EU recula: descarta separar a las familias

Padres e hijos estarán unidos, dice titular de Seguridad Nacional; admite que el muro no será una barrera física en toda la frontera
El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, durante la comparecencia de ayer en el Senado sobre seguridad en la frontera (AARON P. BERNSTEIN. REUTERS)
06/04/2017
01:50
Agencias
Washington
-A +A

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, dijo ayer que padres e hijos detenidos cruzando la frontera mexicana de manera ilegal no serán separados a menos que la “situación del momento lo requiera”. Al mismo tiempo, insistió en la necesidad de construir una “barrera” en la frontera con México, pero reconoció que no será un muro de costa a costa.

En una comparecencia en el Comité de Seguridad Nacional del Senado, Kelly dijo que agentes fronterizos podrían separar a padres e hijos si, por ejemplo, la madre está enferma o es adicta a drogas, pero aclaró que no será algo habitual.

Las declaraciones de Kelly parecen revertir declaraciones previas suyas en las que dijo que su agencia estaba considerando la separación como instrumento de disuasión de la gente que quiere cruzar la frontera, mayormente de Centroamérica.

Poco después, David Lapan, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), subrayó que el gobierno del presidente Donald Trump ya no considera el separar a las mujeres de sus hijos en la frontera sur de EU. La política “ya no se está considerando, lo que hay es la política actual”, señaló.

Un funcionario del DHS, que habló bajo condición de anonimato, dijo que la agencia ha cambiado de rumbo en parte debido a la fuerte disminución de las mujeres que intentan viajar a Estados Unidos con sus hijos.

Sólo mil 125 niños que viajaban con tutores, la mayoría mujeres, fueron detenidos en la frontera sur de EU en marzo, según datos divulgados el miércoles por la Aduana y Protección Fronteriza de EU. El total supone una caída de 93% desde diciembre en lo que antes era el más rápido crecimiento de detención de inmigrantes.

En su testimonio escrito, Kelly dijo que alrededor de mil 100 personas que viajaban en familia fueron detenidas el mes pasado tratando de cruzar la frontera mexicana hacia Estados Unidos de manera ilegal.

Familias inmigrantes y niños viajando solos han representado cientos de miles de arrestos en la frontera en años recientes.

Kelly también dijo que la fuerte disminución de gente que cruza la frontera mexicana ilegalmente no continuará a menos que su agencia reciba los recursos necesarios para proteger la frontera.

Kelly puntualizó que un muro en los tramos adecuados cumplirá ese objetivo. El muro no será de un extremo al otro, sino en lugares que los agentes consideren más efectivos, agregó. “Es improbable que construyamos un muro, una barrera física, de un mar a otro radiante mar”, dijo Kelly ante la insistencia de la senadora demócrata Clair McCaskill, quien llegó a decir que en el Senado nadie se cree que se vaya a construir el muro de Trump tal como lo ha expuesto el mandatario.

“Estamos mirando todo tipo de variaciones. Yo iré a él y le diré: aquí tiene sentido un muro; aquí, vallado de alta tecnología; aquí es mejor tecnología [de vigilancia]”, indicó Kelly, quien de este modo no descartó que en algunas partes no haya muro alguno y la seguridad fronteriza dependa de un refuerzo de medidas de vigilancia.

Kelly dijo también que EU podría ampliar la prohibición de llevar ordenadores portátiles en vuelos que ingresen al país desde ciertos aeropuertos. La amenaza de que explote una bomba escondida en una computadora “es real”, aseguró. La medida afecta hoy a 10 aeropuertos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS