Temer cambia a ministro de Justicia antes de juicio

Tribunal electoral retoma caso que podría causar su remoción; miles de brasileños marchan para exigir comicios directos
Brasileños protestaron ayer en Río de Janeiro contra el presidente Michel Temer. En el cartel de una manifestante se lee: “Temer, el ingenuo corrupto”. (JULIO GUIMARAES. REUTERS)
29/05/2017
02:12
Agencias
Brasilia.
-A +A

El presidente de Brasil, Michel Temer, nombró ayer a un nuevo ministro de Justicia, poco antes de un juicio clave en el Tribunal Superior Electoral (TSE) que podría costarle el cargo en medio del actual escándalo de corrupción. En tanto, miles de manifestantes protestaron en Río de Janeiro contra el mandatario y pidieron la celebración de elecciones directas.

El ex juez del TSE Torquato Jardim sustituirá al diputado Osmar Serraglio como titular de Justicia, comunicó ayer la oficina de la presidencia, sin dar motivos para el relevo. El cambio fue interpretado de inmediato con vistas al juicio que retomará el Tribunal el 6 de junio contra la fórmula electoral de 2014, en la que Temer fue elegido como vicepresidente de Dilma Rousseff, y que podría conducir a la destitución del actual mandatario.

“El movimiento tiene como objetivo fortalecer la cartera y mejorar la interlocución (...) tanto con el TSE como con el Tribunal Supremo Federal”, consideró el diario Folha de Sao Paulo.

Jardim, juez del TSE entre 1988 y 1996, “tiene buena intelocución con los tribunales superiores”, agregó el periódico. El Supremo está a cargo de las actuales investigaciones contra Temer.

El presidente afronta la peor crisis de su gobierno desde que llegó al poder hace un año, después de que se diera a conocer una grave denuncia por corrupción en su contra.

La divulgación del audio de una conversación en la que Temer parecía avalar el pago de sobornos generó un terremoto político en el país. El empresario Joesley Batista, dueño del gigante del sector de la carne JBS, grabó al mandatario a escondidas y entregó el audio a las autoridades. Batista llegó a un acuerdo de cooperación con la Justicia (“delación premiada”) para que ésta no presente cargos en su contra.

Sectores sociales y políticos, entre ellos algunos que antes eran cercanos a Temer, exigen su dimisión. Sin embargo, el presidente se niega a renunciar. La posibilidad de que el TSE anule su mandato se ha convertido desde hace días en una de las opciones barajadas para poner fin a la grave crisis.

El TSE podría declarar nulas las elecciones de 2014 por supuesta financiación ilegal de la campaña de Rousseff y Temer. En ese caso, el Congreso tendría que elegir en una elección interna, en un plazo de 30 días, a un jefe de Estado que gobierne el país hasta finales de 2018, cuando acaba el mandato original de Rousseff.

En tanto, varios miles de inconformes salieron a las calles de Río de Janeiro usando camisetas con la frase “Fora Temer [Fuera Temer]”. La concentración, convocada por movimientos sociales y los principales sindicatos del país. Durante la protesta se escucharon consignas contra las duras reformas económicas emprendidas por el gobierno de Temer y reclamos que pedían elecciones directas e incluso una nueva huelga general como la que ya hubo el pasado 28 de abril, la primera en los últimos 20 años.

El acto fue animado con un concierto de Caetano Veloso y otros artistas. Acudieron a la manifestación actores brasileños como Wagner Moura, conocido por la serie Narcos, quien dijo: “Vamos a presionar para que Temer salga de donde está y donde nunca debería haber estado”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS