Papa llama a una solución negociada para Venezuela

El Pontífice da su mejor esfuerzo para el diálogo, afirma Maduro; el ofrecimiento no convence a oposición, que niega estar dividida
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció ayer en su programa un incremento de 60% al salario mínimo (AP)
01/05/2017
02:00
Agencias
Caracas.
-A +A

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró ayer que el papa Francisco “ha entregado su mejor esfuerzo” para que se produzca el diálogo político en su país, ello después de que el Pontífice aseguró el sábado que la Santa Sede está dispuesta a intervenir frente a la grave crisis de ese país, pero “con condiciones claras”. Mensaje que no parece convencer a la oposición, que niega estar dividida.

“Hubo intervención de la Santa Sede bajo pedido fuerte de cuatro presidentes que trabajaban como facilitadores. Y la cosa no resultó. Quedó ahí. No resultó porque las propuestas no eran aceptadas o se diluían. Eran un sí sí, pero no no”, afirmó el Papa, quien se refería a las gestiones a pedido de los ex mandatarios José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana), Martín Torrijos (Panamá) y Ernesto Samper (Colombia), que no dieron resultado en diciembre pasado para poner al gobierno de Nicolás Maduro y la oposición a dialogar.

“Sé que ahora están insistiendo, no sé bien de dónde, creo que por parte de los cuatro presidentes para relanzar esa facilitación y están buscando lugar. Yo creo que tiene que ser con condiciones muy claras”, afirmó el Pontífice.

Ayer, el Papa insistió en un cese a la violencia y encontrar “soluciones negociadas”. La diplomacia del Vaticano no ha reconocido una mediación en el conflicto entre el gobierno de Maduro y la oposición, sino que se considera como un “facilitador” del diálogo, según explicaron fuentes vaticanas.

En tanto, Maduro dijo sobre el tema: “Ayer arremetieron [la oposición] contra el papa Francisco yo respeto las expresiones del Pontífice, lo respeto”.

El presidente destacó que el Papa ha “entregado su mejor esfuerzo para el diálogo”, tras señalar que la oposición no quiere dialogar y que “huyen despavoridos” cada vez que él los llama a las conversaciones.

Maduro también amenazó con tomar un camino “revolucionario” para acabar con el golpe continuado y fascista, como llamó a las protestas opositoras que en casi un mes han dejado más de 30 muertos: “Yo estoy tomando esto con mucho equilibrio, con mucha serenidad, pero estoy preparando un nuevo escenario para Venezuela. Que nadie dude, que nadie vacile, va a llegar la hora especial para la patria, para un camino revolucionario para acabar con esta situación”.

En tanto, el gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, respondió a la declaración del Papa sobre la oposición venezolana y aseguró que no está dividida.

“Yo escuché unas declaraciones del Papa. Primero que habla de la oposición dividida, no es verdad. Habla como si unos quisieran negociar y otros no. Los venezolanos todos queremos dialogar, pero no estamos dispuestos a un ‘diálogo Zapatero’”, dijo Capriles en referencia el ex presidente español.

La oposición venezolana abandonó el diálogo el pasado diciembre tras señalar que el gobierno de Nicolás Maduro no cumplió con los acuerdos alcanzados en esas conversaciones.

El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, indicó que lo que el papa Francisco comentó el sábado son “cosas muy relevantes”, como que “en Venezuela si no hay garantías no hay posibilidad de avanzar” en el diálogo y reiteró que para ello hay una serie de peticiones.

Entre las demandas de la oposición están que se convoque a elecciones, “libertad de los presos políticos, desarme de los paramilitares, un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas, y que se respete a la Asamblea Nacional”. Dichas peticiones serán llevadas a la sede de la nunciatura para que sean enviadas al Papa, indicó Borges. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS