1

En medio de disputa por PAN, estalla escándalo por recursos

En medio de la pugna por la dirigencia nacional del PAN, en el grupo parlamentario del blanquiazul en la Cámara de Diputados se detonó un escándalo por un gasto millonario que supera los 660 millones de pesos
04/07/2015
05:31
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

En medio de la pugna por la dirigencia nacional del PAN, en el grupo parlamentario del blanquiazul en la Cámara de Diputados detonó un escándalo por un gasto millonario que supera los 660 millones de pesos.

En menos de tres años y durante la administración de tres coordinadores parlamentarios —Luis Alberto Villarreal, José Isabel Trejo y Ricardo Anaya—, el PAN en San Lázaro gastó más de 660 millones 447 mil pesos que recibió bajo el concepto de subvenciones ordinarias y extraordinarias durante los casi tres años de la 62 Legislatura.

Sin embargo, debido a que las arcas del PAN prácticamente se encuentran “vacías”, se determinó que no habrá “bono de retiro” para ninguno de los 113 integrantes del grupo parlamentario.

Esto generó la molestia entre aproximadamente 30 legisladores panistas de distintas corrientes debido a que no recibirán ningún recurso extra al finalizar la Legislatura, más que solamente su dieta, apoyos parlamentarios y el pago correspondiente al fondo de ahorro que cada uno haya hecho.

El reclamo. Este jueves, EL UNIVERSAL publicó que en la despedida de Ricardo Anaya como coordinador parlamentario de Acción Nacional se presentaron distintas quejas por parte de sus compañeros, debido a la falta de transparencia en el uso de los recursos y porque no se les iba a entregar un “bono por el fin de Legislatura”.

Incluso distintos legisladores esperaban que hubiera más de 20 millones de pesos de ahorro de las subvenciones para el bono o para liquidar a muchos de los empleados que llegaron a trabajar con ellos, sin embargo, se conoció que las arcas están en “cero”.

Se acordó que antes de que finalice la 62 Legislatura habrá una próxima reunión donde se presentará un documento final con los estados financieros de la bancada y se prevé dejar un piso para que pueda comenzar a operar la 63 Legislatura con una reserva para el pago de los empleados.

“No hay desfalco”. Quien fuera el anterior coordinador parlamentario del PAN, José Isabel Trejo, rechazó que haya un “desfalco” en las finanzas de la fracción y explicó que el PAN hizo un presupuesto, como lo hacen todos los gobiernos, con base en los recursos históricos que se les otorgan, pero en la medida en la que no los recibió entraron en un “déficit administrativo”, pero terminarán la Legislatura con cero pesos de ahorro y sin algún déficit.

“Hay que distinguir el lenguaje entre el déficit en el que incurren diferentes áreas de gobierno, y en este caso tuvimos un déficit, no hay desfalco, eso está claro, y se declaró por parte de (Ricardo) Anaya y de Marcelo Torres y de Isaías Cortés, que era el administrador”, comentó el panista.

Trejo reconoció que sí se gastaron los más de 660 millones de pesos de las subvenciones, “porque no es justo que tengas ahorro porque tienes que pedir lo que necesitas, no hay ahorros al final de la Legislatura para repartirse entre los diputados, no hay dinero y, por lo tanto, no hay bono, ni nada”.

Trejo reconoció que este reclamo sí tiene un componente político para desprestigiar a los coordinadores parlamentarios que son cercanos a Gustavo Madero, en el marco de la renovación de la dirigencia nacional que disputan el propio Ricardo Anaya y el senador Javier Corral.

“Yo creo que sí, y es algo lógico; y si no lo tuviera, se da en los hechos. Estamos en una polémica innecesaria y hay que cerrarla, no debes evitarla, debes de enfrentarla y debemos de platicarla porque las aclaraciones son necesarias, no hay que darle la vuelta a la situación”, destacó.

Comentó que cuando él llega a la coordinación de la bancada el déficit era de siete millones de pesos, pero tenía lógica por toda la infraestructura, autos, teléfonos y otros más que tenía el PAN, de tres millones de pesos.

Dijo que el déficit administrativo se debió a que al final algunas partidas no llegaron debido a que en San Lázaro hubo recortes, pero los compromisos de pago ya se habían hecho.
“El actual grupo parlamentario, cuando llegó tenía tres millones de infraestructura, ahora tiene 26 millones, ahora vamos a dejar autos, combis, computadoras, telefonía celular, y eso implica 20 millones que no se tenían, y esos gastos tienen justificación, no hay desfalco de nadie, ni de mi anterior coordinador Villarreal”.

El legislador zacatecano comentó que mandó a hacer una auditoría con uno de los despachos más prestigiados, que es Ernst & Young, por la sospecha que había del dinero que se había usado en la fiesta de Puerto Vallarta de Villarreal y su vicecoordinador, Jorge Villalobos, y su dictamen fue positivo, pero comentó que los tres coordinadores parlamentarios deben hacerse responsables por el tiempo en el que estuvieron en el cargo.

Comentó que el PAN presenta gastos que otras bancadas no tienen, como la manutención de la Fundación Miguel Estrada Iturbide, que apoya a los legisladores, un servicio de camionetas con choferes, un área de Comunicación Social y un grupo de trabajadores, pero “de repente se dieron recortes en la Cámara por ajustes de austeridad y eso afectó hasta llegar a cero, vamos a acabar en cero pesos de ingresos, pero en cero pesos de déficit”, comentó.

Finanzas “equilibradas”. En entrevista, uno de los integrantes del actual Comité de Vigilancia de la bancada, Fernando Rodríguez Doval, aceptó que en enero “heredaron” un déficit de la administración de José Isabel Trejo de entre 20 y 30 millones de pesos, pero de no haber emprendido algunas acciones hubieran heredado las finanzas parlamentarias en números rojos. Incluso comentó que actualmente las finanzas están “equilibradas”.

Pidió a la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional del PAN que realice una auditoría a las finanzas del grupo parlamentario y así ellos, por estatutos, determinarán si existieron malos manejos o despilfarro. Pero dijo que en la fracción no debe haber guardaditos o ahorros, pues no son bancos como lo han hecho otras bancadas.

“Ese análisis lo hará en su momento la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional, y será ella la que definirá si hubo algún manejo inadecuado o incorrecto. Si hay subvenciones extraordinarias, nuestra obligación es gastarlas porque nosotros no estamos para ahorrar, no somos un banco , somos un grupo que tiene necesidades específicas y está contemplado en la ley orgánica del Congreso de la Unión”, comentó el diputado Rodríguez Doval.

Crítica. El especialista en temas legislativos, Khemvirg Puente, lamentó que de los más de 660 millones de pesos que se gastó el PAN en menos de tres años no se conozca su destino, y al parecer todo haya ido a dar a un “barrilito sin fondo”.

Khemvirg Puente criticó que los diputados del PAN en tres años no se hayan preocupado por la transparencia de los recursos que ejercen los coordinadores parlamentarios, pero ahora que ya les afecta a sus bolsillos al no otorgarles un bono de fin de Legislatura sí reclamen.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS