Juez ordena desconectar al bebé Charlie Gard; morirá en hospicio

El bebé británico Charlie Gard, en estado terminal por una rara enfermedad congénita y que generó un debate mundial, será trasladado a un hospicio, donde será desconectado de las máquinas que le mantienen con vida
(Foto: AP)
27/07/2017
16:32
Agencias
-A +A

El bebé británico Charlie Gard, en estado terminal por una rara enfermedad congénita, será desconectado de las máquinas que le mantienen con vida tan pronto ingrese en un hospital especializado en cuidados paliativos, dispuso hoy el juez Nicholas Francis.

El magistrado, de la División de Familia del Tribunal Superior de Londres, emitió la orden luego que los padres de Charlie y el hospital que le trata no lograran cumplir un plazo para un plan de fin de vida que le habría mantenido vivo varios días más.

EL PROCEDIMIENTO
Charlie, el pequeño de 11 meses con una rara enfermedad genética, deberá ser trasladado desde el hospital infantil londinense Great Ormond Street, que le ha tratado hasta ahora, a un hospicio especializado en enfermos terminales, y desconectado del soporte vital que “inevitablemente resultará en su muerte en un corto período de tiempo”.

El juez prohibió la identificación del hospicio y el personal médico que trata a Charlie.

UNA BATALLA PERDIDA
Los padres de Charlie, Connie Yates y Chris Gard, se pasaron meses tratando de convencer al hospital Great Ormond Street en Londres para que permitiese que Charlie viajara a Estados Unidos para un tratamiento experimental.

Esta semana, los padres del bebé abandonaron su batalla legal, reconociendo que las posibilidades de salvarlo se habían agotado.

En marzo, iniciaron un juicio para trasladar a Charlie a Estados Unidos para recibir un tratamiento experimental, pero desistieron después de que los expertos demostraran que no hubiera mejorado su calidad de vida.

Las cortes británicas y la Corte Europea de Derechos Humanos respaldaron la decisión de los médicos de retirar el soporte vital y permitir que Charlie muriera naturalmente.

También tuvieron que renunciar a su deseo de trasladar al niño a su hogar para cuidarle unos días allí antes de desconectarle de las máquinas, opción descartada por el juez por considerarla impracticable.

Por último, en base al plan difundido hoy, tampoco podrán ver satisfecha su petición de mantener a Charlie con vida varios días en el hospital de cuidados paliativos, cuyos nombre y ubicación no han sido revelados para preservar la privacidad.

LA ENFERMEDAD
El pequeño de once meses padece el síndrome de depleción de ADN mitocondrial, un extraño desorden que inhabilita la capacidad del cuerpo de dar energía a los músculos, hasta que el cuerpo eventualmente sufre una falla respiratoria total.

DEBATE MUNDIAL
El caso de Charlie Gard ha suscitado una gran atención mediática y cobertura internacional, después de que la pareja lograra el apoyo para su causa del presidente estadounidense, Donald Trump, y el papa Francisco. Activistas religiosos y anti aborto de Estados unidos viajaron a Londres para apoyar la batalla legal de la familia.

Los Gard recaudaron inicialmente 1.3 millones de libras (1.5 millones de euros) para financiar el tratamiento en Estados Unidos, cantidad que han indicado que ahora podrían destinar a una fundación en memoria de su hijo.

El caso se volvió un catalizador de debates sobre el financiamiento de la salud pública, la intervención médica, el papel del Estado y los derechos de los niños. 

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS