Trump, dispuesto a reunirse con Kim Jong-un

Encuentro con el líder norcoreano debe ser bajo ciertas circunstancias, dice
El gobierno de Corea del Norte, encabezado por Kim Jong-un, informó ayer que impulsará su programa nuclear al “máximo ritmo” (ED JONES. AFP)
02/05/2017
02:43
Agencias
Washington.—
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que podría reunirse con el mandatario norcoreano, Kim Jong-un bajo las circunstancias correctas, en el marco de la gran tensión entre ambos países. En respuesta, Pyongyang destacó que impulsará con rapidez su programa nuclear al máximo.

“Si fuera apropiado reunirme con él [Kim Jong-un], lo haría absolutamente. Me sentiría honrado de hacerlo”, dijo en una entrevista con la agencia Bloomberg, “Siempre y cuando ocurra bajo las circunstancias correctas. Pero lo haría”.

“La mayoría de los políticos jamás lo diría”, añadió, “pero yo les digo que en las circunstancias correctas me reuniría con él”. Trump señaló ya había indicado durante su campaña electoral que estaba dispuesto a tener un encuentro con el mandatario norcoreano.

Sin embargo, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, relativizó un poco después estas declaraciones. “Deberían cumplirse una gran cantidad de condiciones”, dijo, pero “por el momento no se están dando”.

Destacó que actualmente Corea del Norte está “muy alejada” y en caso de que el gobierno de decida seguir Pyongyang adelante con su comportamiento provocativo, jamás se llegará a un diálogo.

En respuesta a la postura del gobierno de Estados Unidos, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte informó ayer que adoptará con celeridad medidas para impulsar su programa nuclear “al máximo ritmo”.

Pyongyang está dispuesto a responder a cualquier opción que Estados Unidos elija, dijo el portavoz del Ministerio a través de un comunicado difundido por la misión de Corea del Norte en la ONU.

Según el Ministerio, durante las maniobras militares entre Estados Unidos y Corea del Sur, “la agresión e histeria estadounidense” alcanzó su punto más alto, y la situación en la península coreana se acercó al “borde de una guerra nuclear”.

A menos que Washington ponga fin a su “política de hostilidad” y a sus amenazas nucleares, Corea del Norte “continuará impulsando su capacidad militar para la autodefensa y un ataque nuclear preventivo” a pesar de las “múltiples dificultades”, agregó.

En tanto, un polémico escudo antimisiles estadounidense, cuyo despliegue enfureció a China, ya está operativo en Corea del Sur, informó un funcionario de EU de defensa. Washington y Seúl habían acordado en julio el despliegue del sistema antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defense), tras una seguidilla de ensayos de misiles de Corea del Norte.

“[El sistema] ha alcanzado su capacidad inicial de interceptación”, dijo el funcionario a la AFP bajo condición de anonimato.

Esta capacidad inicial se incrementará a finales de este año a medida que lleguen otros componentes, dijeron. El despliegue del sistema THAAD en Corea del Sur enfureció a China, que teme que debilite su propia capacidad en misiles balísticos.

El escudo, que se instaló en un antiguo campo de golf en Seongju, está diseñado para interceptar y destruir misiles balísticos de corto y mediano alcance durante su fase final de vuelo. Beijing ha impuesto represalias económicas contra Surcorea por el despliegue del THAAD, como prohibir grupos turísticos.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS