“Seré presidente de todos en Ecuador”

Lenín Moreno: me enfocaré en pobres; Guillermo Lasso: son comicios ilegítimos
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa y el candidato oficialista, Lenín Moreno, saludan a sus simpatizantes en Quito. Moreno tenía 51.16% de los voto s, con 99. 29% del escrutinio oficial. (MARIANA BAZO. REUTERS)
04/04/2017
01:54
Agencias
Quito
-A +A

El socialista Lenín Moreno se declaró ayer presidente de “todos” los ecuatorianos tras el triunfo en la segunda vuelta electoral del domingo, cuyo resultado el opositor de derecha, Guillermo Lasso, calificó de “ilegítimo”. Además, denunció ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) que hubo fraude.

“Voy a ser el presidente de todos, sí, de todos, pero fundamentalmente de los pobres”, expresó visiblemente emocionado Moreno ante unos 2 mil simpatizantes reunidos frente a la casa de gobierno Quito para el cambio de guardia de la escolta presidencial.

La victoria del ex vicepresidente del mandatario saliente, Rafael Correa, da un alivio a la debilitada izquierda latinoamericana y también al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Con 99.29% del escrutinio oficial, Moreno, del movimiento Alianza País (AP), obtenía 51.16% contra 48.84% para Lasso, de Creando Oportunidades (CREO). El Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene 10 días de plazo para proclamar los resultados.

Lasso expresó ayer, en su cuenta en Twitter, que “las pruebas de irregularidades en el proceso electoral son muchas. Por eso, no podemos reconocer los ilegítimos resultados”. Agregó: “Agotaremos todas las vías políticas y jurídicas, en Ecuador y en el exterior, para que se respete la voluntad popular que pidió un CAMBIO”. Llamó a sus partidarios exigir de manera pacífica “transparencia” en el escrutinio ante las delegaciones electorales.

La OEA dijo que las denuncias de fraude “deben ser tramitadas por el cauce institucional y ser atendidas por las autoridades competentes”. Lamentó el “uso político” de las encuestas a boca de urna, con “gran disparidad” en sus pronósticos, lo que “generó incertidumbre y llevó a ambos candidatos a declararse ganadores antes de conocerse los datos oficiales”.

El CNE en Quito amaneció con vallas y resguardo por la fuerza pública tras protestas y leves escaramuzas con simpatizantes de Lasso el domingo por la noche. Lo mismo sucede con el organismo electoral en el puerto de Guayaquil, la ciudad natal del opositor.

El presidente electo, quien sufre una paraplejia por un disparo que recibió al ser asaltado en 1998, agradeció a quienes votaron en contra por su “participación democrática” y para que “robustezca la democracia”. “Vamos a trabajar también por ellos, no faltaba más”, indicó Moreno.

Tras su victoria, Moreno, agradeció por Twitter mensajes de felicitación de gobernantes de América Latina, donde Brasil, Argentina y Perú dieron un giro a la derecha en los últimos 16 meses.

Nicolás Maduro es uno de los gobernantes latinoamericanos que felicitaron a Moreno por “el triunfo de la revolución ciudadana”, al igual que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Estados Unidos llamó a la calma. “Estamos siguiendo de cerca el proceso en Ecuador. Urgimos a todos los ecuatorianos a expresar pacíficamente sus opiniones a medida que se procesan los desafíos legales y se finalizan los resultados”, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS