“Estar aquí es una inolvidable experiencia”

30/05/2017
02:46
Redacción
Agua Bonita, Colombia.
-A +A

Dasha Jereni Gómez Aguirre nació el 18 de octubre de 2016 en México y es una bebé que tiene apenas siete meses y 12 días; sin embargo, su nacimiento puso a correr a su padre, Jorge Alberto Gómez Muñoz, capitán de fragata de la Secretaría de Marina (Semar). Sin titubear ni un instante, él se desplazó a México con rapidez varios días antes desde esta zona del sur de Colombia, donde trabaja como observador internacional de la misión de paz de la ONU, y logró estar al lado de su esposa, Mariela Aguirre Mayo, en el momento del parto.

“Fueron muchas carreras”, recordó Gómez. Pero así de significativas son las experiencias vividas por este hombre de 36 años y con un hijo mayor —Iurik Jonás Gómez Aguirre, de 22 meses—, durante su estadía en Colombia como parte de los 29 mexicanos que laboran en el proceso de paz.

Este capitán de fragata, quien llegó el 7 de julio de 2016 como capitán de corbeta a Colombia y es inspector en comunicaciones navales de la Semar, afirmó que la prioridad de su responsabilidad en este país es “lo humano”. “Como latinoamericanos somos prácticamente hermanos con Colombia. Para mí ha sido muy gratificante el haber sido seleccionado para este proceso. Un honor realmente: como ser humano significa bastante, porque aportamos lo que está a nuestro alcance para completar un proceso”, dijo.

Otro factor que Gómez destacó es la recepción del pueblo colombiano. “Más que nada, yo siento que antes de vernos como militares nos ven como mexicanos y México aquí en Colombia tiene mucho arraigo en la música, en la televisión”, recordó.

De su estadía en Colombia tiene “la percepción de que nos han identificado mucho y nos han permitido acercarnos para estar en contacto directo, las dos partes, el gobierno y las FARC, y hemos sido bien recibidos desde nuestra llegada”.

Está seguro de que “éste es un encuentro México-Colombia que supera barreras geográficas. Y nos acercamos al ser humano, a las costumbres. Muchas veces nos hemos sentido realmente en casa con lo que hemos observado y el trato que hemos recibido”.

“Es una gran experiencia”, destacó. “Y seguramente inolvidable”, agregó, como las carreras para asistir al nacimiento de su hija en México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS