Maduro celebra la ‘liberación de Venezuela’

Mandatario asegura que su país nunca volverá a la OEA; Parlamento Europeo pide restaurar el orden democrático y elecciones libres
El presidente venezolano, Nicolás Maduro criticó ayer a la OEA y a su secretario general, Luis Almagro, durante un evento en Caracas con mujeres simpatizantes de su gobierno. (XINHUA)
28/04/2017
01:52
Redacción
Caracas
-A +A

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó ayer que su país fue liberado tras la decisión de salirse de la Organización de Estados Americanos (OEA), grupo al cual, dijo, no volverá jamás.

“Tengo el orgullo de decir que, como presidente de Venezuela, decidí el retiro de nuestra patria de la OEA, de liberar nuestra patria del intervencionismo, de tanta ilegalidad y abuso. Somos libres y más nunca volveremos. Que se queden ellos con su entelequia. ¡Para el carajo la OEA y su secretario general, Luis Almagro!”, expresó durante un acto de mujeres.

Maduro señaló que el secretario general del organismo regional es un “desvergonzado” que está al servicio del imperio como ningún otro en los 70 años de historia de la OEA.

“Almagro es la vergüenza de Latinoamérica”, dijo y agregó: “Fuera la OEA de Venezuela, que viva la independencia, la patria. A Venezuela se la respeta y la vamos a hacer respetar por todas las vías”.

Caracas anunció el miércoles que se retira de la OEA, alegando que el Consejo Permanente convocó a una reunión de cancilleres para tratar la crisis venezolana, sin el aval de su gobierno.

La medida fue tomada en medio de una ola de protestas en Venezuela contra el gobierno de Maduro, que en tres semanas ha dejado 32 muertos, 500 heridos y más de mil 200 detenidos.

Lamentan decisión de Venezuela. En México, la subsecretaria de Relaciones Exteriores para América Latina y El Caribe, Socorro Flores, externó que para el país resulta lamentable que Venezuela anunciara su salida de la OEA.

“Por supuesto que hemos dicho que lamentamos esa decisión pero es facultad de cada país decidir en qué organismo está”, comentó.

“Es una decisión que toma Venezuela como país soberano. Nosotros lo que hemos dicho, y lo seguiremos haciendo, es que esperamos una solución que sea pacífica, que sea decidida por el pueblo venezolano y que permita regresar a la normalidad democrática y lo vamos a seguir diciendo en este o en cualquier otro foro”, aseguró la funcionaria mexicana.

Agregó que México no está “a favor de la suspensión de ningún Estado miembro [de la OEA] porque eso no es una solución”.

Lo que se ha buscado, añadió, es contribuir a un diálogo que permita a los venezolanos, conforme a sus propios procedimientos internos, retornar a la normalidad democrática.

Subrayó que México aún está a la espera de saber si se llevará a cabo una reunión de cancilleres en el marco de la CELAC programada para el 2 de mayo.

En Washington, a pregunta expresa sobre el tema, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que “Venezuela es un desastre”.

Posteriormente, junto con el presidente argentino Mauricio Macri —al que recibió en visita oficial—, rubricó una declaración en la que ambos expresan su “fuerte preocupación por la deteriorada situación” en el país sudamericano.

“Estoy muy triste por ver lo que ha pasado en Venezuela. Es una situación muy triste”, añadió Trump.

Parlamento Europeo pide elecciones libres. El Parlamento Europeo pidió ayer al presidente Nicolás Maduro celebrar elecciones libres y transparentes lo antes posible, en un espaldarazo a la oposición venezolana.

En una resolución aprobada por 450 votos a favor, 35 en contra y 100 abstenciones, la Eurocámara además exigió “restaurar el orden democrático” y liberar a los presos políticos de manera inmediata e incondicional.

“No puede haber una solución pacífica y duradera a largo plazo para Venezuela si hay presos políticos”, se lee en el texto.

En la resolución, promovida por las principales fuerzas parlamentarias, populares, socialistas y liberales, el Parlamento se pronuncia en contra de “la represión brutal ejercida por las fuerzas de seguridad venezolanas” y “la violación continúa del orden constitucional de Venezuela”.

El Parlamento Europeo también pidió “al gobierno de Venezuela que investigue todas las muertes que se han producido y que respete y garantice el derecho constitucional a la libertad de reunión pacífica”.

Igualmente, mostraron preocupación por el deterioro de la democracia, los derechos humanos y socioeconómicos, “en un clima de creciente inestabilidad política y social”.

Los eurodiputados consideraron urgente que el régimen de Caracas permita la entrada de ayuda humanitaria al país y se comprometieron a enviar una delegación a Venezuela para que promueva “lo antes posible un diálogo con todos los sectores implicados”. Con información de Ariadna García, Inder Bugarin y agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS