Tropas de EU llegan a Honduras para ejercicios militares regionales

“El contingente de infantes de marina se desplazará entre Belice, El Salvador, Guatemala y Honduras" para capacitar en los requerimientos de seguridad que “se adapten a las necesidades” de cada país
Soldados estadounidenses y centroamericanos participan en maniobras militares previas en el norte de Centroamérica. (Foto: Archivo/Comando Sur del Ejército de Estados Unidos)
01/06/2017
18:47
José Meléndez, corresponsal
San José
-A +A

Infantes de marina y marinos del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos comenzaron a desplegarse este jueves en una base estadounidense en Honduras para efectuar maniobras militares que se prolongarán a El Salvador, Guatemala y Belice y capacitar en los requerimientos de seguridad que “se adapten a las necesidades” de cada país, anunció la embajada estadounidense en Tegucigalpa.

Por invitación del gobierno del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y por tercer año consecutivo, la Fuerza de Tarea Aeroterrestre de Propósito Especial de la Infantería de Marina - Comando Sur  (SPMAGTF-SC, por sus siglas en inglés) desplazó a más de 300 efectivos a territorio hondureño.

“El  contingente de infantes de marina y marinos del SPMAGTF-SC se desplazará entre Belice, El Salvador, Guatemala y Honduras a invitación de los gobiernos de la región para llevar a cabo compromisos de cooperación en materia de capacitación y seguridad que se adapten a las necesidades de cada país socio”, precisó la embajada, en un informe que entregó a EL UNIVERSAL.

Los cuatro países centroamericanos están entre los más violentos del mundo. Con unos 15 mil homicidios en 2016, Guatemala, El Salvador y Honduras, que forman el Triángulo Norte de Centroamérica, se consolidaron con agudos escenarios de criminalidad, mientras que Belice también aparece en los primeros lugares de los rangos de mayor violencia porque los números de asesinatos alcanzan altas tasas por su escasa población (unos 380 mil habitantes).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, concedió especial interés en atacar a las pandillas o maras que operan en el Triángulo y penetran a suelo estadounidense, donde operan entre 36 y 40 estados.

Las maniobras castrenses estadounidenses con sus aliados del norte de Centroamérica se prolongarán por seis meses, informó el mayor Armando Daviu, oficial de Asuntos Públicos del Cuerpo de Marinos de EU del Comando, a una consulta de este diario. El Comando tiene su base en Florida.

Las labores en seguridad se efectúan en coordinación con las contrapartes guatemaltecas, salvadoreñas y hondureñas de infantería de marina, mientras que con los beliceños, que carecen de ese tipo de unidad, se llevan a cabo trabajos complementarios, puntualizó.

La operación se realiza luego de que en abril pasado se anunció que Nicaragua aceptó volver a concederle facilidades militares a Rusia y que en las próximas semanas acogerá a una compañía rusa de desembarco de un centenar de soldados paracaidistas y una decena de aeronaves de combate, en una maniobra castrense conjunta ruso—nicaragüense.

VIEJO REDUCTO

Los soldados de la unidad establecieron su sede de operaciones en la Base Aérea Soto Cano en Honduras. También conocida como Palmerola, esa base fue instalada en 1983 por Estados Unidos como parte de la aguda crisis bélica por las disputas ideológicas entre comunismo y anticomunista que sufrió Centroamérica por las guerras civiles en Nicaragua, El Salvador y Guatemala en las décadas de 1970, 1980 y 1990 en medio de las tensiones mundiales de la Guerra Fría.

La Fuerza “también estará disponible para proveer asistencia humanitaria y apoyo en la región en caso (de) desastre natural de gran escala. Este despliegue coincide con (el inicio de) la temporada de huracanes, que es la emergencia más probable que la unidad responderá durante su tiempo en la región”, puntualizó la legación diplomática.

Una de las metas, añadió, consiste en “reforzar la capacidad de los países socios y apoyar la cooperación regional en materia de seguridad”. Otro objetivo es “mantener una fuerza flexible y sensible que pueda llevar a cabo rápidamente operaciones de asistencia humanitaria y de socorro en casos de desastre”.

Destacamentos de ingeniería de la Fuerza trabajarán “lado a lado con sus contrapartes” nacionales en varios proyectos de construcción en la región, explicó.

Daviu recordó que es precisamente el primero de junio cuando comienza la temporada de huracanes en el mar Caribe.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS