Norcorea exhibe al mundo músculo militar

En desfile muestra supuestos misiles intercontinentales; realiza lanzamiento que, según Corea del Sur, resulta fallido
En el desfile militar del “Día del Sol” realizado ayer, el gobierno de Pyongyang mostró camiones militares cargando el misil intercontinental KN-08, que se cree tiene la capacidad para alcanzar el territorio de Estados Unidos (HOW HWEE YOUNG. EFE)
16/04/2017
01:50
Agencias
Pyongyang.
-A +A

Corea del Norte mostró ayer al mundo su arsenal de misiles, incluyendo uno nuevo, supuestamente balístico intercontinental, en un gran desfile militar con el que celebró su mayor fiesta nacional y lanzó el mensaje a Estados Unidos de que el país está preparado para la guerra en caso de agresión.

Horas después —cuando en la región ya era domingo—, Norcorea realizó un lanzamiento de misil no identificado que, según el Ministerio surcoreano de Defensa y el Pentágono, en EU, resultó fallido. Un funcionario del Ministerio surcoreano detalló que el lanzamiento se produjo en la ciudad de Sinpo, donde recientemente se hizo una prueba de misil balístico. “El misil estalló casi inmediatamente”, señaló el comandante Dave Benham, del Comando del Pacífico de EU.

El sábado, Kim, vestido de traje y corbata, encabezó los festejos por el aniversario del nacimiento en 1912 de su abuelo, Kim Il-sung, fundador del país. No habló, pero durante el desfile se mostraron dos misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) que, de ser reales, significarían que Norcorea tiene la capacidad de golpear objetivos en suelo continental de EU y en Europa. También exhibió su versión submarina de misil balístico y otra versión tierra-tierra de éste por primera vez, según analistas citados por la cadena estadounidense CNN.

El Ministerio de Defensa surcoreano no pudo confirmar aún si el supuesto ICBM era real. Melissa Hanham, del Centro James Martin de Estudios para la No Proliferación, en California, dijo a CNN que probablemente se haya tratado de “conceptos de diseño”.

Por su parte, Ankit Panda señaló en la revista The Diplomat que “no sabemos qué —si es que algo— había adentro de las carcazas... Podemos inferir, por el tamaño y por el hecho de que fueron exhibidos [los misiles], que Pyongyang quiere que el mundo sepa que está trabajando en al menos dos tipos de misiles ICBM de combustible sólido”. La ventaja de éstos es que son más fácilmente desplegables y se pueden esconder mejor de los satélites que los de combustible líquido.

Kim Dong-yub, analista del Instituto de Estudios Asiáticos en Seúl, dijo que ese tipo de misiles cubiertos, erguidos sobre camiones, indican que Pyongyang está desarrollando la tecnología para lanzarlos “en frío”, es decir, antes de que ocurra la ignición. Eso evitaría que queden malogrados durante el lanzamiento y los haría más difíciles de detectar en el aire.

En total, fueron exhibidos 56 misiles de 10 clases distintas. También desfilaron decenas de miles de soldados de la infantería, la Marina y la Aviación, girando la cabeza hacia el balcón donde se encontraba el líder norcoreano. Algunos destacamentos portaban fusiles de asalto o lanzagranadas y otros tenían gafas de visión nocturna y llevaban la cara pintada.

En vez de Kim, quien habló fue el considerado como segundo del régimen, Choe Ryong-hae, vicepresidente del Partido de los Trabajadores, quien envió un mensaje claro al presidente estadounidense, Donald Trump. “Estamos completamente preparados para afrontar cualquier tipo de guerra con nuestras armas nucleares si EU ataca la península de Corea”, dijo.

“Responderemos a una guerra abierta con una guerra abierta y a una guerra nuclear con un ataque nuclear a nuestro estilo”, insistió Choe, luego de que Trump dijera hace unos días que EU resolverá “el problema” norcoreano y enviara un portaaviones a la península coreana. “Están creando una situación muy tensa que amenaza la paz y la seguridad no sólo de la región, también del mundo entero”, insistió. Un día antes, el Estado Mayor norcoreano difundió un comunicado señalando que “será el mayor de los errores de cálculo, si EU nos trata como a Irak y Libia, que viven destinos miserables como víctimas de agresión, y Siria, que no respondió de inmediato a pesar de haber sido atacada”, aludiendo al bombardeo ordenado por Trump en represalia por el ataque químico contra una población siria del que EU responsabiliza al régimen de Bashar al-Assad.

El desfile en el “Día del Sol” se celebró en medio de crecientes temores a nivel internacional a que Corea del Norte esté preparando una sexta prueba nuclear —que finalmente no se realizó ayer, como temían expertos—. Un informe de los analistas de 38 North, una web de referencia sobre el régimen de Pyongyang, asegura que la zona de pruebas nucleares Punggye-ri, en el norte del país, está “preparado y listo” para un ensayo.

También se habló de la posibilidad de un lanzamiento importante de misiles, como su primer vuelo de prueba de un misil capaz de llegar a territorio continental estadounidense. Se desconoce si el misil lanzado hoy era de ese tipo.

Pyongyang también ha expresado su descontento por las maniobras anuales de primavera que celebran los ejércitos estadounidense y surcoreano, y que considera un ensayo de invasión. Funcionarios de EU dijeron a The Associated Press que el gobierno de Trump se ha decidido por una política basada en aumentar la presión sobre Pyongyang con ayuda de China, el único aliado importante de Corea del Norte, en lugar de las opciones militares. Una fuente militar de EU, que solicitó anonimato, indicó que Washington no tiene previsto emplear la fuerza militar contra Norcorea por una prueba nuclear ni un lanzamiento de misil. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS