"Prohibido quejarse", dice el Papa en el Vaticano

Francisco cuelga un cartel en su habitación en donde indica que lamentarse es dañino porque "disminuye el sentido del humor"
El letrero de "Prohibido quejarse" que el papa Francisco colocó en la puerta de su habitación. El cartel fue donado por el sicólogo siciliano Salvo Noe. (REUTERS)
15/07/2017
01:59
Agencias
Ciudad del Vaticano
-A +A

Un divertido aviso apareció en la puerta de entrada a la habitación de papa Francisco en la casa Santa Marta en el Vaticano que dice: “Prohibido quejarse”, reveló ayer el diario La Stampa. Lo que muestra que el Pontífice mantiene el buen humor a pesar de que las últimas semanas han sido complicadas por destituciones y señalamientos a sacerdotes.

Bajo la advertencia explícita, el cartel rojo y blanco en italiano agrega que “los infractores están sujetos a un síndrome de victimismo con la consecuente disminución del sentido del humor y de la capacidad para resolver problemas”.

El mensaje añade: “La pena se dobla si la infracción ocurre en presencia de niños. Para volverse el mejor de uno mismo hay que concentrarse en las propias potencialidades y no en los propios límites” y finalmente concluye con la frase “Deja de quejarte y actúa para hacer mejor tu vida”.

Se trata de un regalo que le dio al Pontífice el sicólogo Salvo Noé durante una audiencia general en la plaza de San Pedro. “Cuando el Papa vio el letrero sonrió inmediatamente”, contó Noe a DPA. “Leyó todo y después se giró hacia sus ayudantes y dijo: ‘Quiero poner este letrero en la puerta de mi oficina’”, relató.

La historia ha sido divulgada junto con una fotografía por el veterano vaticanista Andrea Tornielli en la sección Vatican Insider de La Stampa.

El Papa decidió colgar el letrero en la puerta de su habitación durante estos días de vacaciones que pasa en su residencia, en los cuales ha recibido a varios amigos y sacerdotes. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS