Francia: llaman a cerrar filas con Macron

El centrista se enfrenta a Le Pen el próximo 7 de mayo; premier y otros candidatos instan a derrotar a la ultraderecha
Emmanuel Macron, el candidato del Movimiento En Marcha, acompañado por su esposa, se reunió ayer con sus simpatizantes en un centro de conferencias en París, tras conocer los primeros resultados electorales (PHILIPPE WOJAZER. REUTERS)
24/04/2017
01:50
Agencias
París
-A +A

El centrista Emmanuel Macron dio ayer un gran paso hacia la presidencia de Francia, al ganar la primera vuelta de las elecciones y avanzar a un balotaje el 7 de mayo frente a la líder de extrema derecha, Marine Le Pen. Mientras que otros de los candidatos y el primer ministro francés llamaron a cerrar filas en torno al candidato. 

La participación en estos comicios rondó entre 70% y 80%, una de las más altas de los últimos 40 años. De acuerdo con CNN, con 96% de los votos escrutados, Macron lideraba los resultados presidenciales, con 23.7% de las preferencias, mientras que Le Pen conseguía 21.8%. El resto de los candidatos se situaban abajo de 20%.

Si bien Macron, de 39 años, es relativamente novato en la política y nunca ha ocupado cargos de elección popular, nuevas encuestas de opinión de ayer mostraban que ganaría fácilmente el balotaje contra Le Pen, de 48 años.

El resultado de ayer es una gran derrota para la centroderecha y la centroizquierda, que han dominado la política francesa durante 60 años, pero también reduce la perspectiva de un quiebre dramático con la situación política actual, como lo fue el referendo de Gran Bretaña de junio para abandonar la Unión Europea y la elección de Donald Trump en Estados Unidos.

Segundos después de las primeras proyecciones, los simpatizantes de Macron se reunieron en un centro de conferencias de París y entonaron el himno nacional, la Marsellesa. Muchos eran menores de 25 años, lo que refleja el atractivo de un hombre que aspira a convertirse en el jefe de Estado más joven de Francia desde Napoleón.

“En un año hemos cambiado el rostro de la política francesa”, dijo Macron a los partidarios de su Movimiento En Marcha, a quienes les afirmó: “Quiero ser el presidente de los patriotas contra la amenaza de los nacionalistas”, en referencia a las propuestas políticas de su rival. “Nuestro país atraviesa un momento inédito marcado por el terrorismo, el déficit, el sufrimiento social y ecológico, y ha respondido votando masivamente y ha decidido situarme en cabeza de la primera vuelta”, señaló.

Tras agradecer a quienes le han ayudado en su movimiento, dijo que en su nombre llevará “la exigencia del optimismo y la felicidad de la esperanza por nosotros y por Europa”.

Destacó que ahora tratará de unir al mayor número de franceses para “abrir una nueva etapa de la vida política” del país. Reiteró su intención de “renovar los rostros, dar seguridad a los franceses, liberar el trabajo, refundar la escuela para que cada uno pueda progresar y relanzar la construcción europea”.

Marine Le Pen, quien quiere hacer historia como la primera presidenta de Francia, sigue las huellas de su padre, el fundador del Frente Nacional y llegó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en 2002.

 

“Lo principal en juego en esta elección es la globalización galopante que está poniendo en peligro nuestra civilización”, dijo la aspirante de la ultraderecha en su primera intervención tras conocerse resultados preliminares.

Los candidatos conservadores y socialistas rivales instaron a sus partidarios a poner sus energías en apoyar a Macron y frenar cualquier posibilidad de una victoria en segunda ronda de Le Pen, cuyas políticas contra la inmigración y antieuropeas dicen que supondrían un desastre para Francia.

El candidato conservador francés, François Fillon, reconoció su derrota y llamó a votar en la segunda vuelta por Macron. “No hay otra posibilidad que votar contra el Frente Nacional. Yo votaré a favor de Emmanuel Macron”, dijo y advirtió: “El extremismo puede traerle a Francia sólo infelicidad y división”.

Minutos antes, el abanderado socialista Benoît Hamon, también instó a votar por Macron el próximo 7 de mayo. “Llamo a derrotar a la extrema derecha votando por Macron”, comentó Hamon, quien aseguró que “La izquierda no está muerta”, aunque admitió que “esta derrota es un golpe profundo, mido la sanción histórica, legítima, que han expresado contra el Partido Socialista”.

El presidente francés, François Hollande, llamó ayer por teléfono a Macron, al conocer las estimaciones que lo situaban en la segunda vuelta electoral. Una portavoz de la presidencia francesa informó a EFE de que el mandatario felicitó a quien fue su ministro de Economía entre 2014 y 2016. Agregó que el presidente “hará una declaración hoy o el martes sobre por quién pedirá el voto para la segunda vuelta”.

Sin embargo, el primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, exhortó ayer a sus compatriotas a la unidad en favor del candidato centrista. “Les pido que voten a Macron para ganar a ese proyecto desastroso [el de Le Pen] que retrasaría a Francia y dividiría a los franceses”, indicó.

El único que evitó ponerse en algún lado de la balanza fue el candidato izquierdista Jean-Luc Mélenchon, quien reconoció que “los resultados anunciados” hasta ahora “no son los que esperábamos”, aunque llamó a esperar a conocer la declaración final del Ministerio del Interior “sobre la medianoche”.

Respecto a la segunda vuelta, dijo que consultará a su militancia sobre si apoyar a Macron o a Le Pen, hacia quienes dirigió duras críticas. Aunque aseguró que “respetarán” los resultados oficiales, sean cuales sean.

De acuerdo con dos sondeos realizados ayer tras anunciarse los resultados de la primera ronda, Macron derrotaría ampliamente a Le Pen en la segunda vuelta electoral. Para Ipsos Sopra Steria, el candidato de En Marcha obtendría 62% de los votos, contra 38% para la líder del Frente Nacional. Para Harris Interactive, la diferencia sería aún más importante: con 64% para Macron y 36% para Le Pen. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS