seguros de los medios. El reto es cómo hacer para financiar al periodismo ahora con una era digital”, aseveró.

Paulina Castaño, de la organización Fundar, puntualizó que la publicidad oficial es una censura indirecta para los medios de comunicación.

Por la noche, se clausuró el Seminario que fue convocado por la Fundación Ealy Ortiz A.C., por el Instituto Belisario Domínguez y por la Maestría en Periodismo del CIDE.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios