Impulsar inversión, reto binacional: expertos

“Creciente intercambio comercial y respaldo político entre ambas naciones lo ameritan”
09/07/2015
02:58
FRANCISCO RESÉNDIZ
-A +A

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto iniciará el lunes 13 de julio una visita de Estado a Francia como parte de su decisión, emprendida hace tres años y compartida por el presidente Francois Hollande, de relanzar la relación “estratégica” con esta nación europea, congelada por el caso Florence Cassez.

Cifras del gobierno galo apuntan que México alberga a más de 30 mil ciudadanos franceses y que hay casi 10 mil mexicanos asentados en Francia.

Los internacionalistas Martín Íñiguez y Pía Taracena consideran que después de las tensiones y heridas que dejaron el desencuentro entre los gobiernos de Nicolás Sarkozy y Felipe Calderón, por el caso Florence Cassez, era necesario reactivar las relaciones.

Subrayan la importancia del restablecimiento de la normalidad en las relaciones entre ambos debido al gran número de franceses que viven en México y de mexicanos que viven en Francia, así como al creciente intercambio comercial y el respaldo político.

Pía Tarecena advierte que después de las tensiones, concretar un acercamiento de esta naturaleza es muy importante “porque Francia ha sido para México un país de primer orden debido al intercambio comercial, a las posiciones históricas en torno a la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría, donde México ha simpatizado con los franceses”.

Taracena dice que las dos naciones tienen valores comunes en torno a la democracia, derechos humanos y vínculos en sus sociedades.

“El contexto actual de la relación México-Francia es muy benéfico para ambas naciones, pues después de lo desastroso que fue en la administración pasada, sobre todo que se canceló el Año de México en Francia, por la relación tan tensa con Sarkozy, es el momento ideal para restablecer por completo las relaciones que históricamente han sido muy sanas con Francia”, dice Íñiguez.

Martín Íñiguez acepta que los dos países tuvieron problemas en siglos pasados, pero siempre ha habido afinidad cultural y de plena cercanía. “Es como reincorporarnos a un contexto que, después de la Segunda Guerra Mundial, estaba bastante sano y eso es muy importante para México y Francia”.

Tras destacar que Francia es importante para México porque después de Alemania es el que más invierte en México. Subraya que en octubre de 2012, Peña y Hollande comenzaron a sanar las heridas dejadas por Nicolás Sarkozy y Felipe Calderón Hinojosa.

“En este momento, por la situación económica de Francia y de México, un acercamiento macroeconómico y cultural sería muy importante para ambos países... lo más importante para ambos países es la parte económica... espero que en este marco de la celebración de la Revolución Francesa, sería importante traer más inversiones francesas a México a partir de las reformas concretadas en México”.

A lo largo de cuatro días el presidente Peña realizará una visita de Estado a Francia, se entrevistará con el presidente Hollande y visitará las sedes de los poderes Legislativo y Judicial de esa nación europea.

En octubre de 2012, antes de asumir la presidencia, Peña estuvo en Palacio del Elíseo y en abril de 2014, Hollande realizó una visita de Estado a México, con lo que han reforzado los lazos entre ambas naciones, por lo que para los expertos ahora el reto es impulsar los avances alcanzados por ambos mandatarios.

La relación con Francia se ha reactivado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS