11

"Renuncia de Navarrete no salvará al PRD"

Fundadores y líderes del sol azteca urgen un cambio de línea política que se aleje del gobierno federal
En la foto> Ifigenia Martínez y Hernández, Leonel Godoy Rangel, Pablo Gómez Álvarez y René Bejarano Martínez (ESPECIAL)
07/08/2015
03:50
MISAEL ZAVALA
-A +A

[email protected]

Fundadores históricos y líderes del Partido de la Revolución Democrática admiten que el relevo adelantado en la dirigencia nacional no palía la crisis interna que azota al sol azteca, sino que se corre el riesgo de que sea una medida “cosmética” que coloque a distintos personajes, pero de las mismas corrientes que controlan al perredismo.

Consultados por EL UNIVERSAL, personajes históricos y fundadores del PRD como Pablo Gómez Álvarez, Ifigenia Martínez y Hernández, Leonel Godoy Rangel y Jesús Zambrano Grijalva, así como los líderes de corrientes Carlos Sotelo (Patria Digna), René Bejarano (Izquierda Democrática Nacional), y Vladimir Aguilar (Foro Nuevo Sol), coinciden en que no basta con relevar a Carlos Navarrete Ruiz de la presidencia nacional para apuntalar al PRD, sino que es urgente un cambio de línea política que se aleje de pactos con el gobierno federal y ser una verdadera oposición de izquierda.

En la víspera de que el Consejo Nacional vote entre hoy y mañana un relevo adelantado de la dirigencia, los perredistas coincidieron que en los 26 años de vida de su partido, nunca un líder nacional había puesto su cargo a votación, tal como lo hacen el presidente Carlos Navarrete, el secretario general Héctor Bautista y los 20 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

En un documento que Navarrete puso a discusión acepta que lo grave para su partido fue que en vez de capitalizar el voto de castigo —en las pasadas elecciones— contra el stablishment, “también fuimos castigados en una gran parte en los estados del país al ser percibidos como parte del status quo”.

Al respecto, el líder histórico del PRD, Pablo Gómez, aclaró que desde siempre los órganos de dirección que eligen al presidente y sus secretarios tienen toda la facultad para removerlos cuando sea necesario.

Aunque reconoció que es un buen inicio para buscar una solución de fondo ante la crisis en su partido, el perredista aclaró que no hay un cambio de línea política en el PRD que los lleve a ser una verdadera oposición.

Sobre el tema, el ex presidente nacional del PRD y miembro activo de la corriente Nueva Izquierda, Jesús Zambrano, expresó que no es suficiente la renuncia, sin embargo, hay un conjunto de propuestas para la transformación del sol azteca, como un mayor acercamiento con la ciudadanía e impulsar una política de alianzas.

“Es urgente que el partido tenga una sacudida en todo su conjunto, porque de lo contrario nos quedaríamos estancados en lo que vivimos en este momento”, declaró Zambrano Grijalva.

Leonel Godoy, ex dirigente nacional del PRD, aclaró que más que un cambio de dirigente, el partido necesita reestructurar la línea política: “No creo que si Carlos Navarrete fuera relevado, tendría un cambio fundamental. Si cambian a unos para poner a otros sería caer en el ‘gatopardismo’(...) se debe acabar con la política pactista con el gobierno federal para ser un verdadero partido de izquierda”, acotó.

La fundadora y líder histórica del PRD, Ifigenia Martínez, dijo que la petición de relevo de Navarrete Ruiz obedece a la realidad que vive no sólo el partido, sino a una situación política de la nación. “Responde a que el equilibrio político y social del país está violentado, es una situación nacional”.

“No me parece que sea correcto que en un momento de desequilibrio del país, se cambie la dirigencia del partido, porque tiene que ser estable”.

Bejarano Martínez, líder de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), aceptó que es una buena medida el relevo que habían pedido desde septiembre de 2014. Adelantó que debe haber un ajuste en la dirigencia nacional y modificar los estatutos donde se discutan políticas de alianzas.

En este sentido, los líderes de Patria Digna, Sotelo, y de Foro Nuevo Sol, Aguilar, avalaron el cambio de dirigencia siempre que se ponga a discusión un rumbo distinto de la línea política y las alianzas partidistas de cara a las próximas elecciones.

“Tendría que darse también un cambio generacional para que los nuevos cuadros perredistas asuman cargos de dirección nacional”, declaró Aguilar.

La senadora Dolores Padierna y el diputado federal Alejandro Sánchez, de la corriente IDN, calificaron como una medida cosmética el posible relevo en la dirigencia nacional, ya que pidieron un cambio profundo desde las bases perredistas ante los malos resultados y la línea política que ha seguido cargada más al apoyo del gobierno federal y a las alianzas con el PAN.

jram

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS