Analiza INE deserción en proceso electoral

Estiman que 100 mil funcionarios de casilla no se presentaron. Boicot y declaraciones de Lorenzo Córdova, posibles motivos
De los 745 mil 434 ciudadanos que integraron las mesas de casilla, 7.7% fueron tomados de la fila (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
24/07/2015
02:14
Carina García
-A +A

[email protected]

En medio de movilizaciones sociales y llamado a boicot electoral —el día de las elecciones del 7 de junio—, casi 100 mil ciudadanos capacitados como funcionarios de casilla no se presentaron, cifra alta que motivó ayer a la Comisión de Organización del Instituto Nacional Electoral (INE) a ordenar un estudio para reducir la incidencia de deserciones en el futuro.

Los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, el desencanto con el gobierno, los diputados y las instituciones, inseguridad pública, conflictividad social, fallas en la capacitación, problemas con los pagos y “robo” de funcionarios ya capacitados por el INE por parte de partidos, pudieron ser algunas de las causas, valoraron consejeros en la primera reunión de balance para saber cómo operó la última fase de capacitación.

El anexo del informe de la segunda etapa de integración de casillas respecto a “fenómenos presentados durante la segunda etapa de integración de mesas directivas de casilla y capacitación electoral”, en Oaxaca y en el Estado de México, ciudadanos que ya habían sido reclutados desistieron por las “declaraciones del Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, que se difundieron en diversos medios de comunicación, respecto a comentarios sobre indígenas”.

Se indica una variedad de razones por las cuales los ciudadanos no acudieron a su mesa de casilla designada, como problemas de pago del INE a sus capacitadores, lo ocurrido con los normalistas de Ayotzinapa y el desencanto social, entre otras.

Se señala que “la localidad San Juan de las Flores, municipio de Atoyac de Álvarez, sección 0627, fue una de las más complicadas, debido a que de ese lugar es uno de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, eso lo constató el capacitador cuando visitó a la mamá de uno de los jóvenes, porque salió insaculada y le comentó que no participaría porque su hijo estaba desaparecido y que en la localidad no permitirían la instalación de las casillas”.

Enfrentaron reclamos. De acuerdo con los reportes, debido a ello el trabajo de sensibilización por parte de supervisores y capacitadores-asistentes electorales “tuvo que ser redoblado, no obstante que ya se tenían integradas las mesas directivas de casilla e incluso ya se estaban llevando a cabo los simulacros”.

Por lo menos en algún caso de los consignados, los capacitadores tuvieron que aclarar la situación, pues se enfrentaron a “los reclamos de la ciudadanía, que en muchos casos derivó en renuncias de funcionarios designados a participar en casillas, al no compartir e incluso estar molestos con dichas declaraciones”.

En reunión de comisiones unidas de Organización y Capacitación Electoral se analizó que el ausentismo de ciudadanos ya capacitados el día de la jornada electoral pudo ser multifactorial, pero —admitieron los consejeros Enrique Andrade y José Roberto Ruiz Saldaña— “preocupan” y deben analizarse las motivaciones para evitar se repliquen en futuros procesos.

El informe, que será presentado al Consejo General la próxima semana, dice que cuando no es posible completar la mesa de casilla con suplentes, se selecciona a ciudadanos que estén formados en la fila y aparezcan en la lista nominal. De los 745 mil 434 funcionarios que integraron las mesas de casilla, 7.7% fueron tomados de la fila, pues no acudieron quienes debían ir. Para mesas de casilla de elecciones federales de los 255 mil 431 funcionarios que las integraron, sólo 5.10% (13 mil) fueron tomados de la fila.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS