Se encuentra usted aquí

A Jacobo le hervía la sangre

Columna en tiempo real
02/07/2015
12:26
Periodistas de EL UNIVERSAL
-A +A

Todo un maestro del periodismo: despertaba, desayunaba, comía y cenaba periodismo.

Jacobo Zabludovsky no hacía otra cosa que pensar y en ejercer la profesión. No hacía otra cosa que mostrarse como periodista entrañable, sencillo, dispuesto a dialogar, enseñar a otras generaciones de periodistas.

Así y en un par de horas, resolvió una solicitud de entrevista que buscaba desde hacía tiempo EL UNIVERSAL con el político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

Con sencillez, preguntó que quién la haría cuando esta casa editorial la tenía en la bolsa, cuando él mismo la había pactado con el ex candidato presidencial.

La respuesta fue obvia: Usted, don Jacobo.

El ejercicio periodístico fue espléndido y retomado por otros medios y ponderado por columnistas de esta casa editorial y de otras empresas de medios.

Una semana antes de cumplir 87 años, don Jacobo planeaba la cobertura del 30 aniversario del terremoto en la ciudad de México.

Sus ojos se encendieron cuando recordó la cobertura que él hizo en su Mercedez Benz 1982, equipado con un teléfono móvil -en aquella época eso era un sueño del futuro-.

El periodista narró los hechos en una mesa pequeña, ante reporteros de esta casa, que se bebieron sus palabras. Prometió enviarles la crónica en papel de aquella fatídica mañana del 19 de septiembre de 1985 en la ciudad de México.

Don Jacobo trabajó en el oficio hasta su muerte, con sus colaboraciones en EL UNIVERSAL en su columna Bucareli. Solamente le faltó la del domingo pasado; no se sentía bien.

Hasta el final se mostró como lo que fue: un periodista al que le hervía la sangre... de periodismo. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS