32

“No hacer caso al discurso de Trump, error de México”: León Krauze

Dice que no es probable que llegue el magnate a la Casa Blanca; el gobierno mexicano debe dar una respuesta contundente, señala
En la foto: León Krauze, periodista (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
19/06/2016
03:40
Ariadna García
-A +A

[email protected]

La única manera de hacer frente al prejuicio que se vive en Estados Unidos sobre la migración mexicana e hispana en general es difundir las historias de éxito que esta gente lleva a aquella nación, defender sus éxitos y en ello el gobierno de la República debe tener una respuesta mucho más contundente frente a los ataques de Donald Trump, aspirante republicano a la presidencia de la Unión Americana, consideró el periodista y escritor León Krauze.

Con La Mesa bajo el brazo, título que lleva su nuevo libro, León Krauze presenta la historia de decenas de hispanos que llegaron a Estados Unidos para hacer una nueva vida, lejos de las carencias en sus lugares de origen, relatadas justo en una mesa.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Krauze, quien desde hace tres años comenzó a contar historias de migrantes a través del canal 34 de televisión en Los Ángeles, California, señaló que busca mostrar el lado bueno de la migración, la lucha que las personas dan por mejorar su vida y la de su familia, y con ello contrarrestar el discurso negativo del magnate Donald Trump en contra de los migrantes.

“Si las políticas que propone Donald Trump se hubieran aplicado en el siglo XIX, éste no existiría. Si yo pudiera tenerlo frente a mí [a Donald Trump], eso sería lo primero que le diría. Es la realidad, es un país [Estados Unidos] formado por inmigrantes en todos los sentidos, hasta en el sentido de la conquista física del territorio”, declaró el periodista.

Falta de atención

Krauze repite que la respuesta del gobierno mexicano ante los ataques de Trump fue tardía e insuficiente y ello a pesar de que varias voces, incluida la de él, lo advirtieron.

“Me parece que ahora sigue siendo insuficiente”, consideró, “yo confío en la labor que hará el nuevo embajador [Carlos] Sada. Me parece que la respuesta tiene que ser mucho más contundente, tuvo que ser más contundente y ahora tiene que serlo todavía más. Me gustaría francamente que se recurriera a lo que considero la manera ideal de refutar al prejuicio, la manera ideal es compartir la experiencia de los inmigrantes mexicanos y de los mexicanos en general”.

El tiempo para difundir las historias, alertó, es poco porque se tiene a un político a las puertas de la Casa Blanca y que se ha dedicado a generar prejuicios.

“A mí no me importa Donald Trump, porque es una sola persona que encontró un mensaje que resonó y como buen vendedor, él no va a soltar esa frase. Me preocupa más el pueblo estadounidense, el electorado al que hay que informarlo, pero al mismo tiempo conmoverlo”, señaló.

León Krauze dijo que el discurso del prejuicio que el magnate ha enarbolado, corre el peligro de que pase de lo político a la acción, la agresión.

“La manera de contrarrestar eso es tomar muy en serio [lo que dice el magnate], que desde un principio fue algo que el gobierno mexicano decidió no hacer, pese a que hubo voces, entre las cuales tengo el honor de encontrarme, que levantamos la voz y dijimos: ‘Cuidado’. Decidieron ignorarnos, ahora hay que tomarlo absolutamente en serio, porque sin duda hay que desmontar, hasta donde podamos nosotros en el proceso, sumarnos allá y acá en el discurso de Donald Trump del prejuicio que está basado en una cantidad de mentiras abrumadoras que hay que ir desmontando”, subrayó el escritor.

En busca de más historias

La llegada de Trump a la Presidencia de Estados Unidos no es probable para Krauze; sin embargo, advirtió que no se puede dejar de lado el tema.

León Krauze destacó que por lo pronto continuará con su mesa viajera, aquella que coloca en calles californianas e invita, de manera espontánea, a que los hispanos cuenten sus historias de vida y de éxito en la Unión Americana.

Describió el gozo con el que escucha a la gente hablar sobre su circunstancia y eso es lo que la sociedad estadounidense debe conocer.

“Uno está acostumbrado a ver o pensar en la migración hispana a Estados Unidos como proceso lleno de sufrimiento, de patetismo y lo que yo encontré, francamente, es todo lo contrario. Hay historias y episodios en cada historia, la mayoría de la gente enfrenta el reto diario con auténtico gozo a pesar de la circunstancia, a pesar de que hace décadas que no ven a sus hijos, enfrentan el día a día con alegría”, relató el periodista.

El tronco común de los hispanos, definió, es la carencia, la pobreza, la búsqueda de una vida mejor.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios