En Mali, comando yihadista ataca en un resort turístico

Refuerzos. Vehículos de las fuerzas especiales malienses arribaron a Le Campement Kangaba, después de que el comando armado abrió en el lugar (REUTERS)
19/06/2017
01:55
Agencias
Bamako.
-A +A

Un ataque perpetrado presuntamente por yihadistas contra un complejo turístico de lujo cerca de la capital de Mali se saldó ayer con al menos seis muertos, de acuerdo con fuentes policiales, aunque oficialmente sólo se habla de dos. Reportan varios heridos.

Entre los muertos hay un soldado maliense y cinco extranjeros, de los que uno es una mujer de nacionalidad franco-gabonesa, pero se desconoce si se trata de civiles o castrenses, ya que el complejo era popular entre los militares de la Minusma, la misión de la ONU en Mali.

El parte oficial sólo reconoce hasta el momento dos muertos, según el balance provisional establecido por el Ministerio de Seguridad, que daba pocas pistas más, aparte del hecho de que uno de los atacantes había dejado abandonada en su huida una metralleta con seis cargadores y botellas con sustancias explosivas.

El vocero del ministerio indicó que 32 huéspedes fueron rescatados del hotel. Calificó a los atacantes de “individuos armados, seguramente terroristas”, y aunque ningún grupo ha reivindicado, la acción presenta muchas similitudes con las perpetradas por grupos yihadistas en Mali y toda la región del Sahel contra lugares frecuentados por occidentales.

El ataque fue contra el complejo turístico Le Campement Kangaba, a las afueras de Bamako, en el distrito agrícola de Dougoulakoro, un lugar exclusivo de unas 10 hectáreas. De acuerdo con testigos, un comando de al menos cuatro hombres armados llegó por la tarde al portal principal del complejo gritando: “Alahu Akbar” (Dios es grande) mientras disparaban a los presentes.

Había en el lugar un número impreciso de soldados de la Minusma, que se encontraban de permiso y sin uniforme. Parece que la intención de los atacantes era tomar rehenes, pero la reacción de la policía los hizo huir hacia una colina vecina, donde se atrincheraron. Las fuerzas especiales malienses y cascos azules de la Minusma tienen rodeado el perímetro del complejo turístico.

Hace apenas una semana la embajada de Estados Unidos en Mali informó de un peligro más elevado de posibles ataques contra objetivos visitados por extranjeros en Bamako. Recomendó evitar lugares con seguridad deficiente, como hoteles, restaurantes e iglesias.

El ataque de ayer se asemeja a varios perpetrados en el Sahel contra lugares donde se concentra la colonia occidental. dichos atentados fueron reivindicados por Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y por el grupo Al Murabitún.

El yihadismo se ha reorganizado en la región del Sahel bajo la autoridad del maliense Iyad Ag Ghali, quien en marzo apareció como líder de la nueva alianza de cuatro de los grupos más activos (entre ellos AQMI y Al Murabitún) y puso a Francia en lo alto de su lista de enemigos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios