El juez que investiga a OHL en España deja el caso

Eloy Velasco será trasladado a un nuevo juzgado y las causas sobre corrupción se quedan sin responsable
17/05/2017
19:42
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid
-A +A

Eloy Velasco, el juez que investiga en España las presuntas mordidas de OHL a políticos para ganar concursos públicos, deja su juzgado. El órgano que controla a los jueces concedió ayer a Velasco un traslado que había solicitado, y abandonará todas sus investigaciones en los próximos días.

Velasco se ocupaba hasta ahora del caso Púnica y la Operación Lezo, dos grandes investigaciones sobre la corrupción del partido gobernante, el conservador Partido Popular (PP) en la región de Madrid. Fruto de las pesquisas de la Operación Lezo, en las dos últimas semanas fueron imputadas 57 personas, muchas de ellas políticos y empresarios relacionados con el PP.

La trama de corrupción de Lezo es tan densa que el juez Velasco comunicó el martes que la dividiría en seis causas distintas. Una de ellas es la relacionada con la constructora OHL, que supuestamente ingresó por medio de su filial de México 1,4 millones en la cuenta de un político del PP (Ignacio González, expresidente de la región de Madrid) para ganar el concurso de licitación de una línea de tren.

Por su presunta participación en esa mordida, han sido imputados tanto el fundador y principal accionista de OHL, el empresario Juan Miguel Villar Mir, como su yerno Javier López Madrid. Éste último fue señalado en unas escuchas policiales como el encargado de ingresar el dinero para el acto de corrupción.

El traslado del juez fue la noticia del día ayer en España, donde todos los periódicos reflejaron las sospechas que levanta la salida de Velasco sobre el futuro de los casos Púnica y Lezo, que pueden quedar durante meses sin investigador.

Velasco deja el tribunal de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional para trasladarse el 1 de junio a una Sala de Apelación de nueva creación. Ya no investigará más casos, sino que resolverá las apelaciones de los que ya han sido fallados.

Para cubrir el puesto que deja libre, se convocará un concurso de traslado para magistrados que se resolverá en función de la antigüedad. El nuevo juez podría incorporarse a finales de junio. El órgano de jueces resolverá si, a la espera, nombra un sustituto provisional.

Eloy Velasco había repetido numerosas veces en los últimos tiempos que deseaba dejar la investigación y ser trasladado a un puesto más tranquilo porque “así no se podía trabajar”, en referencia a la falta de medios en los juzgados y las constantes presiones políticas que estaba sufriendo en estos casos importantes.

Velasco es un juez de perfil conservador que, durante ocho años (1995-2003), ocupó un cargo político con el Partido Popular. A pesar de ello, en el último año se convirtió en el azote judicial de su antiguo partido. Muchos de sus detractores sostienen que esa agresividad formaba parte de un plan de presión para ser trasladado.

Durante las escuchas telefónicas de la Operación Lezo, varios de los imputados, entre ellos exministros, expresaron su deseo de destruir la carrera de Velasco para eliminar el peligro que suponía el juez, considerado uno de los más hábiles y trabajadores de la Audiencia Nacional española.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS