Perfil. Salman Abedi, el joven silencioso

El británico con ascendencia libia detonó un artefacto explosivo la noche del pasado lunes en el pabellón Mánchester Arena
Una foto de una fuente no identificada en la que aparece Salman Abedi, el hombre de 22 años que el lunes hizo detonar una bomba en Manchester (AP)
25/05/2017
01:55
EFE y AFP
Londres.
-A +A

Salman Adebi era un británico que transitó por la vida sin hacer mucho ruido hasta la matanza de Manchester, que presuntamente perpetró tras viajar a la Libia de sus padres.

“Era alguien que los servicios de inteligencia conocían y estoy segura de que cuando esta investigación concluya sabremos más”, dijo la ministra de Interior, Amber Rudd. Abedi tenía 22 años cuando murió el lunes por la noche en el pabellón Mánchester Arena de la ciudad del noroeste de Inglaterra, al detonar una bomba que mató a 22 personas e hirió a 59 justo después de un concierto de Ariana Grande.

Un par de fotos suyas difundidas por la prensa británica lo muestran barbilampiño, con unos párpados grandes y caídos que empequeñecen sus ojos. Nació en Manchester, uno de cuatro hermanos, en el seno de una familia muy religiosa de refugiados libios que llegaron a Reino Unido escapando del régimen del dictador libio Muammar Gaddafi. Según el Financial Times, se radicalizó en los últimos años.

“De repente, tras un viaje a Libia y probablemente a Siria, se radicalizó y decidió cometer este atentado”, dijo el ministro el ministro francés del Interior Gérard Collomb, en una entrevista en la cadena de televisión BFM.

La familia de Abedi vivió durante al menos 10 años en el área de Fallowfield, en el sur de Manchester, justo donde se han practicado cuatro de las detenciones relacionadas con el caso, incluyendo Ismail, hermano de Salman.

“Lo vi algunas veces, pero no hablamos. Era alguien muy discreto”, explicó a la AFP Asia Javed, una vecina suya de 18 años. Abedi rezaba en la mezquita de Didsbury, en los suburbios, donde su padre era muy conocido ya que a veces era quien hacía el llamado a la plegaria. Una musulmana que acude regularmente al templo, periodista de la BBC y que pidió anonimato, dijo a EFE que “es una mezquita moderna, abierta y liberal. Dudo de que se radicalizara aquí”.

Un vecino del barrio, Peter Jones, de 53 años, describió el área como “tranquila y segura” y explicó a la AFP que estaba “conmocionado” al saber que el sospechoso era de la zona. “Era un chico tan callado, siempre muy respetuoso conmigo” explicó un miembro de la comunidad libia de Manchester al diario The Guardian. “Su hermano Ismail es más abierto, pero Salman era muy tranquilo. No parecía en absoluto la persona que fuera a hacer eso", explicó. Según The Telegraph, Salman tenía dos hermanos y una hermana.

Abedi comenzó sus estudios de negocios y gerencia en la Universidad de Salford, en Manchester en 2014, pero al parecer abandonó después de dos años, sin obtener el título. Fuentes anónimas dijeron a la BBC que al menos dos personas que lo conocieron en la universidad llamaron a la policía para alertar sobre sus ideas extremas, hace unos cinco años.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS