El Mencho tenía protección de autoridades locales, revelan

Gobierno panista gestionó con el federal liberación de Oseguera, dice informe. Luis Nájera, entonces titular de SP de Jalisco, uno de los presuntos guardias
Decenas de vehículos fueron quemados en diferentes municipios por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, tras la aprehensión de su líder, Nemesio Oseguera Cervantes, en 2012. Los narcobloqueos a carreteras también fueron recurrentes en esa fecha
09/07/2015
03:26
SILVIA OTERO
-A +A

[email protected]

Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, jefe del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y uno de los narcotraficantes más buscados en esta administración, fue capturado en Zapopan, Jalisco, en agosto 2012 por personal de la Secretaría de Marina, pero liberado un par de horas después por intervención del gobierno del panista Emilio González Márquez. El presunto capo contaba con una red de protección de autoridades locales.

Informes que se hicieron llegar a EL UNIVERSAL y cuyo contenido fue validado con fuentes de seguridad del gobierno federal, revelan que en la operación de las fuerzas federales que se realizó el 27 de agosto de 2012 en Zapopan, Jalisco, se logró la captura de El Mencho.

Medios de comunicación locales y nacionales incluso difundieron la información sobre su aprehensión, y citaron que autoridades de seguridad federales confirmaron el hecho.

Los integrantes del CJNG reaccionaron: efectuaron 28 “narcobloqueos” en la zona metropolitana de Guadalajara y diversos municipios, así como otros seis en el estado de Colima. Fue la respuesta de las huestes de la organización que quemaron decenas de vehículos, en una acción concertada. Extraoficialmente se informó que la violencia desatada era por la captura del líder. No obstante, horas después la Policía Federal negó la versión.

A la caza del capo. El documento devela que El Mencho sí fue detenido ese día, lo que explica la virulenta reacción de los integrantes del cártel. Sin embargo, su captura representó exponer a las autoridades que tenían algún nexo con la organización criminal, y se operó su liberación.

Uno de los presuntos protagonistas de este episodio es Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, quien en ese momento era el secretario de Seguridad Pública de Jalisco durante el mandato del panista González Márquez, y que al parecer es uno de los protectores de las operaciones del CJNG.

Este servidor público es señalado como el hombre que presuntamente convenció al entonces gobernador de que no era conveniente la aprehensión de El Mencho, por lo que el mandatario local gestionó directamente con el gobierno federal la liberación de Oseguera. La detención del presunto narcotraficante duró sólo dos horas.

La negociación, apunta el documento, se dio al más alto nivel, lo que generó el malestar de la Marina, que realizó la captura.

Ayer se buscó a el ex gobernador González Márquez para que hablara sobre el tema, pero una mujer respondió el celular —sin querer proporcionar su nombre—, y sólo dijo que le pasaría el recado. El ex funcionario tampoco respondió los mensajes de WhatsApp.

Según la información que recibió este diario, tras la muerte del narcotraficante Ignacio Nacho Coronel (en julio de 2010), surgieron las organizaciones criminales de La Resistencia y el CJNG, la primera era apoyada por autoridades municipales, mientras que el cártel recibió el respaldo de la policía estatal para continuar sus operaciones.

Son en estas alianzas donde se vincula presuntamente a Nájera Gutiérrez de Velasco como parte de la red de protección que recibía la organización liderada por El Mencho, que en menos de cinco años logró consolidar su poder.

Se asegura que incluso las autoridades locales apoyaron a Oseguera Cervantes para impedir su captura el 26 de agosto de 2012, cuando empezó el operativo de su cacería en el municipio de Tonaya, donde sicarios del CJNG enfrentaron a los elementos de la Policía Federal.

El incidente dejó un saldo de seis presuntos delincuentes muertos y tres federales heridos. Se asegura en el reporte que los elementos de la Policía Federal al final recibieron la orden de retirarse de la zona.

Aunque la operación continuó y al día siguiente, el 27 de agosto en Zapopan, los elementos de la Marina lograron el objetivo de capturar a El Mencho, aunque sólo estuvo en poder de las autoridades dos horas, ante las presuntas gestiones de González Márquez y su entonces secretario de seguridad Luis Carlos Nájera.

Este funcionario continuó trabajando en la actual administración de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, con el cargo de fiscal general, puesto al que renunció el 6 de julio pasado.

Se indica en el reporte que Luis Carlos Nájera en 2014 supuestamente rompió con El Mencho, por el apoyo que el CJNG brindó a otros grupos como las autodefensas en Michoacán, lo que generó una fractura en la presunta alianza entre la organización y las autoridades estatales.

El Mencho es un blanco prioritario para el gobierno, que ofrece una recompensa de 2 millones de pesos.

Es clasificado como un hombre de alta peligrosidad. Se le atribuye ordenar la emboscada que se perpetró en abril pasado, en la que elementos del CJNG asesinaron a 15 policías de la Fuerza Única Regional, y cinco más resultaron heridos en el municipio de San Sebastián del Oeste.

También se le considera responsable del derribe de un helicóptero del Ejército el 1 de mayo pasado, en el que perdieron la vida siete militares, durante una operación en Jalisco. En esa ocasión el CJNG respondió con 38 bloqueos con vehículos incendiados en 19 municipios. El operativo también era para detener a El Mencho. Sólo su hijo Rubén Oseguera ha sido detenido en cuatro ocasiones, y actualmente está bajo arraigo federal.

 

Comentarios