“La violencia promovida por el régimen, lo más grave”

Dice que ni el miedo ni el disparo con arma de fuego como el que sufrió, con perdigones como municiones, podrán hacerlo callar la situación que vive el país
Wuilly Arteaga Violinista y opositor venezolano (ROBERT CARMONA-BORJAS. AFP)
26/07/2017
01:25
Humberto Montoya O.
-A +A

[email protected]

Wuilly Arteaga revela que aun cuando ha sido violentado, nada logrará callarlo en Venezuela. 

El músico, oriundo de la ciudad de Valencia, estado de Carabobo, se volvió famoso luego de que en mayo pasado un video colgado en las redes sociales lo mostrara al borde del llanto luego de que, según sus palabras, su instrumento musical fuera destruido por la Guardia Bolivariana durante una de las protestas en Venezuela en contra del presidente Nicolás Maduro.

Luego de lo sucedido, gente de distintas partes del mundo compartió la historia del muchacho de 23 años e incluso la misma Shakira, en su visita a un programa, firmó un violín que habían comprado los conductores con el fin de apoyarlo en su lucha. En entrevista con EL UNIVERSAL, Arteaga habló de la represión en Venezuela, de lo que le diría a Maduro de tenerlo enfrente y de la agresión que sufrió en la marcha del sábado pasado, cuando un perdigón casi lo lleva a perder un ojo.

“Es una situación sumamente grave. La violencia se ha incrementado a lo largo de los 115 días de protestas en Venezuela. Las fuerzas de represión del gobierno usan cada vez más violencia, es tanto así que están de alguna manera agavilladas con grupos de civiles paramilitares que el gobierno ha armado y tiene de su lado para aterrorizar a la gente y que de alguna manera son custodiados por esas fuerzas de seguridad gubernamentales que supuestamente están para proteger a la ciudadanía.

“En estos días el comandante general de la GNB, General ULTRA-Mayor Sergio Rivero Marcano hizo un llamado a los efectivos a su cargo de arremeter contra la población civil que protestara y nos tildó de ratas: ‘Vamos a dar un duro golpe a esas ratas’. Yo fui víctima de ese llamado, de ese inescrupuloso comandante general de la GNB. Si no, ¿cómo usted puede entender que la propia Guardia Nacional me haya metido un tiro en la cara por estar tocando el violín?”, dijo indignado.

Arteaga subrayó que su caso es sólo uno más en medio de esta ola de crímenes ante los ciudadanos. “Lo más grave de Venezuela es ese grado de violencia promovido y auspiciado por el narcorrégimen que nos gobierna. Además de las armas de fuego que utilizan los cuerpos de seguridad del Estado en contra de la población civil, a pesar de estar prohibido su uso no sólo en la Constitución, sino en diversos instrumentos internacionales, entre ellos el Estatuto de Roma.

“También se utilizan vehículos blindados con los cuales se han atropellado a las personas que protestan pacíficamente en las calles de Venezuela. Ha habido casos de personas que han sido golpeadas hasta por ocho funcionarios a la vez. Hay gente que ha sido violada. Crece cada día el número de denuncias de violaciones y abusos sexuales en Venezuela por parte de los efectivos de seguridad del narcoestado venezolano... No podemos dejar de lado la violencia sicológica de la gente que es encerrada y que no es sometida a un juicio debido”, explicó.

El temor, confesó, es una constante, mas no una limitante. “Mi mensaje es que tenemos que seguir adelante, sin importar las consecuencias. Tenemos que vencer el miedo. Yo tengo miedo, quién no lo tendría ante tanta barbarie que ejercen los cuerpos de seguridad del Estado venezolano. NADIE VA A LA GUERRA SIN MIEDO, pero debemos revestirnos con suficiente valor para sobreponernos al miedo y seguir luchando por la libertad de nuestro país. Así lo hago yo y me funciona. He sido dos veces objeto de agresiones por parte de la ‘gloriosa’ Guardia Nacional Bolivariana y esta última vez casi pierdo el ojo izquierdo, pero igual sigo en pie de lucha. Mi recuperación es en la CALLE.

“No soy yo solo a quien los esbirros de Maduro han atacado y perseguido... el gobierno ha acentuado la forma de represión a las protestas. Los cuerpos de seguridad, especialmente la [des]hon-
rosa Guardia Nacional Bolivariana se mete en las casas de las personas sin orden judicial alguna, destruyen la propiedad privada, destruyen los vehículos y motos de la población civil, disparan a las personas”.

Lastimado pero en pie de lucha, el “violinista de las marchas” subrayó que lo que ocurre actualmente en Venezuela no sólo afecta a las personas que, como él, intentan alzar la voz en medio de la represión. “La situación que atraviesa Venezuela es de muchísima gravedad, compromete el futuro de la gente, el futuro de otras generaciones y por encima de ese miedo está el valor que se requiere para seguir luchando en contra de la barbarie de un narcogobierno que se ha apartado totalmente de la legalidad”, dijo.

Al cuestionarlo sobre qué le diría a Maduro si pudiera tenerlo de frente, afirmó que le haría una invitación a dejar el país.

“Para la propaganda cubana que vocifera Maduro, todo aquel que disiente del régimen es terrorista es de derecha o la ultraderecha. Mi ejemplo no puede ser más distanciado de eso. A Maduro le diría: ‘Recoge tus maletas y vete para CUBA y no te olvides de llevar contigo a Diosdado [Cabello, diputado] y a tu cuerpo de lacayos del TSJ y a tus mujeres de servicio, hoy rectoras del CNE [Consejo Nacional Electoral]… Luego de decirle eso, tomaría mi violín y le tocaría el HIMNO NACIONAL”, finalizó.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS