"Nos dimos cuenta de que el estallido no era parte del espectáculo”

Erin McDougle, testigo de las explosiones, refiere que, al principio, los asistentes pensaron que se trataba de una bomba, porque había mucho humo. Por eso la gente comenzó a correr hacia afuera del recinto
Personas ayudan a un herido luego del reporte de una "explosión", en Manchester
Foto: Xinhua
22/05/2017
18:13
Redacción
-A +A

La policía británica dijo el lunes que respondió a un incidente serio en un recinto en la ciudad inglesa de Manchester, donde la estrella pop estadounidense Ariana Grande estaba dando un concierto.

También informó que había muertos y heridos, pero no dio cifras.

"Los servicios de emergencia responden a un incidente serio en el Manchester Arena", aseguró la policía de Manchester. "Eviten en área".

El diario británico The Guardian reproduce ya en su sitio en Internet el testimonio de Erin McDougle, una residente de Newcastle que asistió al concierto y quien aseguró que se registró una explosión ruidosa al final del concierto.

“Ya habían encendido las luces, por eso nos dimos cuenta de que el estallido no era parte del espectáculo”. 

McDougle agregó que, al principio, los asistentes pensaron que se trataba de una bomba, porque había mucho humo. Por eso la gente comenzó a correr hacia afuera del recinto. 

“Cuando finalmente salimos de la arena había ya docenas de camionetas de la policía y algunas ambulancias”. 

McDougle habría escuchado a jóvenes de la localidad de Sheffield decir que habían visto por lo menos a cinco personas cubiertas de sangre y a otras siendo  sacadas del lugar por personal de seguridad de la arena.

La policía informó que hay “varios muertos” después que se reportara una explosión en un concierto de Ariana Grande en el norte de Inglaterra.

Las autoridades recomendaron al público que no se acerque al área donde se encuentra el estadio de Manchester.

Tomas de video captadas desde el interior muestran al público gritando mientras busca las salidas en medio de una gran cantidad de globos de color rosa.

Otra de los asistentes, Jade Baynes, de 18 años, dijo que policías que patrullaban el exterior de la arena le pidieron alejarse corriendo del lugar y que escuchó lo que parecían ser disparos de arma de fuego. 
A esta hora, decenas de policías han inundado las calles aledañas al sitio del incidente y desalojan a todos los civiles que se encuentran en la zona, de acuerdo con testimonios reproducidos por The Guardian..

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS