México, país sin libertades políticas, afirma Maduro

Denuncia prohibición de manifestaciones durante Asamblea de la OEA en Cancún; representantes del organismo interamericano no entrarán a Venezuela, advierte
Cientos de venezolanos participaron ayer en la manifestación opositora, que marchó hasta las sedes del Ministerio Público en varios estados (MIGUEL GUTIÉRREZ. EFE)
23/06/2017
01:56
Agencias
Caracas.
-A +A

El presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró ayer que el gobierno mexicano prohibió las manifestaciones públicas de apoyo a su país durante los últimos días mientras se celebró en Cancún la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), y advirtió que a su país no entrarán “más nunca” representantes de este organismo.

“En México no hay libertades políticas y el gobierno mexicano prohibió cualquier manifestación pública de apoyo a Venezuela, que eran miles de personas que lo hicieron en el DF [Ciudad de México], y se les prohibió hacerlo en Cancún”, dijo el mandatario desde el Palacio presidencial de Miraflores en Caracas durante una rueda de prensa en la que denunció que la delegación venezolana que acudió a la Asamblea en Cancún, en la que se abordó el tema de la crisis venezolana, fue agredida, sin dar más detalles.

“La delegación nuestra fue agredida por grupos violentos de la derecha venezolana protegida por el gobierno de México, esa infamia no se había visto (...) el gobierno mexicano cometió una cobardía, imagínense ustedes que esto hubiera sucedido en Venezuela en un evento internacional, el escándalo que se hubiera armado en los medios”, sostuvo. Maduro criticó además que el canciller mexicano, Luis Videgaray, “no tuvo la decencia de pedir perdón y de proteger a nuestra delegación” y aseguró que instó a los funcionarios venezolanos “máxima seguridad” y no permitir agresiones.

“Ustedes se defienden carajo, porque a los venezolanos nos tienen que respetar en el mundo. No puede ir un grupo bochornoso de derechistas buscando el irrespeto de la dignidad del gentilicio venezolano no puede ser”, añadió. Un grupo de legisladores de la oposición venezolana y exiliados de ese país interrumpieron el miércoles la tercera sesión plenaria de la 47 Asamblea General de la OEA en Cancún, que finalizó el miércoles.

Una decena de venezolanos, que portaban una bandera de su país, entraron de manera intempestiva al auditorio del hotel Moon Palace, donde estaban reunidas las delegaciones en la última jornada de la cita. “Señoras y señores están obstaculizando la sesión, permitan continuar con el desarrollo de esta tercera sesión plenaria”, exhortó el canciller Videgaray, presidente de la Asamblea.

Tras unos instantes de desconcierto, la delegación de Ecuador tomó la palabra, pero Videgaray la interrumpió para hacer un segundo exhorto a los manifestantes, a quienes solicitó que se retiraran de la sala “para continuar con el desarrollo en orden de la sesión”.

Además de México, Maduro enfiló sus críticas hacia la OEA, y anunció que “en Venezuela no entra la OEA más nunca. Así lo digo: más nunca entrará nadie de la OEA”.

Maduro describió la falta de acuerdo que impidió emitir una resolución durante la Asamblea como “una victoria diplomática y política de su país”, aunque aseguró de antemano que desconocerá cualquier decisión futura del ente hemisférico.

“Si algún día llegaran por la vía de la presión, de la obsesión y del lobby criminal de Washington y de las amenazas a sacar una resolución, (...) nos rebelaríamos y la enfrentaríamos en todas sus formas”, aseguró.

Venezuela inició en abril pasado su retiro de la OEA —proceso que tarda dos años— luego de que el organismo considerara que en el país se había roto el orden constitucional.

Por otra parte, Maduro ordenó reparar a las víctimas de las protestas antigubernamentales que se han prolongado ya casi tres meses y que han dejado al menos 75 muertos, el último de ellos ayer.

“He ordenado la reparación de las víctimas y el apoyo a las víctimas”, dijo el mandatario tras condenar la muerte del universitario Fabián Urbina, de 17 años, quien recibió un disparo de bala en el tórax durante una protesta reciente en Caracas. Por este deceso fueron detenidos tres guardias nacionales. Además algunos videos que se difundieron en las redes sociales captaron a guardias nacionales disparando armas cortas contra un grupo de opositores en un distribuidor de la principal autopista de la capital.

El joven que perdió la vida ayer fue identificado como David Vallenilla, un enfermero de 22 años quien, de acuerdo con versiones de la oposición, recibió disparos a quemarropa por parte de un Guardia Nacional.

Por ello, la oposición reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó para hoy a trancar calles en todo el país durante dos horas. “Que no quede una calle, una avenida, una autopista sin trancar. Paralicemos el país”.

En Estados Unidos, la embajadora ante la ONU, Nikki Haley, exhortó a la comunidad internacional a emprender “acciones” contra la “trágica situación en Venezuela”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS