Amaga Trump con despedir a indocumentados

No garantizo que todos mis empleados están en EU de forma legal, asegura
(Foto: Archivo / AP)
09/07/2015
03:08
J. JAIME HERNÁNDEZ Corresponsal
-A +A

[email protected]

WASHINGTON.— El magnate y aspirante del Partido Republicano a la nominación presidencial estadounidense, Donald Trump, advirtió ayer que despedirá a los indocumentados que estén trabajando en la construcción de su hotel de lujo en esta capital, tras reconocer que no podía garantizar que la totalidad de los empleados allí estén legalmente en el país.

“No puedo garantizarlo”, aseguró Trump durante una entrevista con la cadena CNN en la que lamentó que el diario The Washington Post, que reveló la existencia de trabajadores indocumentados trabajando en su proyecto hotelero, no haya dado a conocer los nombres de esos trabajadores “para deshacernos inmediatamente de ellos”. Acto seguido, advirtió: “Nos estamos asegurando de que todos los que laboran en ese edificio estén legalmente en el país”.

Apenas el pasado martes, el Post reveló que el aspirante a la presidencia, que ha presentado como “delincuentes y violadores” a los inmigrantes, tenía laborando en las obras de su más reciente hotel de lujo a un puñado de inmigrantes de origen mexicano y centroamericano sin papeles.

“¿No es un poco hipócrita de su parte presentar a los indocumentados como lo peor y al mismo tiempo que haya un grupo de ellos trabajando en las obras de su nuevo hotel?”, le preguntó el periodista Anderson Cooper, a lo que Trump respondió: “Ciertamente, el último responsable soy yo”.

En todo caso, el magnate intentó escudarse en la empresa contratista que se encargó de emplear a los trabajadores para un proyecto de más de 200 millones de dólares, que se encuentra a sólo unas calles de la Casa Blanca. Horas antes, Trump había asegurado que el voto latino será suyo. “Ganaré el voto latino porque crearé empleos y los latinos tendrán los trabajos que no tenían. Me irá mejor que a nadie con ese voto”, aseguró el empresario en una entrevista transmitida por la cadena NBC.

“Los mexicanos me aman, y yo los amo”, recalcó el magnate de los bienes raíces, quien agregó que miles de inmigrantes en Estados Unidos trabajan para él.
Sin embargo, Trump refrendó varias de las polémicas declaraciones que hizo el 16 de junio pasado, cuando manifestó que los mexicanos están “trayendo drogas, están trayendo crimen y son violadores. Aunque algunos, reconozco, son buenas personas”.

Protesta. Legisladores y líderes comunitarios convocaron para hoy a una manifestación frente al Viejo Edificio de Correos, que será la sede del nuevo hotel del magnate.

“La comunidad latina y otros estamos ofendidos por los recientes comentarios de Trump hacia los inmigrantes mexicanos y latinos. La meta final de la protesta es que pida una disculpa pública”, señalaron.

Entre los convocantes destaca la delegada de la legislatura de Maryland, Ana Sol Gutiérrez; los legisladores del distrito de Columbia, Franklin García, Paul Strauss, Michael Brown, así como el activista de la comunidad LGBT, José Gutiérrez.

Las palabras de Trump han sido condenadas por algunos de los más destacados líderes del Partido Republicano, como los ex gobernadores de Texas, Florida y Nueva York, Rick Perry, Jen Bush y George Pataki, respectivamente; así como los senadores por Carolina del Sur y Florida, Lindsay Graham y Marco Rubio.

Por su parte, la aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton, dijo sentirse “muy decepcionada por esos comentarios y me siento muy mal con él y con el Partido Republicano, por no responder inmediatamente y decir ‘basta’”.

A la condena generalizada se sumó el reconocido chef de origen español, José Andrés, quien tomó la decisión de cancelar sus planes para abrir un restaurante en el hotel que Trump piensa inaugurar en 2016 en la capital estadounidense.

“Los recientes comentarios despectivos de Donald Trump hacia los inmigrantes hacen imposible para mí y mi empresa seguir adelante con la apertura de un restaurante español en la propiedad Trump International en Washington”, comunicó José Andrés a través de un comunicado enviado a los medios.

“Cada ser humano, independientemente de su estatus migratorio, merece respeto”, añadió. “Más de la mitad de mi equipo es de origen hispano, así como muchos de nuestros clientes”, detalló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS