PRD acumula derrotas y pierde 2 registros más

A los descalabros electorales del PRD se suma que perderá el registro a nivel estatal en Nuevo León y Colima
19/07/2015
01:12
Misael Zavala
-A +A

Los descalabros continúan para el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Una vez pasadas las elecciones del 7 de junio, los datos muestran que el llamado partido del sol azteca perdió el registro a nivel estatal en Nuevo León y Colima, que se suman a Coahuila, donde tampoco figuran como partido político local.

De las 17 entidades del país que celebraron elecciones, el PRD sumó derrotas importantes: se quedará sin registro en Nuevo León y Colima al no conseguir más de 3% de la votación total. Además, en Baja California Sur desapareció la fuerza municipal del PRD, toda vez que perdieron en los cinco municipios en juego.

En una de las entidades con mayor peso electoral del país, Nuevo León, el PRD tuvo la peor votación de diputados locales. Sólo consiguió que votaran por sus legisladores un total de 44 mil 433 neoleoneses, lo que significa 2.13% de la votación total.

Con estos resultados el PRD está a punto de perder su registro en dicha entidad y dejar de recibir su financiamiento público, que este año fue de 17 millones 146 mil 946 pesos, de acuerdo con la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León.

Fue el Consejo general del Instituto Electoral del Estado de Colima (IEE) el organismo que ya determinó cancelar el registro del PRD, además lo hizo con los partidos Morena, Humanista y Encuentro Social (PES), que también se quedaron por debajo de 3% de la votación total de la elección a diputados locales.

En las votaciones a diputados locales de Colima los perredistas únicamente obtuvieron 8 mil 367 votos, lo que significa 2.80% de la votación total, que fue de 298 mil 162 sufragios en la elección a diputados locales de mayoría relativa. En los resultados de los comicios para gobernador el PRD tampoco pudo alcanzar el porcentaje al tener sólo 1.95% de la votación, es decir, 5 mil 878 de los 299 mil 926 votos totales.

Con esto el PRD en Colima dejará de percibir financiamiento público del IEE, que este año ascendió a 2 millones 292 mil 27 pesos para actividades ordinarias, mientras que para actividades específicas tenía 58 mil 142 pesos y en la campaña contó con un monto de 1 millón 604 mil 419 pesos, según cifras del mismo organismo electoral local. En suma, casi cuatro millones de pesos perderá el PRD.

Sin presencia municipal

Datos de la Asociación de Autoridades Locales de México A.C. (AALMAC), dirigida por Hermilo Pérez Cabrera, detallan que en Baja California Sur el PRD perdió todas las alcaldías.

Tampoco gobierna municipios de entidades como Baja California, Colima, Nayarit, Querétaro, Quintana Roo y Tamaulipas. En Coahuila y Chihuahua únicamente gobierna un municipio por entidad.

De los más de 2 mil 400 municipios del país, el PRD gobierna 279 con una población en conjunto de 15 millones 893 mil 681 personas.

En Querétaro y Campeche, el sol azteca apenas alcanzó el 7 de junio la meta de 3% para conservar su registro como partido político local. En Querétaro tuvo una votación de diputados locales de 3.63% y en Campeche 3.83%.

En Jalisco y Sonora rebasaron el 4%, mientras que en Yucatán sumaron poco más de 5% de la votación y en Guanajuato 6.09%. Esas entidades registraron los resultados más bajos de la elección a legisladores de mayoría relativa.

Por el contrario, únicamente en siete entidades el PRD se colocó por encima de los 14 puntos porcentuales, siendo Guerrero y Tabasco donde alcanzaron 29% y 27% de la votación general.

Aunque el dirigente nacional del sol azteca, Carlos Navarrete Ruiz, niega que se haya perdido el registro porque fue una elección federal, la ley dice todo lo contrario.

De acuerdo con el artículo 88 del Código Electoral del Estado de Colima, una de las causas para que un partido político pierda el registro es “obtener menos de 3% de la votación total emitida para diputados por el principio de mayoría relativa”.

“Al partido político que pierda su registro le será cancelado el mismo y perderá todos los derechos y prerrogativas que establece este Código y las leyes respectivas, según corresponda. La cancelación o pérdida del registro extinguirá la personalidad jurídica del partido político, pero quienes hayan sido sus dirigentes y candidatos deberán cumplir las obligaciones que en materia de fiscalización establece la Ley General de Partidos Políticos, hasta la conclusión de los procedimientos respectivos y de liquidación de su patrimonio”, indica la Ley.

Arrastre de MC y Morena

EL UNIVERSAL documentó el pasado 8 de julio que tras los comicios, el bloque de partidos de izquierda aumentó su presencia a nivel municipal y también en el número de personas gobernadas.

Un estudio de la AALMAC, asociación civil fundada en 1997 y que aglutina a los alcaldes de los partidos de izquierda, muestra que antes de las elecciones el PRD, PT, Movimiento Ciudadano y el Social Demócrata (PSD) gobernaban 404 municipios, lo que significaba un total de 22 millones 604 mil 861 personas gobernadas en todo el país.

Los datos revisados muestran cómo la izquierda en su conjunto aumentó hasta 431 municipios bajo su gestión, lo que significa un avance de 26 millones 808 mil 457 personas gobernadas en todo el país.

Sin embargo, el PRD, en solitario, redujo su total de gobernados, pues pasó de 18 a 16 millones tras el proceso electoral.

Perdió delegaciones importantes en el Distrito Federal y pasó de tener 280 municipios a gobernar 279 en los próximos tres años.

El Partido del Trabajo tampoco aportó para que la izquierda se reforzara en el proceso electoral. Prácticamente se quedó con los mismos municipios gobernados, alrededor de 60.

Antes del proceso del pasado 7 de junio los petistas gobernaban a 1 millón 82 mil 222 personas, pero después de las elecciones se quedaron en 1 millón 73 mil 261.

Quien impulsó el crecimiento de la izquierda fue Morena, que se lleva a la bolsa más de tres millones de personas gobernadas como parte de su primera elección nacional y estatal.

Sin embargo, de acuerdo con las cifras de la AALMAC, el instituto político creado por el ex jefe de Gobierno y ex perredista Andrés Manuel López Obrador logró el triunfo en 14 municipios, entre estos cinco delegaciones del Distrito Federal: Azcapotzalco, Tláhuac, Tlalpan, Xochimilco y Cuauhtémoc.

El partido naranja, es decir Movimiento Ciudadano, también ayudó con creces a que la izquierda tuviera mayor presencia en el país. Tras las elecciones duplicó su población al pasar de 59 a 89 municipios gobernados.

Justificación

En entrevista con este medio, Carlos Navarrete, presidente nacional del PRD, expuso que en el cúmulo de resultados opacos hubo dos grandes fracasos: perder la gubernatura de Guerrero y la pérdida de la mayoría electoral en el Distrito Federal. Sin embargo, el guanajuatense recompone y exculpa a la corriente Nueva Izquierda de las derrotas y asegura que resistieron “el embate de un oleaje furioso”.

Para Carlos Navarrete Ruiz, esta elección “mostró un debilitamiento de los tres principales partidos políticos del país (PRI, PAN y PRD). El PRI obtiene el peor resultado de su historia desde 1929, no llegó a 30% de los votos; el PAN obtiene el peor resultado desde 1991, rebasó apenas 20% de los votos; el PRD obtiene su segundo peor resultado desde su creación, después de 1991, con 8% de los votos”.

El dirigente nacional perredista ha señalado que “hubo un desarrollo de opciones pequeñas que hoy crecieron, Morena, Movimiento Ciudadano y Partido Encuentro Social, incluso el Verde con toda su estrategia. Hay que ver el resultado del PRD en el contexto”.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS