41

Busca SEP regresar a 'aviadores' a las aulas

Tendrán cargos de profesores, supervisores o subdirectores; la reingeniería inicia en agosto y no prevé nuevas contrataciones
El titular de la SEP, Aurelio Nuño, se reunió ayer con supervisores educativos del Distrito Federal, en el marco de la explicación del programa La Escuela al Centro (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
27/01/2016
03:00
Nurit Martínez Carballo
-A +A

[email protected]

Con la reingeniería que emprendió la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través del plan La Escuela al Centro, miles de comisionados sindicales y aviadores regresarán a los planteles de preescolar y primaria, pero ahora con cargos de supervisores, subdirectores o en la figura de seis tipos de maestros de apoyo para mejorar la calidad de la educación.

En una primera etapa, la SEP cuenta con un registro de 2 mil 200 comisionados sindicales con goce de sueldo a quienes se les propondrá regresar a las aulas en una nueva estructura ocupacional, plantea el programa que presentó la dependencia ante las autoridades educativas de los estados.

La estrategia que arrancará el próximo mes de agosto, cuando inicie el ciclo escolar, pretende que los maestros comisionados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que sean reincorporados a las tareas educativas, obtengan un salario por esas nuevas actividades, mientras que los que se dediquen a las tareas de gestión sindical sean pagados por la propia organización gremial.

El pasado 14 de enero, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, informó que en la depuración de la nómina magisterial se identificaron 2 mil 200 comisonados sindicales con goce de sueldo y en el marco de la reforma educativa esa situación, prevalenciente en los últimos 40 años, llegaba a su fin en el sistema.

El funcionario federal explicó que dejar de pagar a ese grupo de comisionado permitiría tener en principio un ahorro cercano a los mil millones de pesos, que se destinarían a labores docentes y académicas.

“Con estos recursos vamos a pagar a todos los comisionados que regresen a su trabajo pedagógico y a las aulas”, indicó en ese momento.

La nueva organización de la escuela, según lo que planteó la SEP ante las autoridades estatales, tiene también el propósito de operar con “menos burocracia”, por lo que a cada colegio se le asignarán hasta ocho nuevas figuras: dos subdirectores, uno académico y otro de gestión escolar, para aligerar las tareas administrativas que en este momento realizan los directores.

Cada escuela de preescolar y primaria contará, además de profesores de grupo, con uno de inglés, de educación física, de taller de lectura y escritura, de enseñanza artística, de tecnologías de la información y educación inclusiva.

El ejercicio de reingeniería de los servicios educativos no implicará que la SEP haga contrataciones adicionales en el sistema, sino que aprovechará que los profesores que se integraron a la dirigencia sindical regresen a las aulas.

La reorganización de la escuela significa una nueva estructura en las tareas de supervisión escolar, debido a que ahora se tendrá a una persona encargada de realizar actividades de apoyo de la gestión administrativa, además de quienes realizan funciones de apoyo técnico pedagógico, conocidos como ATP´s.

Para establecer las “rutas de mejora en las escuelas con mayores necesidades”, la SEP realizará el primer padrón de ATP´s.

En la presentación ante el Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu), la secretaría dio a conocer que en la primera etapa la reingeniería se realizará en aquellos centros en donde opera el programa de Escuelas de Tiempo Completo.

Hasta 2014 ese proyecto se aplicaba en más de 23 mil escuelas. Según el plan se estima tener además un ejército de 2 mil supervisores para establecer un Sistema de Alerta Temprana de estudiantes en riesgo de no lograr los aprendizajes esperados.

Para ello se realizará un diagnóstico de quienes requieran apoyo para mejorar la lectura, escritura, cálculo mental y atender a los que no se involucran en la clase de forma reiterada.

También se observarán indicadores en donde se tiene una percepción negativa del clima escolar; en donde los registros de evaluación han generado una “alerta” por el nivel de desempeño; o bien, en aquellos casos en donde los niños han acumulado reiteradas faltas en un bimestre.

A fin de avanzar en ese diagnóstico nacional de desempeño por aula, en los próximos cuatro meses —de febrero a mayo—, los supervisores acudirán a 40 mil aulas para observar el desempeño de los alumnos.

Para fortalecer la coordinación de todas las acciones se prevé que en los primeros días de febrero, el día 5, se instale el Consejo Nacional Directivo de La Escuela al Centro.

Comentarios