Se encuentra usted aquí

Exige May indagar incendio en Londres

Fuego arrasó edificio; hay 12 muertos y decenas de heridos; el lugar fue remodelado recientemente, incluyendo fachada
Afectados por el incendio que arrasó la Torre Grenfell esperan afuera de un centro temporal de ayuda instalado ayer en Londres. (BEN STANSALL. AFP)
15/06/2017
04:30
Agencias
Londres
-A +A

El incendio que ayer arrasó un edificio de apartamentos de 24 pisos en el centro de Londres dejó al menos 12 muertos y decenas de heridos, en un infierno que atrapó a muchos de los residentes mientras dormían y que el cuerpo de bomberos calificó como sin precedentes por su magnitud y rapidez. La primera ministra Theresa May prometió una investigación minuciosa.

“Lamentablemente, no creo que haya más supervivientes”, dijo a la prensa Stuart Cundy, de la Policía Metropolitana. Aún hay desaparecidos, agregó Cundy, sin precisar alguna cifra. Los bomberos consiguieron rescatar a 65 personas de las llamas. Al menos 79 personas fueron atendidas en hospitales como consecuencia de las heridas sufridas por el fuego y 18 de ellas se encuentran en estado crítico.

May destacó el trabajo de los más de 200 bomberos que lucharon contra las llamas durante horas para tratar de sofocar el incendio, el más mortal en décadas en la capital británica. La Torre Grenfell albergaba a unas 600 personas. La premier afirmó que habrá una investigación detallada sobre el desastre. Según la policía, los trabajos de rescate se prolongarán días.

“Esta noche muchas personas no tendrán lugar a dónde ir, han perdido todo. Ayudarlos es nuestro objetivo primordial”, expresó May. Desde temprano, vecinos acudieron al lugar con ropa, alimentos y agua para auxiliar a la gente.

Un grupo de residentes sostuvo que ya había predicho una catástrofe en el edificio, destinado a familias de baja renta y emplazado en medio de zonas acomodadas de Londres, mientras el alcalde de la ciudad, Sadiq Khan, dijo que el incendio generaba interrogantes respecto de la seguridad de ese tipo de construcciones.

“Habrá muchas preguntas en los próximos días sobre la causa de esta tragedia y quiero garantizar a los londinenses que conseguiremos las respuestas”, afirmó.

14jun2017-zonaacomodad.jpg

La Torre Grenfell data de 1974 y entre 2014 y 2016 fue remodelada. Antes del siniestro hubo quejas de los residentes por las insuficientes medidas de prevención de incendios.

El incendio generó nubes de humo negro que podían verse a kilómetros de distancia. Sin embargo, las autoridades se han mostrado muy cautas al hablar sobre lo que pudo motivar el siniestro. “El incendio, que fue sin precedentes en magnitud y rapidez, será objeto de una exhaustiva investigación”, dijo Steve Apter, de la Brigada de Bomberos de Londres. “Toda lección que surja de esto se notificará no sólo a Londres y todo el Reino Unido, sino al mundo”, agregó.

La empresa que se hizo cargo de la reforma, Rydon, reaccionó consternada por lo ocurrido y aseguró que se cumplieron con todos los controles y las disposiciones antiincendios, así como los estándares de seguridad. La remodelación incluyó cambios de fachada y revestimientos y reemplazos de ventanas, por un valor equivalente a 11.08 millones de dólares.

El fuego envolvió la estructura tras iniciarse a la 01:00 hora local y testigos dijeron que muchos residentes pedían desesperadamente ayuda desde los pisos superiores. Hubo personas que saltaron al vacío. Unos padres lanzaron a su bebé en un intento desesperado de salvarlo. El bebé pudo ser atrapado por un hombre antes de caer al suelo, según relató una testigo.

“Pudimos ver a muchos niños y padres gritando: ‘¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayuda!’ y poniendo sus manos en la ventana pidiendo auxilio”, dijo a Reuters Amina Sharif, una testigo. “No pudimos hacer nada y vimos que al costado [de ellos] todo se cayó, colapsó. Estábamos ahí sólo gritando y ellos gritaban”, agregó.

Otra testigo, Saimar Lleshi, vio a personas improvisando sogas con sábanas en un intento por escapar: “Vi a tres personas atando sábanas para bajar, pero ninguna bajó. No sé qué pasó con ellos. Incluso cuando las luces se cortaron, las personas agitaban camisas blancas para ser vistas”, dijo.

La Brigada de Bomberos de Londres dijo que el incendio afectó a todas las plantas desde el segundo piso hasta la parte superior del bloque.

Un vecino, Michael Paramasivan, dijo a BBC radio que habló con una mujer que escapó del edificio. “Vive en el piso 21. Tiene seis hijos. Salió con todos ellos. Cuando llegó abajo había sólo cuatro con ella. Está destrozada”.

Tamara, otra testigo, dijo a BBC: “Había personas que lanzaban a sus hijos y decían: ‘Sólo salven a mis hijos, sólo salven a mis hijos’”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS