"EU, listo para medidas militares en Norcorea"

El presidente estadounidense habla con Macron sobre escalada de tensión; Beijing insta a evitar "palabras y actos" que provoquen a Pyongyang
13/08/2017
01:56
Agencias
Washington
-A +A

El presidente estadounidense, Donald Trump, reafirmó ayer que está dispuesto a tomar “medidas militares” contra Corea del Norte, horas después de un llamamiento del presidente chino a atenuar la escalada verbal contra el régimen de Pyongyang.

“Estados Unidos, con sus aliados, está listo para poner en marcha una completa gama de medidas diplomáticas, económicas y militares” para poner fin a la amenaza nuclear norcoreana, señaló la Casa Blanca en un comunicado, al informar sobre una conversación telefónica entre el mandatario estadounidense y su homólogo francés, Emmanuel Macron. Fuentes del Elíseo dieron a conocer que la charla tenía como meta igualmente evitar un incremento de la tensión en esta crisis, que ha derivado en una escalada de la hostilidad retórica entre Washington y Pyongyang, con amenazas cruzadas de ataques bélicos.

“Los dos presidentes [Trump y Macron] acordaron seguir en contacto en los próximos días”, concluyeron las fuentes. La conversación se da a conocer después del comunicado en el que el presidente galo subrayó que “la comunidad internacional debe actuar de forma concertada, firme y eficaz, como lo acaba de hacer el Consejo de Seguridad [de la ONU] para que Corea del Norte retome sin condiciones la vía del diálogo”.

Horas antes el presidente chino, Xi Jinping, abogó por la calma e instó a Trump a evitar “palabras y actos” que puedan “exacerbar” las tensiones con Corea del Norte. Xi habló por teléfono con el mandatario estadounidense horas después de que Trump endureciera su discurso contra Pyongyang, asegurando que el régimen norcoreano “lamentará de verdad” cualquier ataque contra su país.

La Casa Blanca indicó que Xi y Trump coinciden en que “Corea del Norte debe cesar su comportamiento provocador” y reiteran “su compromiso mutuo para una desnuclearización de la península coreana”.

China, principal socio económico de Corea del Norte, tiene un papel clave para que se cumplan las sanciones económicas tomadas contra Pyongyang para obligarlo a poner fin a sus programas nuclear y balístico. Pero Beijing, cuyo margen de maniobra es limitado, había permanecido hasta el momento al margen de la escalada verbal entre EU y Norcorea.

La presidencia surcoreana se mostró esperanzada en que la llamada entre ambos líderes permita “rebajar las tensiones”, aunque los próximos ejercicios militares conjuntos entre Seúl y Washington, que suelen agravar la crisis en la península coreana, comienzan pronto, hacia el 21 de agosto.

China propuso en varias ocasiones una doble “moratoria” para poner fin a la disputa entre Estados Unidos y Corea del Norte, una solución que implica el final de los ensayos nucleares y balísticos norcoreanos y el cese de las maniobras militares conjuntas de Washington y su aliado surcoreano.

En tanto, desde su campo de golf de Bedminster, donde pasa sus vacaciones, Trump habló también con el gobernador de Guam, Eddie Calvo, a quien aseguró que “las fuerzas estadounidenses están listas para garantizar la seguridad de la población” de la isla “al igual que la del conjunto de EU”. Ello, luego de que Norcorea anunció que planea lanzar misiles hasta una zona situada a “30 o 40 kilómetros” de ese territorio estadounidense en el Pacífico.

La retórica belicista de Trump fue criticada por Leon Panetta, ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), quien señaló a CNN que “cuando eres presidente de EU, esto no es un reality... No puedes tratar con altanería a todos y esperar hacerles bullying para obligarlos a hacer lo que crees que es correcto. Son líderes de esos países... y toman lo que dice el presidente de EU literalmente”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS