James Comey, de estrella del FBI al exilio a manos de Trump

James B. Comey era hasta hoy un traidor para los demócratas, tras reabrir la investigación de los emails de Hillary Clinton durante la contienda electoral, pero jamás se esperó que el golpe llegara ahora a manos de Donald Trump
(Foto: AFP)
09/05/2017
19:44
Redacción
-A +A

Video

James Comey, de estrella del FBI al exilio a manos de Trump

James B. Comey era hasta hoy un traidor para los demócratas, tras reabrir la investigación de los emails de Hillary Clinton durante la contienda electoral, pero jamás se esperó que el golpe llegara a manos de Trump

 

James B. Comey era hasta hoy un traidor para los demócratas, luego de que reabriera durante la campaña electoral la investigación a la ex candidata a la presidencia Hillary Clinton por su uso de un servidor privado de correo electrónico mientras era secretaria de Estado del presidente Barack Obama, lo que, según el partido liberal, le costó la elección.

Pero nadie se esperaba que el rechazo llegara ahora del presidente de EU Donald Trump y de su fiel amigo, el fiscal general de EU, Jeff Sessions, quienes, aprovechando que Comey aceptó haberse equivocado en su declaración bajo juramento, parecen haberlo hecho pagar por cerrar la investigación contra Clinton en julio pasado.

Comey fue considerado así una de las figuras de mayor peso en la campaña electoral de 2016 en Estados Unidos. Hoy fue despedido sorpresivamente como director del FBI por el presidente Trump.

Artículo

Trump despide a James Comey, director del FBI

"Es esencial que encontremos un nuevo liderazgo para el FBI que restablezca la confianza del público", justifica
Trump despide a James Comey, director del FBITrump despide a James Comey, director del FBI

Tras las investigaciones del FBI sobre el escándalo de los correos de Clinton, Comey concluyó en julio de 2016 que la ex secretaria de Estado había incurrido en una negligencia extrema, pero no recomendó una acusación. El entonces candidato presidencial republicano Trump hirvió de rabia.

Poco antes de las elecciones, Comey reportó que nuevos correos electrónicos de Clinton posiblemente eran significativos para la investigación, en realidad cerrada. Entonces Trump festejó.

Dos días antes de los cruciales comicios de noviembre, Comey dijo que la revisión no había arrojado nada nuevo. Ya era demasiado tarde, pues opinión del equipo de campaña de Clinton y otros demócratas, el anuncio de Comey sobre la reapertura de la investigación le costó la victoria a la exsecretaria de Estado.

En las últimas semanas, Comey volvió a los titulares de la prensa por las investigaciones confirmadas del FBI sobre los lazos del equipo de Trump con Rusia.

Barack Obama nominó en 2013 a Comey como director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), cuando éste daba clases de derecho en la Universidad de Columbia en Nueva York.

Al momento de su nominación Comey era republicano, pero posteriormente se hizo de un nombre durante años como voz independiente y sostuvo que ya no se adhería a ningún partido.

Comey nació el 14 de diciembre de 1960 en Yonkers, en el estado de Nueva York. En 1985 se licenció en Derecho en la Universidad de Chicago. Y como fiscal general de Virginia contribuyó a que disminuyera la tasa de asesinatos en el estado.

Internacionalmente ganó relevancia en 2001, cuando impulsó la acusación por el atentado terrorista en el complejo Khobar Towers en Arabia Saudí, en el que cinco años antes murieron 19 estadounidenses.

Poco después, Comey se convirtió en fiscal general de la región metropolitana de Nueva York, un puesto relevante.

De 2003 a 2005 fue vicefiscal general con el gobierno de George W. Bush.

Comey, casado y con cinco hijos, entró en 2005 en la industria de armamento Lockheed Martin y después en el fondo de alto riesgo Bridgewater Associates.

*Con información de agencias

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS