Trump critica la falta de "decencia" de Norcorea tras muerte de joven preso

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, que estuvo preso en Corea del Norte durante más de un año y fue entregado la semana pasada en coma a su familia, falleció hoy en Ohio
Foto: Reuters
19/06/2017
17:15
EFE
Washington
-A +A

El presidente estadounidense, Donald Trump, envió sus condolencias a la familia del joven Otto Warmbier, fallecido hoy tras regresar en coma de Corea del Norte, un régimen al que acusó de no tener "decencia humana básica".

"El destino de Otto aumenta la determinación de mi Administración de prevenir tales tragedias de inocentes que caen en las manos de regímenes que no respetan el imperio de la ley o la decencia humana básica", indica Trump en un comunicado.

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, que estuvo preso en Corea del Norte durante más de un año y fue entregado la semana pasada en coma a su familia, falleció hoy en su Ohio natal, según informó su familia.

Trump y la primera dama, Melania Trump, ofrecieron sus condolencias a la familia de Warmbier y reconocieron que "no hay nada más trágico para un padre que perder a un hijo en lo mejor de su vida".

"Estados Unidos condena una vez más la brutalidad del régimen norcoreano", aseveró Trump, cuyo Gobierno consiguió que Pyongyang accediera a entregar al joven, de 22 años.

En el comunicado, los padres, Fred y Cindy Warmbier, agradecieron a los doctores del hospital de Cincinnati al que llegó Warmbier hace seis días por hacer todo lo posible por salvarle, tras haber sido entregado por las autoridades norcoreanas en coma y con serios daños cerebrales.

La familia condenó "el horrible y tortuoso abuso" que recibió de manos del Gobierno norcoreano, al que responsabilizaron de su muerte.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, anunció la semana pasada que su Departamento había logrado la liberación del joven, que fue entregado a su familia en un vuelo privado en coma y con graves lesiones cerebrales.

Warmbier llevaba más de un año en coma, en el que entró poco después de su última aparición en público, durante su juicio en Pyongyang en marzo de 2016 por supuestamente robar un cartel de propaganda, según su familia.

El régimen de Corea del Norte sostiene que Warmbier sufrió un brote de botulismo y le dieron una pastilla para dormir, pero no volvió a despertarse, algo que la familia ha refutado.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios