“Pugnas han desgastado la imagen del PAN”

La ex candidata urge a resolver las disputas internas que ‘provocaron el hartazgo ciudadano’
Vázquez Mota también critica que el PAN forma parte del grupo de partidos de los cuales la ciudadanía mexicana está harta, lo que se reflejó en las pasadas elecciones (FEDERICO GAMA. EL UNIVERSAL)
10/07/2015
03:33
Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

La ex candidata del PAN a la presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota, afirma que las pugnas al interior del partido lo han desgastado y le hacen mucho daño.

La Jefa, nombre que usó en la contienda de 2012, se remonta incluso a esa campaña, donde —revela por primera vez— perdió tiempo en tratar de dirimir precisamente esas “grandes diferencias y pugnas tan costosas y dolorosas”, en vez de invertir el tiempo en ir por el voto ciudadano.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la panista, quien impulsa la Fundación Juntos Podemos para promover el desarrollo de mexicanos migrantes en Estados Unidos, lamenta que las disputas se arrastren desde entonces.

Hoy demanda que se termine de inmediato con la división entre grupos, maderistas, calderonistas y de otros signos, para recuperar la confianza de todos los ciudadanos, y con ello, la victoria electoral.

Josefina Vázquez Mota también critica que el PAN forma parte del grupo de partidos de los cuales la ciudadanía mexicana está harta, lo que se reflejó en las pasadas elecciones. Por ello deben cambiar. “Dejar de reconocerlo sería no solamente ignorar una realidad, sino no hacer posible la mejora y la reconstrucción de aquello que estamos obligados a hacer”.

Sobre la gestión del actual presidente panista, Gustavo Madero Muñoz, la ex diputada federal del blanquiazul acepta que hay áreas que les han “preocupado”, pero él tendrá que responder por sus propios hechos a la tarea que ha venido desempeñando.

Aunque de los aspirantes a la presidencia del PAN, el diputado con licencia Ricardo Anaya y el senador Javier Corral Jurado aún no tiene una decisión tomada, la también ex secretaria de Desarrollo Social en el sexenio de Vicente Fox señala que para el partido es momento de hacer un alto en el camino, y dejar de lado intereses personales y de grupo.

Parte del problema

¿Cómo ve a Acción Nacional después del 7 de junio?

—Me alienta ver que se están haciendo diversos esfuerzos por reconstruir un partido con bases institucionales y sólidas. Que debemos reconocer que el PAN somos parte de este hartazgo y crisis que hay de los partidos en el país, dejar de reconocerlo sería no solamente ignorar una realidad, sino no hacer posible la mejora y la reconstrucción de aquello que estamos obligados hacer.

Que las elecciones más recientes nos dieron cuenta de ello, que aunque en algunos estados tuvimos resultados satisfactorios, en otros, el rechazo, la reprobación y el hartazgo corrió parejo, y nosotros somos parte también de contribuir a este reclamo y molestia de los ciudadanos.

Veo que estos resultados se están convirtiendo en un aliciente para ir desde las bases fundamentales del partido, que son demócratas, libertarias, de ciudadanos, que han luchado siempre por la equidad, la transparencia, por un auténtico federalismo, recobre con total fortaleza y convicción estos principios que lo hicieron nacer, vibrar y ser opción, logrando la alternancia en el año 2000.

Tenemos que reconstruir para ir al encuentro de una ciudadanía, y recuperar en muchos de ellos, no solamente su voto, sino su confianza, su aliento, su esperanza.

¿Qué opinión tiene de los grupos en el PAN? ¿Qué tanto daño hacen?

—Le hacen mucho daño. Es urgente que se termine con esto, no quiere decir con ello que todos estemos pensando de manera homogénea o igual, eso es totalmente antidemocrático y el PAN nunca ha sido así.

Con lo que tenemos que acabar son con estas pugnas que tanto han desgastado y lastimado, que tanto han construido decepción en la ciudadanía y que tanto ha hecho que nos castigue la ciudadanía.

Buena parte de mi campaña a la Presidencia de la República tuve que invertirla en tratar de dirimir estas grandes diferencias y pugnas tan costosas y dolorosas, hubiera preferido invertir buena parte de este tiempo en ir al encuentro de los ciudadanos, con un partido mucho más unificado, mucho más en concordancia, con convicciones y en búsqueda de las necesidades de la gente, que en disputas internas por intereses de grupo que no necesariamente eran los intereses de los ciudadanos y mucho menos los intereses de México.

¿Cómo califica la gestión de Madero como presidente del PAN?

—Creo que eso es un juicio que tienen que dar todos los militantes. Me parece que como en toda dirigencia hay claroscuros, y que en todo caso él tendrá que responder por sus propios hechos a la tarea que ha venido desempeñando.

Diría yo, como en todo, es un liderazgo que tiene áreas de éxito, de empuje, de audacia, pero hay otras que, sin duda, nos han preocupado, pero no tengo un juicio de valor ni un juicio sumario.

Creo que estos son los juicios que nos han hecho un daño terrible, adjetivar, descalificar. Nunca he creído en la política de la destrucción, es más, creo que esa es la antipolítica.

La política debe ser el arte de construir, el arte de hacer coincidir a los que no coinciden en todo. El arte de construir con el nosotros, aunque no necesariamente piensen igual, siempre y cuando tengamos un marco ético y de referencia, y el propósito se llame México.

A la conquista ciudadana

¿No se siente excluida, como muchos otros panistas lo han externado, desde que llegó Madero a la presidencia del PAN?

—Yo he mantenido interlocución con todos estos grupos que se han construido, dialogo con todos y con mucha honestidad les he dicho lo qué pienso y cómo lo pienso.

No lo he hecho tal vez a través de los medios de comunicación, pero cada vez que tengo un sentir o que tengo un punto de vista, voy, toco la puerta, y he sido escuchada, no sé si eso que he dicho ha tenido consecuencias o no las ha tenido, pero puedo decir que nunca he guardado silencio, siempre he ido de frente a expresar mi punto de vista, con toda claridad y con toda honestidad.

¿La unidad llevaría al PAN a recuperar la Presidencia en 2018?

—No tengo duda, pero más allá de algo tan importante como es 2018, creo que en el PAN el referente más importante no puede ser nada más sólo o únicamente las victorias electorales.

Las victorias electorales son consecuencia de una tarea previa, de una conquista ciudadana, son consecuencia de una conquista del propio partido con los mejores liderazgos y con las convicciones y los principios que siempre nos han dado la columna vertebral, y de los cuales no deberíamos de tener duda alguna.

Un triunfo electoral es la consecuencia de un acuerdo con el partido, de un respeto, de honrar, de enaltecer aquello que nos ha permitido llegar hasta acá, de no tener autoboicot o no tener espíritu de autodestrucción, el triunfo de uno no debe ser el fracaso de los otros panistas.

Me parece que un triunfo electoral es consecuencia de este trabajo previo al que yo invito a todos los panistas, y siempre estaré agradecida con millones y miles de panistas y ciudadanos que en el pasado proceso electoral nos acompañaron en las urnas, y no tengo más que un enorme compromiso y responsabilidad para mi país.

Josefina Vázquez Mota explica que le gustaría participar en el partido a través de la formación de nuevos cuadros, de nuevos políticos jóvenes que nutran al partido.

Recuerda que a ella le abrieron las puertas en su momento liderazgos como Carlos Medina Plascencia, Francisco Barrio, Luis Felipe Bravo Mena, Diego Fernández de Cevallos.

Hay que abrirle, dice, la puerta de par en par a los ciudadanos.

“Creo que ha sido muy doloroso para el partido en muchos momentos, tener que importar candidatos o candidatas de otros ámbitos no porque no tengan méritos, sino porque se olvida que al interior hay un gran talento”.

Sobre la aspiración presidencial de Margarita Zavala, esposa del ex mandatario Felipe Calderón, externa que es positivo que los panistas empiecen a manifestarse, aunque falta para 2018.

“Ojalá tengamos muchos y muchas más que sigan dando pasos al frente para fortalecer la vida institucional del partido, para ir al encuentro y ser la voz de los ciudadanos”, dice la ex candidata, quien es cauta al señalar alguna preferencia entre Anaya y Corral.

¿Qué le diría a la militancia en el marco del proceso interno del partido?

—Es tiempo de hacer un alto en el camino, son tiempos de dejar de lado intereses personales y de grupo. Son momentos en que México tiene desafíos enormes, en que miles y miles de ciudadanos, por diversas razones, están sufriendo, están preocupados, tienen déficit importantes en muchos sentidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS