Se encuentra usted aquí

Hallan anomalía en pago a CNTE

Piden al gobierno de Oaxaca devolver 3 mil mdp
En junio pasado, el gobernador Gabino Cué informó que su administración no había erogado recursos adicionales para la nómina magisterial, sino que Hacienda los proporcionó el año pasado
07/07/2015
03:09
Nurit Martínez Carballo
-A +A

[email protected]

Por irregularidades en el pago de la nómina de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca en los últimos siete años, la Auditoría Superior de la Federación pidió al gobierno estatal devolver a la Tesorería de la Federación más de 2 mil 997 millones de pesos.

A partir de un informe especial denominado “Recurrencia de las observaciones de Auditoría del Gasto Federalizado 2000-2010”, en el que se hicieron cuatro revisiones al manejo de la nómina del magisterio y las que a partir de ese momento se realizaron por año hasta 2013, la Auditoría Superior, dependiente de la Cámara de Diputados, asegura que se ha ocasionado no sólo un “daño” económico sino también social a la educación de la entidad.

Los reportes ubican pagos irregulares, excesivos a comisionados de la CNTE, personal ausente en las aulas o que realizó labores políticas, por las cuales se iniciaron al menos dos denuncias de hechos, sin que se pueda determinar hasta ahora, si hubo sanciones en contra del personal del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

En los siete años de auditorías por el manejo de los recursos en el entonces Fondo de Aportaciones a la Educación Básica (FAEB) se establecieron probables recuperaciones por casi 3 mil millones de pesos, esto es, equivalente a casi 20% del presupuesto regular del año 2015.

En el primer documento de la Auditoría se detallan los resultados de vigilancia a la nómina de maestros en los años 2007, 2008, 2009 y 2010. Producto de ello se solicitó la probable recuperación a las arcas nacionales más de mil 105 millones 320 mil pesos.

Lo que se detectó fueron “pagos a personal que no tenía el contrato de servicios que pudiera amparar la relación laboral o pagos estipulados en el contrato” de maestros de la Sección 22 de la CNTE.

También se ubicaron “pagos a trabajadores comisionados al sindicato [entre ellos los líderes] o adscritos a centros de trabajo, para los cuales no fue proporcionado su respectivo oficio de comisión” autorizada.

El informe especifica que de ese total el gobierno estatal sólo reintegró a las arcas 36 millones 315 mil pesos.

Las “deficiencias” e irregularidades en el pago de la nómina magisterial y los estímulos a los casi 78 mil profesores de la Sección 22 en Oaxaca hizo que para el año 2011 la Auditoría señalara como “consecuencias sociales” el que no se pudiera determinar la suficiencia presupuestal para atender las necesidades del sistema educativo de la entidad.

En el monto de recuperación de más de 631 millones de pesos se ubicaron más de 16 millones 548 mil pesos otorgados a trabajadores que “ocuparon un cargo de elección popular en el estado”.

El cálculo del daño al erario para 2012 fue de más de 947 millones 336 mil pesos, producto de personal que laboraba en centros de trabajo que no eran financiables con el presupuesto de la educación, aunque no se precisa cuáles. También por hacer pagos a personal no localizado, por pagos a adeudos fiscales de años anteriores y por compensaciones “derivadas de acuerdos con el gobierno del estado” y el sindicato.

Para el año 2013, el daño probable a la Hacienda Pública Federal fue de 313 millones 145 mil pesos.

La conclusión para ese año fue que de los más de 14 mil millones de pesos destinados a la educación básica en Oaxaca tuvieron una “contribución parcial” en los propósitos planteados por la Secretaría de Educación Pública, a través del Plan Nacional de Desarrollo, “registran insuficiencias, principalmente en la calidad educativa, cobertura, reprobación y eficiencia terminal”.

Al observar el comportamiento del Programa de Carrera Magisterial se identificó que más de 9 mil 320 maestros que recibían estímulos salariales por su desempeño frente a grupo “ninguno pudo ser identificado” en el aula durante la visita de los auditores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS