Utilizan radiación en cirugías cerebrales

El Hospital Infantil retira tumores sin perforar el cráneo
El doctor Fernando Chico Ponce de León, jefe del departamento de Neurocirugía del Hospital Infantil de México, detalló en una ponencia el proceso de radiocirugía pediátrico para abatir tumores cerebrales
14/07/2015
02:40
RUTH RODRÍGUEZ
-A +A

[email protected]

Expertos del Hospital Infantil de México Federico Gómez realizan un procedimiento innovador de radiocirugía —en donde se utiliza radiación ionizada— para realizar operaciones de tumores cerebrales, sin necesidad de perforar el cráneo.

Esta es una de las pocas intervenciones quirúrgicas que se realizan en América Latina de acuerdo a Fernando Chico Ponce de León, jefe del departamento de Neurocirugía del HIMFG. Mencionó que desde el 2006 se han atendido a unos 80 pacientes.

Esta técnica quirúrgica consiste en que el paciente recibe múltiples rayos de radiación que atraviesan su cabeza, los cuales se concentran en únicamente en la lesión referida, explicó.

“Esto ocurre del mismo modo que la lupa concentra los rayos solares sobre un punto en el papel hasta quemarlo”, ejemplificó.

El médico afirmó que la intervención sirve para atender tumores cerebrales —malignos o benignos— profundos e inalcanzables mediante cirugía abierta, o para los problemas en los que no se han podido curar.

También dijo que se aplica en malformaciones arteriovenosas cerebrales que comprometen la vida del paciente, o que implican un problema para la salud de quienes la padecen y que también son inoperables con cirugías convencionales.

Por su parte, Heynar Pérez Villanueva, jefe del servicio de Radioterapia, indicó que en la técnica utilizada se emplea el acelerador lineal, que es un equipo de radiación; una resonancia magnética nuclear de alta sensibilidad y una tomografía elicoidal.

“Utilizando un software especializado se fusionan las imágenes obtenidas con los equipos de resonancia magnética y tomografía que crean un mapa en tercera dimensión.

Así se determina milimétricamente el punto exacto en el que el paciente recibirá el haz de radiación ionizante, incidiendo sobre la lesión sin afectar el tejido sano circundante, con lo que se evitan daño colaterales”, explicó.

Con este procedimiento quirúrgico disminuye el tiempo de estancia del paciente en el hospital, lo cual representa una reducción de costos, explicó el médico neurocirujano Luis Felipe Gordillo Domínguez.

“No requiere el ingreso postoperatorio a terapia intensiva y casi siempre se trata de un proceso ambulatorio, en el que la aplicación de radiación no dura más de 30 o 40 minutos, aunque la planeación y preparación del paciente dura entre una y dos horas”, dijo.

Este tipo de intervenciones en hospitales privados pueden costar 750 mil pesos, sin embargo en el HIMFG, los pacientes reciben el apoyo del Seguro Popular, con lo que no se afecta la economía de estas familias.

Ponce de León mencionó que la primer radiocirugía en el HIMFG se llevó a cabo el 12 de octubre de 2006.

Mencionó que la ejecución de ésta técnica implica la participación de un equipo de especialistas altamente capacitado, como neurocirujanos, radiólogos, radioterapeutas, físicos y anestesiólogos.

“Esta técnica quirúrgica ha demostrado ser una gran herramienta para tratar padecimientos epilépticos, con lo cual se ha logrado modificar completamente la calidad de vida de los pacientes”, argumentó el especialista.

De acuerdo a los médicos, hasta ahora más de 60% de los casos han resultado ser exitosos.

Por su parte, Heynar Pérez, jefe del Servicio de Radioterapia, afirmó que este tipo de tumores, sin el actual desarrollo tecnológico, significaba intervenir y reintervenir al menor con bisturí, causando un deterioro permanente en el paciente.

Fernando Chico recordó que en México, después de las leucemias, los tumores sólidos más frecuentes en la infancia son los intracraneales. Se estima que uno de cada 100 mil nacidos vivos padecen este tipo de lesiones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS