Temer se dice ‘indignado’ por corrupción

El mandatario brasileño también es investigado dentro del escándalo Odebrecht
Baja su popularidad. El presidente brasileño Michel Temer admite que su aceptación es baja y culpa, en parte, a la prensa de ello (ERALDO PERES. AP)
17/04/2017
03:17
EFE y DPA
Brasilia,
-A +A

El presidente de Brasil, Michel Temer, aseguró que “comparte la indignación” con el pueblo brasileño por la corrupción generalizada en la esfera política del país.

“Cuando uno ve una lista con 200 nombres —y dicen que son más—, y uno ve a mucha gente del Congreso, ex presidentes, gobernadores, una multitud, la indignación es verdadera y yo comparto esa indignación”, declaró el mandatario en una entrevista con el canal de TV Band.

Además, agregó: “No critico la indignación que el pueblo siente, es más que razonable. Es legítima porque, digamos así, lo que pasó da miedo”.

Sin embargo, de acuerdo con testimonios de miembros de la empresa Odebrecht —involucrada en el mayor caso de corrupción en Brasil—, Temer había participado también en actos de cohecho, presuntamente en 2010 y 2014. Sin embargo, debido al cargo que ejerce, el presidente tiene “inmunidad temporaria” y no puede ser investigado por hechos que no sucedieron en su mandato.

En la entrevista, el mandatario admitió también: “Sé que mi índice de popularidad es bajo, la prensa tampoco me ayuda mucho. El gran apoyo que tengo es el Congreso Nacional”.

Respecto a la presencia de ocho de sus ministros en la lista de investigados a partir de los testimonios de integrantes de Odebrecht, Temer aclaró que los funcionarios seguirán en sus cargos hasta que la justicia acepte las denuncias. “Si se confirma la condena de alguno, el alejamiento será definitivo”, aseguró.

La empresa Odebrecht está involucrada en varios escándalos de corrupción en países de la región.

Corrupción benefició a milicias y secuestradores. La corrupción promovida por el grupo Odebrecht no sólo benefició a cientos de políticos en Brasil, también a milicias, secuestradores y guerrilleros en el extranjero, según declaró a la justicia el ex presidente de la compañía Marcelo Odebrecht.

“Uno no entra en países con guerrilla y en las favelas de Río sin pagar a las milicias. Entonces, hay mucho dinero que corre, incluso uno paga el rescate de secuestros”, explicó Odebrecht.

El empresario recordó que pagó rescates en Irak, Colombia y Perú.

El ex directivo de Odebrecht, Henrique Valadares reveló que también pagaron sobornos a en su testimonio que sindicalistas, policías y caciques indígenas en Brasil y Bolivia.

Valadares no especificó el motivo por el cual también sobornaron a caciques de tribus indígenas regionales.

El diario O Globo publicó ayer que un tercio del casi centenar de políticos investigados dobló al menos su patrimonio en los 15 últimos años.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS